La relación adultos-niños: chinchar (molestar) NO es jugar

Seguro que has vivido alguna situación parecida en que un adulto en vez de jugar, lo que hace es chinchar: vas por la calle con tu hijo de 2 años y medio que lleva un juguete en la mano. Os encontráis a alguien que, para comunicarse con él utiliza alguna frase tipo “¿me lo das? ay que te lo quito”, sobre todo si el niño siente vergüenza y no quiere saludarle.

Seguramente al adulto le gustaría recibir un “hola, encantado de conocerte” pero lo siento, el niño tiene 2 años y medio y no lo va a decir. Y entonces lo que hacen es chinchar, molestar, meterse con él.

Es muy habitual que a muchos adultos les cueste aceptar que un niño no quiera hablarles o darles un beso, por ejemplo. El hecho de que no les conozcan de nada digamos que no lo tienen en cuenta cuando se trata de niños.

Como si hubiera una creencia colectiva de que los niños tienen que ser sociables y extrovertidos sí o sí.

Continue reading

Los niños y el mal humor: 10 consejos para llevarlo mejor

En el título he escrito la palabra también para hacer obvio que muchos adultos, a veces, estamos de mal humor. Ponerlo de manifiesto a pesar de que mucha gente lo está y no se da cuenta de ello, creo que es importante.

A menudo nos quejamos de los hijos sin darnos cuenta que los adultos hacemos muchísimo más lo que nos molesta de ellos.

Sigamos. Los niños a veces también están de mal humor y sí, es agotador a ratos. Hace unas semanas hemos vivido unos días así. Les llamamos los días del ceño fruncido. Esos días, se puede ya levantar así, con el ceño fruncido como si ya estuviera enfadada. Normalmente esos días sólo despertarse, llora.

Continue reading

Si no te portas bien, los Reyes no te van a traer nada

Resulta tentador: tener una frase que sabes sí o sí, que va a causar su efecto de la forma más rápida. Saber que cuando tu hijo hace algo que no te gusta o que no debe hacer, con sólo decir esta frase mágica dejará de hacerlo.

¿Cuándo empezó a hacerse eso? ¿Cuántas generaciones han escuchado estas frases: si no te portas bien, no te traerán nada, los Reyes lo ven todo, dime, has sido bueno? ¿Cuántas personas las han dicho con la mejor de las intenciones sin ni siquiera dudar de si eran frases adecuadas o no?

Continue reading

Esos días en que no hay distancia

Hay días en que no hay distancia, que te sientes incapaz de ponerla entre lo que dice o hace tu hijo y tú.

Por lo que sea: quizás por cansancio, quizás porque estás “down”, quizás por una mala temporada en el trabajo, o con la pareja… Por lo que sea.

Llega eso que hace tu hijo ESE día justamente, no podía ser otro. Y se enfada como nunca y te pega, o te muerde de repente, o te llama “tonta”, o grita que no quiere vivir más contigo, o, si estáis separados, te chilla que quiere irse con papá.

Continue reading

El estrés por las mañanas: 15 consejos para gestionarlo

En las últimas charlas que he dado algunas madres y padres aseguran que el peor momento del día, más que el momento de acostarles, es por la mañana y por culpa del estrés.

Ahora te voy a contar, en mi opinión, qué pasa, por qué, y cómo gestionarlo.


Nos levantamos con sueño. Sí, por mucho que nos acostemos un poco más temprano, tener hijos pequeños implica, muy a menudo, tener un sueño que parece que nunca se acaba y sí, nos levantamos cansados.

Continue reading