La fies-TETA y el final de nuestra lactancia

3 años, 6 meses y 12 días: este es el tiempo que ha mamado Laia. Cuando era un bebé, muy a menudo, después cada tres horas o cuatro, luego a épocas de nuevo muy a menudo, después cada vez más espaciado. Siempre para ir a dormir, también cuando se hacía daño o cuando tenía un disgusto, todo el día cuando se ponía enferma… Y se fue haciendo mayor. Y cada vez la necesitaba menos pero la amaba más. No os puedo decir cuánto tiempo hacía que mamaba poco… quizá desde el verano, no lo recuerdo. Ya sólo una vez (para ir a dormir, y algún día también para hacer la siesta) y a menudo sólo un pecho. Desde diciembre, la toma no solía durar más de dos minutos. Dejaba el pecho y me decía “¿me cantas?” o “¿me das un masaje?” … y se dormía.

Yo no tenía prisa, no tenía expectativas y no me había planteado lo del “hasta cuándo”. “Vamos haciendo”, siempre decía a quien me preguntaba, y fin del asunto. En Navidad, sin embargo, empecé a sentir la necesidad de parar. No como una sensación de “no puedo más, que se acabe ya”, sino como un deseo de pasar a otra etapa, quizás porque veía que ella, la mayoría de noches, sólo cogía el pezón, daba un par de chupadas y lo dejaba. Me lo dejé sentir unas semanas y le comenté que tenía ganas de acabar con la lactancia, que sentía que las dos estábamos a punto y que qué le parecía. Le dije que no tenía prisa, que lo podíamos ir haciendo poco a poco y que ya iríamos viendo. Me dijo “vale”.

Empezamos un día que le dije “antes de hacer teta, intentemos probar de dormir primero con masaje o canciones y si no puedes, mamas sin problema”. Protestó un momento diciendo “no, primero teta” y le recordé lo que habíamos hablado. “Vale”, dijo. Y lo probamos. Algunos días lo conseguíamos y otros no. Yo cuando veía que le era difícil dormirse y que añoraba el pecho, se lo daba sin ningún tipo de problema. Ya he dicho que no tenía prisa, podía esperar e irla acompañando en el proceso. Recuerdo aquellas tomas como muy especiales, quizás porque las dos sabíamos que en el fondo lo eran y mucho. Al cabo de unos días pilló la gripe y paré el proceso. Le daba el pecho cuando me lo pedía y le expliqué por qué. “Cuando vuelvas a estar bien ya volveremos a probar lo de dejarlo, ahora recupérate y mama tanto como necesites”. Y así fue. Al cabo de unos 9 días lo volvimos a intentar. Cada vez eran más los días que dormía sin pecho.

Durante esos días, recuerdo que mis pechos y mi cuerpo hicieron también su propio proceso. Cuando hablamos de destete creo que es erróneo focalizarlo sólo en el niño pequeño o bebé. La madre también pasa por un proceso muy importante. Su cuerpo tiene que empezar a dejar de fabricar leche y a veces no es fácil.

El cuerpo debe empezar a desacostumbrarse de dar el pecho, y no, a veces no es nada fácil. Yo sentía que tenía ganas de dejar la lactancia y que estaba preparada emocionalmente, pero la sorpresa fue ver que mi cuerpo, de alguna manera, lo añoraba, se resistía a dejarlo. Después de muchísimo tiempo, ¡volvía a sentir la subida de la leche! Y sentía como una sensación en los pechos muy intensa; me los notaba llenos y ávidos de que alguien se bebiera su leche. Era como si mi cuerpo fuera por un lado y mi sentir por otro. Me costó aceptar este desacuerdo y acompañarlo. Algún día me preocupé, pero duró poco. “Ya se regulará”, me decía todo el mundo. Y sí, se reguló.


Creo que Laia lo ha llevado muy bien, probablemente porque no ha sido nada drástico (todo ello ha durado unos 2 meses y medio) y porque veía que los pechos estaban disponibles pero que primero teníamos que ir dando pequeños pasos e intentar dormir de otra manera.
No ha pedido teta nunca durante el día (durante el proceso de destete) y de noche decía “primero lo probamos, pero si no puedo, ¿me darás?” y cada vez podía más. También empezó a hablar de hacerse mayor y de que los pechos tenían que hacer leche para su hermanito (ya os he dicho que siempre habla de él, aunque todavía ni siquiera lo buscamos!). Yo notaba que le hacía ilusión dejar de mamar y eso me dejaba muy tranquila.

