Creencias

#Antesdesermadre

5.12.2011

#Antesdesermadre yo era otra. Me llamaba Miriam igual y físicamente no era muy diferente a como soy ahora, pero a la vez, ya no tengo nada que ver. Porque antes de ser madre yo lo veía todo o blanco o negro, enseguida sabía que tenía que pensar, pocas veces dudaba y tenía una seguridad fruto, a veces, de la inmadurez. Ahora que soy madre ya no es todo o blanco o negro, sino que he descubierto nuevos colores y cada uno tiene su propio matiz. Me siento segura en términos generales pero dudo muchísimas veces, porque el prisma con que miro la realidad y la vivo es mucho más rico, tiene muchas más vertientes y profundiza mucho más en cada cosa.

#Antesdesermadre amaba, es cierto, pero no sabía qué quería decir realmente la palabra amar. Ahora sé lo que es hacerlo de la manera más incondicional, más profunda, más esencial y real, tan desde el alma, que cuando aquella criatura a quien amo no está bien, el diafragma se me contrae y no vuelve a relajarse hasta que la veo reír y feliz.

#Antesdesermadre tenía más tiempo para mí, es cierto. Para mis cosas y también para mirarme más el ombligo. Ahora, el ombligo, no sé ni dónde lo tengo, casi, porque todo ha tomado otra dimensión, me han cambiado las prioridades y el orden de las “cosas a hacer”.

#Antesdesermadre creía que ser madre era muy fácil y que sólo hacía falta una cierta conciencia y sentido común para hacer camino en esta nueva aventura. Ahora, que ya soy madre, no lo veo todo tan fácil, ni siquiera teniendo conciencia y sentido común, y siento que todas las madres lo hacemos tan bien como podemos y sabemos. Siento que no somos tan distintas las unas de las otras porque hay algo más grande, más importante y unificador que es el amor que nos une a nuestros hijos, igual de fuerte, igual de doloroso cuando las cosas se tuercen.

#Antesdesermadre no sabía que era tan necesario que las madres se ayudaran, y se vieran, e hicieran tribu juntas. Ahora no es sólo que sepa que es necesario a nivel mental, sino que yo misma lo necesito como el aire que respiro; rodearme de madres, compartir, escuchar y decir, ver y observar cómo lo hacen ellas, aprender en cada encuentro, amarlas a ellas y a sus hijos.

#Antesdesermadre tenía los conocimientos que me decían cuáles eran las necesidades del bebé y qué pasaba cuando la madre se suelta a lo que siente dándole cariño y contacto, amor y fusión emocional a todas horas. Ahora lo he experimentado y eso me ha convertido, casi, en otra. Porque he dado y recibido tanto amor, que inevitablemente algo dentro de mí ha cambiado. A veces incluso pienso que las mismas células, una tras otra, deben de haber cambiado un poco con todo lo que he recibido y aprendido desde que Laia me da todo lo que me da cada día, y desde que yo me entrego a ella como lo hago desde que me supe embarazada. De hecho, no es más que el AMOR que hace cambiar las cosas, que hace cambiar viejas y antiguas estructuras…

#Antesdesermadre no era ni mucho menos tan feliz como soy ahora. A pesar de haber dormido poco durante un tiempo, aunque a veces vaya a tientas sin saber si lo que hacemos o decidimos es la opción más acertada, a pesar de los miedos y las dudas, soy infinitamente más feliz que antes de ser madre. Y no sólo con Laia sino también con cada persona que tengo alrededor, porque en el vínculo con ella hay tanto amor que es inevitable que el resto de vínculos se nutran y sí, también soy más feliz con mi compañero, con mi madre, con mi padre, con mis hermanos, con mis abuelos, con mis amigos, con mis compañeros,…

Simplemente, #antesdesermadre yo no era quien soy ahora.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Míriam Tirado

Míriam Tirado

Consultora de crianza consciente y periodista especializada en maternidad, paternidad y crianza. Me dedico a ayudar a madres y padres a conectar con sus hijos/as.

