Control de esfínteres y escolarización

Cada vez que hablo de control de esfínteres como un proceso madurativo que cada niño adquirirá a su debido tiempo, no tardo en recibir la consulta desesperada de alguna madre o padre diciendo: “si yo eso lo entiendo y comparto pero, ¿qué hago si en el cole en septiembre no me lo quieren con pañal?”

Porque eso es lo que pasa muchas veces. En la reunión durante la jornada de puertas abiertas de muchos coles se deja clarísimo: “aquí todos los niños en P3 tienen que venir sin pañal”.

Como si fuera tan fácil. Como si fuera como decir que en ese cole, en P3, no pueden llevar zapatillas atadas con cordones, que no se las pones y listo. Eso es bastante distinto!

Hay como una norma que dice que en P1 y P2 se entiende que el niño vaya con pañal pero que en P3 eso ya no puede ser y es responsabilidad de los padres quitárselo. Una norma que no sé quién se inventó pero que pasa de un cole a otro como si fuera una verdad absoluta e irrefutable.

El control de esfínteres es un proceso madurativo que puede producirse hacia los 2 años o incluso antes en algunos (pocos) niños, o a los 4 y no quiere decir ni que el niño sea más o menos inteligente ni que sus padres lo hayan hecho mejor o peor. Justo esto es lo que intenté explicar en el video sobre este tema:

Lo sabemos: el sistema educativo de muchos países deja mucho que desear y eso lo podemos ver, para empezar, con las ratios. Hay demasiados niños por clase con sólo un adulto. 

Vayamos a lo práctico:

En muchos colegios que se dice que no se permite que vayan en pañal porque en el aula no hay cambiador (los hay de muy baratos, e incluso podemos cambiarles encima de una colchoneta… vamos, que fácil es), que mientras cambian al niño no pueden ocuparse de los demás niños, que los maestros no pueden llegar a todo, y que ya no les “toca”, que eso toca a los educadores de las escuelas infantiles…

Pero supongamos que llevo a mi hijo Pedro a P3 sin controlar, en absoluto, esfínteres porque quizás incluso tiene 2 años todavía y no cumple los 3 hasta diciembre, y se va meando y cagando encima. ¿Habrá que cambiarlo también, no? ¿No será mucho más engorroso, requerirá más tiempo y por lo tanto, menos atención a los demás? ¿No es más práctico que vaya con pañal hasta que pueda controlar así si tardo un poco más en cambiar el pañal de pis, al menos no va mojado, ni es incómodo para él, etc?

Y esto no es tema de los maestros ni maestras de P3, es algo mucho más estructural. Mi intención, sacando este tema no es mostrar que hay normas que son incongruentes y que atentan al respeto de las personas, en este caso, de los niños.

Lo que quiero es decir bien alto que la sociedad no está por la labor de poner el foco en los niños que un día, por cierto, serán los adultos de mañana.

La sociedad no está por sus necesidades y procesos madurativos y quiere hacerlos todos de la misma forma y condición y esto, por suerte, es imposible. 

Las cerezas de un árbol no maduran al mismo ritmo, incluso las cerezas de la misma rama maduran a momentos distintos: unas tardarán más y otras menos, pero todas madurarán sin necesidad de hacerles nada.

En la naturaleza eso mismo pasa con todo. ¿Qué nos hace pensar que los niños tienen que madurar todos en el mismo instante y de la misma forma? ¿Qué nos hace pensar que hay un modo de conseguir que nuestros hijos maduren antes? ¿Y qué nos hace pensar que esto, forzarles, empujarles, no tendrá consecuencias a corto, medio y largo plazo?

Necesitamos que todos, pero más especialmente los que cuidan de nuestros hijos durante bastantes horas al día, entiendan que es necesario respetar el ritmo de cada uno. 

Y es que además, se puede.

Se puede porque en muchos colegios se hace y no es ningún trauma. No, el aula no va a trancas y a barrancas por el hecho de que 3 o 4 niños lleven pañal. 

Estos niños, a medida que vayan creciendo y madurando, irán haciendo exactamente lo que hacen sus amiguitos, les imitarán y oh, sorpresa, un día irán igual que ellos, sin pañal.

Es necesario que los colegios pongan el foco en el respeto además de los temas académicos y de aprendizaje y permitan un acompañamiento empático y respetuoso en los procesos madurativos de los niños. 

Lo contrario es perjudicial.

Forzarles a ir sin pañal cuando no saben ni qué les pasa allí abajo, cuando se les escapa sin querer, cuando se ensucian sin querer, cuando no pueden hacer lo que hacen los demás porque no están listos… es perjudicial.

Para ellos sin duda, pero en realidad, también para toda el aula porque si un niño no está bien, se siente inseguro o humillado, estará mal y repercutirá en todos también.

Es como en una familia, que cuando uno está mal, todos lo notan. Pues igual. Hay un sistema dentro del aula que tenemos que procurar que sea lo máximo de armonioso posible.

Sé que no tiene que ser nada fácil. Lidiar con 25 o 30 niños de 3 años en un aula es un trabajo tremendo y sin duda, mal pagado. Pero no es culpa de los niños tal y como está montado el sistema. Las ratios, los recursos… no deberían de pagarlo ellos.