¿Por qué lo hemos hecho así? Pues porque yo tenía clarísimo que después de los 3 años y medio de relación estrecha y preciosa que habíamos tenido con la lactancia materna, no quería terminarla de mala manera. Quería que fuera un proceso, como tantos otros que llegan con un hijo cuando se hace mayor, y quería que fuera fácil, amable y al mismo tiempo, divertido. Cuando le empecé a hablar de dejar el pecho, le dije que teníamos un reto y que cuando lo lográramos, tendríamos que celebrarlo. Le hablé de la fies-TETA y de qué escogiera algo que le hiciera ilusión de hacer conmigo, hacer juntas. La lactancia materna había sido nuestra y tenía ganas de celebrarlo también las dos, con cierta intimidad. “Quiero que hagamos un pastel de chocolate con lacasitos” y así fue. Hablábamos del pastel y de cómo lo haríamos… ha sido un pastel imaginado durante semanas y muy disfrutado y pensado. Compré los ingredientes la semana pasada porque ya hacía muchos días que ni mamaba ni pedía teta.


“Laia, creo que ya lo hemos conseguido”
. Ella ya lo había hecho y yo también: los pechos ya no hervían ni gritaban y todo estaba en orden, tranquilo y sereno. “¡Viva!”, gritó, y le dije que el sábado por la tarde haríamos el tan deseado pastel.
Tendríais que haber visto la ilusión que le hacía… Nos pusimos manos a la obra los tres, él también, y tiramos muchas fotos. Mientras lo hacíamos, hablamos de la teta y de lo contentas que estábamos de todo este tiempo compartido con la lactancia. Antes de poner el pastel en el horno, su padre se fue a trabajar y nos quedamos solas, disfrutando del aroma del que se iba impregnando toda la casa! Cuando ya estuvo hecho, la decoración y después, esperar a que se enfriara. Ella quería que viniera la abuela a probarlo y la invitamos. Vino, merendamos pastel y nos pusimos hasta las botas de chocolate negro. Celebramos y hicimos una canción! 🙂

Llegó él y volvimos a celebrar juntos y así, poco a poco, este sábado fue el día de la fies-TETA, el día en que nuestra lactancia fue celebrada y sobre todo, agradecida. Fui feliz y ella también. Al día siguiente, yo me desnudaba para entrar en la ducha y ella vino y me dio un beso en cada pecho, y sentí que era su último adiós, que pasaba página, que era su manera de agradecer y de decirles adiós.

No ha sido nada triste, ni difícil, ni complicado, sino todo lo contrario. Fácil, alegre, tranquilo, sereno… quizás porque era nuestro momento. No siento nada de pena, ni de melancolía, ni tristeza. Siento un profundo agradecimiento a la vida, a mis pechos, a la Naturaleza, a mi sexo, a mi cuerpo… y a Laia por este regalo que me han dado durante estos 3 años, 6 meses y 12 días.

Desde aquí también mi agradecimiento a todas las personas que han respetado esta relación sólo nuestra. A todos los que nos han apoyado, a los que no nos han juzgado y también a los que sí lo han hecho. Porque los juicios también me han hecho aprender a confiar en mi instinto, a ser más fuerte y a entender que en el fondo, estos juicios, no importan.

A las madres que amamantáis, un mensaje: cualquiera que sea el tiempo que deis el pecho, os animo a celebrarlo cuando llegue el final. Tanto si son 6 meses como si son 4 años. Ahora, en este momento de crisis global que vivimos donde parece que no haya nada que celebrar, es cuando debemos tener más motivos para hacerlo, y los motivos están, si miramos claro. Celebrad cada toma, cada mirada de reojo, cada sueñecito dulce mientras se da el pecho, cada beso, cada instalación más profunda de vínculo. Celebrad que tenéis pechos, que tenéis leche, que tenéis hijos. Celebrad que estáis vivos y que podéis disfrutarlo. Celebrad lo que sea, pero celebrad. Haced fies-TETAS, a vuestra manera, con vuestras cosas, con vuestra gente. Y poned puntos y finales a la lactancia que sean bonitos de recordar, que sean difíciles de olvidar.

Será un buen regalo y un buen legado para vuestros hijos. Y los hijos de vuestros hijos. ¡Feliz lactancia y feliz final de lactancia!

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Comments · 81

  1. Moltes gracies per compartir-ho amb nosaltres. Em fas obrir els ulls, veure les coses d’una manera totalment diferent que no se m’hauria acudit mai. En comptes de viure-ho com un moment trist, viure-ho com una celebració, genial. I té molt de sentit. Ara si ho penso em fa posa trista, pero és perque encara no ha arribat el nostre moment, pero arribara un dia en que les dues estarem llestes per deixar-ho i llavors ho farem amb serenitat i podrem celebrar haver compartit aquesta complicitat.
    Molt maca la cancó també 🙂
    Moltes gracies, de tot cor.

    1. Hola, Núria!
      Que feliç em fa que tanta gent avui em digui que els he donat una bona idea, i que han canviat la mirada! Això és bo,… vol dir que hi haurà més fes-TETES! i que hi haurà més nens orgullosos del camí viscut i més mares felices del camí compartit amb la lactància materna. I tant és si són quinze mesos o divuit, o set… L’important és gaudir-lo, sigui el camí que sigui… Segur que ho podreu fer, ja ho veuràs. I és normal que ara això no ressoni amb tu, perquè no és el vostre moment i et fa posar trista… Quan ho sigui ho sabràs i podreu des-lletar-vos feliçment!
      Una abraçada

  2. Gràcies per compartir amb nosaltres la teva bonica experiència. M’has emocionat molt. Estic molt contenta per tu per tot el que has viscut amb la lactància desde que va nèixer la Laia fins ara, que heu fet la fest-Teta. Segur que guardaràs un record molt bonic de tot plegat. La cançó és molt maca també 🙂
    abraçades

    1. Hola, Raquel!
      Sí, un record que segur que no oblidarem cap de les dues…! Gràcies per tot el que em dius. I la cançó mira, ens va sortir amb un moment, un pim-pam… i la Laia flipava de com anàvem fent les estrofes! Estava més contenta de ser la protagonista d’una cançó….! jejejeje… No sabia si penjar-la perquè em fa vergonya, la veritat, però què carai! A celebrar!!!! 🙂
      Petons

    1. Hola, Inski!
      Que bé que també pensis en la vostra fes-TETA! Saps què és el millor? Que cadascú es farà les seves fes-TETES a mida; uns potser aniran al Tibidabo a celebrar-ho, d’altres també faran un pastís, d’altres aniran a banyar-se a la platja… la qüestió fer una cosa plegats i que simbolitzi aquesta celebració, aquest canvi d’etapa en el creixement… La Laia va escollir fer un pastís de xocolata negra (que li agrada no molt, sinó moltíssim!) i va ser molt bonic. Però cadascú ha de trobar la seva manera! Cada mare i cada nen… Molta sort. Una abraçada

  3. Precioso.Me he emocionado.Como siempre,escribes con un sentimiento que traspasa la pantalla.Me encanta leerte y aunque creo q nunca he escrito,hoy me decido. Porque llevo casi 2 años amamantando y me veo un poco reflejada en todo lo que cuentas( a excepcion dl destete que aun no ha llegado). Espero que cuando mi bebe y yo ( tiene 22 meses pero siempre sera mi bebe!!) decidamos dejarlo,sea tan bonito y especial como en tu caso. Enhorabuena por esa hija que tienes y ole por hacerlo todo tal y como lo haces.Muchos besos

    1. Hola, Maminueva i bienvenida.
      No sabes cuánto me gusta que os atreváis a escribir, que deis el primer paso y os comuniquéis conmigo! Gracias por hacerlo. Seguro que cuando llegue el momento, lo sabrás y podréis hacerlo de la mejor manera para los dos. Gracias por tus palabras y felicidades por tanto tiempo de lactancia compartida!
      Besos

  4. M’ha agradat molt!
    Tinc una nena de 3 anys i dos mesos i un petit de 5 setmanes. Estem fent lactància en tàndem. La gran mamava poc, però al néixer el seu germà, s’ha enganxat molt més!
    Sóc amiga del teu germà Manel i avui m’ha parlat del teu escrit al blog sobre la fes-teta. És molt emotiu!

  5. Hola Míriam, m’he emocionat molt, i fins i tot mentre et llegia he sentit com la llet em pujava! El nostre deslletament encara està lluny, però m’ha encantat llegir sobre el vostre. Fa poc hem passat pel deslletament nocturn i em va inspirar molt el teu post sobre “Les tetes dormen”. Va ser un deslletament molt viscut i sentit i que es va consolidar en molt pocs dies. Gràcies per compartir la teva experiència! Que en gaudiu molt d’aquesta nova etapa!!!! Petons!!!!

    1. Hola, Olga!
      Que bo això de la puja de la llet… Et va arribar tant el text que en sentir parlar de des-lletament, com que no és el teu moment, la llet va fer acte de presència com dient “no, encara nooooo!” jajajaja… Celebro que t’anés bé el post de “Les tetes dormen”. D’aquesta nova etapa ja n’estem gaudint. Ha estat tan a poc a poc el canvi, que gairebé em costa veure en quin moment tot ha anat sent diferent…
      Una abraçada

  6. Hola,
    Et llegeixo sovint, però mai no havia deixat cap comentari. Avui després de llegir aquest article, m’he decidit a fer-ho. Tinc una nena de 18 mesos i també li dono el pit. Moltes vegades penso com serà el final d’aquest període de lactància: quan? Com?… A vegades fins i tot m’angoixa el tema… No ho tinc clar. L´’única cosa que tinc clara és que durant aquests mesos he establert una relació única amb la meva filla i pensar en això fa que la resta no tingui cap importància

    1. Hola, Marga!
      Celebro que hagis fet el pas d’escriure en aquest blog! M’agrada molt saber de vosaltres, les vostres històries! No hi pensis en això, ni te n’angoixis. Viu el moment, el present, la vostra lactància tal i com és ara… i quan sigui el moment de fer un nou pas, el sentiràs i també serà fàcil i senzill. Enhorabona per aquesta lactància plaent i que arribi quan arribi, sigui un final plàcid.
      Petons

  7. Se me han saltado las lágrimas al leerte hoy. Mi hermana mayor acaba.de destetar a su hija de dos años y medio y hemos hablado mucho sobre el destete. Me encanta leerte. Amamantar a mi hija está siendo una experiecia casi mística, como dice Laura Gutman, “atragantarnos de naturaleza”. Siento mucho agradecimiento yo también a mis pechos y a la capacidad que tenemos de nutrir a nuestros hijos e hijas. Un abrazo enorme

  8. Quin fart de plorar llegint-te. Felicitats per haver acabat la lactància tan bé!! Jo li he donat 16 mesos i 16 dies i ho vaig deixar a contracor. Hauria d’haver fet com tu una festeta i celebrar-ho perquè era de les coses més estimades pels dos. Ho ha entès, és petit però ho sap, em demana, li dic que ja no i ho enten, però no per això em sap menys greu… tot passa, espero!

  9. Fa poc que conec el teu blog i m’encanta. Vaig destetar fa 5 mesos per iniciativa propia al meu fill, llavors de 2 anys i va ser una transició dura però acompanyant-lo en el que necessitava.. ho vaig celebrar passant 24 hores en un spa amb una amiga que marxava a treballar a Suissa per un temps despres de 2 anys d’estar amb el seu fill. com era vacances li vaig poder donar tot el temps i braços que necessitava durant molts dies, feia 4 mesos que anavem fent intentones (és… com deixar de fumar!) Encara ara algun dia em demana teta com a consol per uns segons i minuts i ho fem. La gran de 6 també ho feia el passat any quan necessitava carinyo i feiem tàndem, ella va prendre 2,5 anys… som mamífers i segurament els 3-4 és la seva edat de destete, potser no totes les dones estem preparades per fer-ho, pero gracies a testimonis com tu es més fàcil. Gràcies per les teves paraules… ajuden, jo també parlo de la meva experiència com a mare al meu blog més amb la relació amb el treball, com et vaig comentar, gràcies pels anims, per cert !! una abraçada, Judith

  10. Míriam m’encanta el teu blog. Feia temps que no hi entrava i he quedat enganxada! M’hi sento molt identificada. M’ha agradat molt com explicaves la fes-TETA amb la teva fill. Sempre tinc un “negit” al pensar com serà en el nostre cas. Ho disfrutem tant! Penso que el dia que s’acabi ho trobaré molt a faltar, però suposo que també ho penso perquè ara no és el moment. En Roger te 1 any i 9 mesos i com dius en el post “anem fent”. M’ha agradat iImaginar-me el nostre deslletament com una festa, el dia que estiguem preparats. Una abraçada!
    PD. Tens algun altre llibre en ment? Un llibre que parli de lactancia “prolongada” (Encara que no m’agradi aquest nom) estaria molt bé! Tots els que conec estan més enfocats al inici de la lactancia, als primers mesos…. un llibre amb el teu enfoc seria molt interessant! 😉

  11. Quin post tan preciós, fa unes setmanes que vaig descobrir el teu blog, ara mateix estic embarassada del nostre primer baby i destige de tot cor poder donar-li el pit fins que vullguem els/les dos, ojala puga viure aquesta experiència tan preciosa!
    Et felicite per tots els teus escrits, enhorabona per el blog!