12 respuestas

  1. Has descrit a la perfecció el que moltes dones sentin respecte la nostra vida #abansdesermare. A banda de tot el que has explicat a mi em passa una cosa ben extranya. Quan penso o recordo moments previs a la meva maternitat, veig els meus fills allà!! A la facultat, a l’institut, quan jo era petita. M’hauré de psicoanalitzar?? Petons

    1. No!!! Jo trobo que és molt normal, de fet… perquè en el fons, ara ja t’és impossible visualitzar la teva vida sense ells i per tant, tot el que t’imagines o recordes, ho fas també amb ells… Ja sou part indissociable! És normalíssim! Però vigila a qui ho expliques… 🙂 Una abraçada!

      1. OStres Sandra!!! Em pensava que era l’única!!! A mi també em passa això, a vegades quan recordo la universitat o els temps abans de ser mare em veig amb els meus dos petits i he de fer un esforça per pensar que no, que ells encara no havien nascut…quines coses que té la ment!!!

  2. Muy buen post.. totalmente de acuerdo contigo. Al ser madre cambian las prioridades, la manera de amar, de ver las cosas.. Es una etapa totalmente nueva. Aunque eche de menos muchas partes de mi Marta anterior, me gusta mucho más la nueva Marta. Y creo que a la mayoría nos pasará lo mismo no???? Un saludo!!

  3. Yo #Antesdesermadre, no comprendía como mi madre dejaba de comer algo, por darnos a uno de nosotros… Anoche, mi niña me pidió mas fideos, que debo decir que estaban buenísimos y NO DUDE ni un segundo en dárselos TODOS, a pesar del hambre y las ganitas que yo tenía 😉

    #Antesdesermadre era menos paciente y también era de las que veía las cosas en solo dos perspectivas, ahora la vida es mucho más plena, más colorida, más emocionante y como no, MAS PROFUNDA!! Me ha encantado tu post Miriam;)

    1. Gracias Gabriela, eres un encanto!
      Totalmente de acuerdo contigo, también me pasan las mismas cosas, y sabes qué mas? Pues que #antesdesermadre juzgaba a las madres y ahora las entiendo; sus motivos, sus circunstancias, sus opciones… actúe o no igual que ellas, ser madre nos ha unido más. Mucho más.
      Un beso.

  4. Acabo de llegir el post de dilluns i estic totalment d’acord amb tu Míriam, ser mares ens canvia, no som les mateixes però jo també em quedo amb la que sóc ara.
    #abansdesermare jo no podia entendre com els pares eren tan infinitament generosos amb els fills, com eren capaços de renunciar a capricis propis per pagar els dels fills i pensava que quan tingués fills jo no seria així, jo miraria més per mi i de sobte tot canvia i TOT gira al voltant dels fills que són una prioritat absoluta. Ells van primer i després tu i és tan preciós!!!!!!!

  5. Hola Míriam,

    Sóc la mare de la Marta, de 3 anys, i d’en Roger de 3 mesos. Fa un parell de mesos que, per casualitat, vaig anar a parar al teu blog tot buscant informació de la lactància. La pell se’m va posar de gallina amb el post “Lactància prolongada”. Com era possible que algú pogués escriure de forma tant clara i tendre tot allò que jo també havia viscut amb el naixement dels meus fills? Desde llavors et vaig llegint i un nus se’m apodera de l’estómac i l’emoció m’invaeix en cada nou post. 1000 gracies per descriure de forma tant simple, tant detallada, tanc clara i real tot allò que jo també he viscut i revisc. Felicitats.

    1. Gràcies a tu, Eli! Per llegir-me i per ser-hi, a l’altra banda. Celebro que els meus textos et facin sentit tot el que descrius! Per mi, és un plaer compartir la meva experiència amb tots vosaltres. Una abraçada!!! I Benvinguda!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados