Hermanos y el momento de acostarles: ¿mejor juntos o separados?

Una de las cosas que remarco mucho en las charlas que doy sobre hermanos y cómo ayudar a que construyan una buena relación es que les dediquemos tiempo en exclusiva.

Para mi esto es importantísimo y no me refiero a que tengamos que llevarnos a uno de nuestros hijos al parque de atracciones todo el día, sino que les dediquemos tiempo en exclusiva cada día en las “pequeñas cosas”. Un día, si queréis, hablaré más extensamente sobre esto.

Pero si hay algún momento del día en que considero VITAL darles exclusividad es a la hora de acostarles. Ese momento en que les contamos un cuento, o les damos masajes, o charlamos un rato sobre cómo ha ido el día, o lo que sea que hagamos en nuestra rutina del momento de ir a dormir.

Continue reading

Niños altamente sensibles: mi experiencia y algunos consejos

He tenido la suerte de tener una hija altamente sensible. Es una bendición, sin duda, pero también hemos transitado pasajes duros en este camino de conocerla, entender qué le pasaba y necesitaba y sobre todo, cómo ayudarla sin cargarnos eso tan increíble que es su enorme sensibilidad.

No ha sido fácil pero sí apasionante y enriquecedor para todos. Pero empecemos por el principio.

Cada niño es único, lo digo muy a menudo porque no lo tenemos tan integrado como parece. Creemos, de alguna forma, que más o menos son todos iguales y que tanto monta, monta tanto. Y no.

Continue reading