  12. Hola Miriam akest diumenja passat vem anar a una xerrada k vas fer i mira he anat mirant el teu face.. k no havia mirat mai i akest post m’ha cridat l’atencio m’ha agradat molt m’he fikat ben plorona pero m’ha enkantat… es molt bonik i la meva filla ara te 9 messos i no tink pas intencio de deixar de donar el pit enkare pero si k molts cops penso k hauria de poder dormir-la sense pit i es kom si hem dones les culpabilitzes de no poder-ho fer i alguna coseta k has dit m’ha fa pensar k el k he de fer es disfrutar-ho… i si la nena nomes s’adorm amb el pit pos a disfrutar-ho. Intentare pensar amb aixo k has dit. Merci petons!

  13. Que lindo post , gracias !!! En este momento de nuestras vidas y despues de dos años y un mes de lactancia ( y los juicios de todo el mundo encima) tu historia me da cierta sensación de apoyo y seguridad sobre el deseo de seguir lactando y compartiendo con mi bebe ese momento tan intimo y tan nuestro !!! Gracias

  14. Esto está muy bello, ahora mismo estoy lactanto a mi niño de 26 meses, y todavía no nos planteamos el destete, pero debo decir que a mi hijo mayor los destete a los 2 años pasados y todavía lo recuerdo con un inmenso dolor! Recordar su carita de ansiedad por querer más y yo decir simplemente que no había! Cuanta ignorancia en ese entonces! Si pudiera devolver el tiempo….. Gracias Miriam, estas son cosas que aportan a tantas mamas que no saben qué hacer con sus procesos!!!

  15. Ohhh quina emoció, no he pogut para de plorar. Molt i molt macó Miriam, i una molt bona idea la Fies-Teta jajaja. Arnau i jo portem 19 mesos i queda encara lluny, ni ell ni jo estem preprarats, pero ja arribara el moment i sense cap problema. Ara disfrutem molt i som molt feliços compartin aquest i molts moments mes.
    Una súper abraçada Miriam i moltes gracies per compartir amb nosaltres els teje moments.

  16. Tu post me ha emocionado muchísimo. Nosotras estamos apunto de cumplir los 2 años de lactancia. Estamos en un momento difícil pero aun no estamos preparadas para dejarlo. No he podido evitar las lagrimas al leerte pero me alegra ver que el final también puede ser tan maravilloso como lo es el proceso. Gracias por compartir tu experiencia y enhorabuena por esa preciosa lactancia. Un abrazo

  17. Felicidades Mirian desde Ecuador:
    Me he impactado con tus palabras, se me han escapado lagrimas de felicidad, hace algunos años atras la cultura de nuestro pais le daba mucha importacia a la lactancia, pero desde que llego la globalizacion las mujeres hemos dejado de hacerlo, el destete para mis dos hijos no fue feliz y desearia haber tenido una fiesteta con ellos, mas nos queda transmitir a nuestras genetaciones lo que se perdio, lo que tu quieres revivir. Gracias Mirian

  18. Amb el gran després d’una cesària (innecessària) i super induïda vaig lluitar moltíssim per la pujada de la llet que no va arribar mai. Y com a conseqüència una super depressió postpart que ningú va veure (me la vaig detectar jo i casi sola la vaig haver de superar). Però amb la nena va ser una mica diferent. Va neixer a terme i va pujar la llet però poca pel que ella necessitava. Lo bó es que ella tot i saber que sortia poca llet volia enganxarse a la teta.
    Va ser molt maco cada moment.

  19. Hola, leo desde México este blog que me encanta y me da consejos afines a mi forma de sentir. Soy una feliz amamantadora de mi hija de año y medio, y va pa largo, porque me siento, como tu dices, agradecida con la vida de vivir una experiencia tan dulce. Ya nos tocará en algún momento hacer también una fiesta de TETA.