Deberíamos de esforzarnos todos para cambiar algo. Para concienciar. ¿Cómo?

Si tu cole es uno de los que no permite que se entre en P3 con pañal…

  • Habla con la dirección. No hay ninguna norma que diga que está prohibido. No pueden prohibir algo así.
  • Plántate. No seréis ni los primeros que lo han hecho ni los segundos tampoco. Llévale con pañal si no controla esfínteres, lo otro es una falta de respeto. Conozco padres que se han plantado y ¿sabes qué ha pasado? Nada. Al cabo de unas semanas o algún mes el niño ha empezado a controlar y pañal fuera. Sin agobios.

Si tu cole es de los que no sólo no le permiten ir sin pañal sino que si lo llevas con él te llaman al trabajo para que vayas a cambiarle…

  • Cambia de cole, sin duda. No os merecéis ese trato.

Siempre creo que hablando podemos entendernos todos. Hablad, hablad mucho con quien toque. En las reuniones dejad clara vuestra postura. No sólo para el bien de vuestro hijo sino para el bien de todos los niños que pasarán por esa escuela.

Hay maestras/os geniales que no sólo acompañan de una forma exquisita a los niños sino que además, cuando ven que quizás le han quitado el pañal pero el niño todavía no controla esfínteres, aconsejan a los padres que se lo vuelvan a poner, les tranquilizan y les ayudan.

Puede parecer un tema trivial pero no lo es. Y ya va siendo hora que cambien algunas cosas que llevan haciéndose de tal forma durante décadas pero que ya nadie se plantea si podemos mejorarlo. “Siempre se ha hecho así y no nos ha ido tan mal”, dirán algunos, y yo pregunto “¿Seguro?”

Y no, no es vagancia de los padres que un niño vaya todavía con pañal: son los primeros interesados en que vaya sin él (por muchos motivos, empezando el económico). Tampoco es sobre-protección.

Es respetar los procesos madurativos de nuestro hijo porque aunque pequeña, sí, también es una persona y merece todo nuestro respeto. De sus padres, de la escuela y de toda la sociedad en general.

No viví una experiencia así: mis hijas han controlado esfínteres relativamente pronto, pero he atendido familias que han sufrido mucho con esto y recibo cada dos por tres mails de padres muy preocupados porque en el cole les han dicho que es imposible ir con pañal.

No hagamos difícil lo que es fácil. 

Vayamos todos a la una en favor de los niños. Vayamos de la mano y acompañémosles como merecen. Y si hay que cambiar el sistema: cambiémoslo. Reclamemos que se cambie, luchemos por ellos.

Y por último, a todos los que en septiembre vuestro hijo empieza P3 en un cole donde no se permite llevar pañal os diría de entrada que falta mucho para septiembre. Que viváis el presente y os relajéis. Y si en septiembre todavía no controla esfínteres, ya hablaréis con el colegio y buscaréis una solución. Pero por ahora, keep calm y acompañad sin agobios a vuestros hijos.

 


Si quieres más sobre este tema, si tienes dudas, si tu hijo retiene muchísimo o si controla el pis pero no la caca, si el tema te preocupa, si ves que os estáis angustiando todos… puedes apuntarte al curso online sobre Operación Pañal que empieza dentro de un mes. Tienes toda la info AQUÍ


30 CONSEJOS PARA UNA CRIANZA FELIZ

Consíguelos ahora ¡GRATIS!

Lo que me ha servido y me sirve cada día para criar a mis hijas

  • Recursos, consejos y herramientas
ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Comments · 6

  1. Bueno, entiendo que hay niños que no pueden controlar el esfínter a esa edad y que hay que respetar su ritmo, pero creo que no es verdad que en todos los casos sea así. Hay padres que es por vagancia o por comodidad, porque es mucho más cómodo cambiar un pañal que sobrellevar los escapes continuos de los primeros días o semanas y los esporádicos posteriores. Conozco madres que pretenden quitar el pañal y luego lo ponen a su conveniencia cuando no les apetece llevarle al baño, por ejemplo en un cumpleaños (como si fuera tal difícil) o en el coche. Mucho más cómodo el pañal en esos casos, claro, pero vuelves loco al niño. Y luego se quejan de que no terminan de quitarlo y de que se hace pis constantemente. Y todo por no hacer ni caso a lo que le han dicho los maestros. También te visto niños pedir pis y a la madre decirle, háztelo encima que llevas pañal porque están de charlará con la amiga y no les apetece salir corriendo 10 m al baño de al lado de donde estábamos… así que supongo que o los coles ponen esas normas, aunque luego se las salten con los niños que lo requieran, o en septiembre iría media clase con pañales…

    1. Haberlos haylos también, seguramente. Pero estoy segura que no son la mayoría. Pero claro, no tenemos estadísticas de vagancia, con lo cual, es imposible saberlo. A mi me importa que los niños que no están listos, sean respetados. Y que no se pongan normas generalizadoras que puedan hacer sufrir a algunos niños. Y no es tan difícil porque en muchos coles (vivo en Catalunya) se hace y no pasa nada. Pero es mi opinión, como todo lo que hay en este blog. Un saludo!

Deja un comentario

*