  20. Se me hace un nudo en la garganta de leerte, mi nena está por cumplir los 7 meses y aunque al principio fue difícil, ahora disfrutamos la lactancia como nunca, amo este vínculo, el modo en que la lactancia crea este lazo tan especial y único entre nosotras es indescriptible, por eso, al menos por el momento ni siquiera puedo imaginarme en dejarla, pero espero q cuando llegue el momento, sea una verdadera fies-teta y no un momento triste ni melancólico.
    Muchas gracias x compartirlo.

  21. Se me saltan las lágrimas solas al leerte. Mi niño mama con dos años y medio. Hace poco tuvo una úlcera en la lengua y no podía hacerlo. Yo pensé que ya lo dejaría. A el lo veía tranquilo, le bastaba con acurrucarse encima de su tetita, pero yo…. Pasé unos días muy malos psicológicamente. Ahora ha vuelto a pedirla y seguimos con la lactancia, hasta que el lo decida y hagamos una fiesta. Gracias por escribir tan bonito

  22. Querida Mirian
    Me hubiese gustado tanto tener esta informacion hace 6 años para haberla aplicado con mi hijo mayor, al cual destete a días de cumplir el año… Porque todos inclusos médicos dijeron que al año ya la leche no alimenta y yo crei….fue un destete triste. El sufrio….no le gustaba la manadera y por una semana buscaba y lloraba por su teta…yo no reaccione….no entendia nada de lo que entiendo ahora…hoy tiene casi 7 años tenemos una bella relacion porque con el tiempo he abrazado todo lo que he aprendido de crianza respetuosa….
    Muchas veces lo veo comiendose los juguetes y siento es producto del destete temprano.
    Hay alguna forma de reparar el daño por el destete temprano???
    Sigo todos tus post y videos he aprendido mucho gracias!!!

  23. Que hermosa manera de despedir su lactancia, yo estoy en ese proceso y para ser sincera ya me siento cansada aunque siento un poco de nostalgia pero muy feliz pues jamas imagine que pudiera lactar por tanto tiempo 2 anos 8 meses, ha sido increible esta amorosa aventura con mi hija, me encanta la idea de la Fies-TETA y sin duda la haremos en su debido momento.

  24. Miriam, per fi trobo el moment per llegir el teu article del deslletament de la teva filla. Me l’havien recomanat algunes mamis perque tot just estic en aquest procés amb la meva filla gran de 4 anys i mig. Portava 16 mesos fent tandem, fins que va arribar un moment que alguna cosa dins meu em deia que ja havia arribat l’hora de destetar la meva filla gran. Em va costar a nivell emocional, encara ara, però ha estat més fàcil del que em pensava i això em fa sentir feliç i contenta. Ho volia fer des del màxim amor i respecte i crec que ho he fet prou bé. Aviat farem la fes-teta, idea super genial! Gràcies per deixar-nos llegir-te i els teus consells i recomanacions. M’he emocionat llegint el teu post….

  25. M’ha encantat l’article i m’he emocionat moltíssim no sé perquè…la meva peque farà ara 16 mesos i continuem amb la teta encara que tenim la típica pressió per part de família i amics amb el típic ja és molt gran… Sí que hi ha moments en què es cansat i arriba a agobiar una mica perquè quan estic a casa a vegades és vol enganxar cada 10 minuts però llavors em donc conta que ho fa per realment el contacte i la màgia del moment i al veure-la tant feliç s’em fa passar tot. Seguirem fins que les dues estiguem preparades i ho celebrarem també amb una fes-teta , la idea m ha semblat tant maca i íntims per tancar un cicle que se’ns dubte ho faré. gràcies per les teves paraules.

  26. Que bonito y emocionante. yo estoy con mi segunda lactancia, llevo solo 4 meses, y cada toma para mi la disfruto un montón por ese vínculo que se crea. Con mi hija estuve 10 meses, y no hice fiesteta, pero con Carlitos, no tengas duda que sea cuando sea, lo celebraré ya que seguramente sea ya la última vez que de pecho, que me planto 😉

  27. Gracias Miriam,
    Me río y lloro contigo a partes iguales!
    Después de 29 meses y medio, se me mueve algo dentro y quiero empezar el proceso de destete. Me identifico con lo que dices que maman 3 minutos y luego le dan besos, lametones y hablan contigo con la teta en la boca…Creo que también es momento para ella. Se lo voy a preguntar, después de leerte quiero que sea cosa de dos y hacer una Fies-TETA!
    un abrazo y gracias a tí por darte a nostras 😉

Deja un comentario

*