2 a 3 años

Adaptación escolar: qué no es y qué sí

Adaptación escolar: qué no es y qué sí

Después de recibir un montón de consultas estos días, de que me expliquen cosas que pasan en coles de toda España y más allá, y de ver que hay muchas dudas en algunos temas, he preparado este post para intentar explicar qué opino yo respecto al inicio escolar y del proceso de adaptación. Vamos allá: 2 días reduciendo la jornada…

Los “terribles” 2 años

Los “terribles” 2 años

Sobre los “terribles” 2 años podría hacer 5 videos o más, porque ya hemos visto que da para mucho. A mí esa edad, ya lo he dicho, me encanta. Me encanta por cómo están los niños pero sobre todo porque hay un cambio y un proceso espectacular de maduración, de aprendizaje… y justamente por eso, también es una etapa muy…

Niños que pegan o muerden

Niños que pegan o muerden

Por fin ha llegado el nuevo video de esta semana. Recuperada ya de tanta movida después del TEDx (cuando esté subida la ponencia a Internet y subtitulada, la compartiré para que la podáis ver) y de unas cuantas charlas en colegios, llega ese video, el de niños que pegan o muerden, que tantos me habíais pedido. En serio que he…

Rabietas ¡en público!

Rabietas ¡en público!

Creo que muchos estaremos de acuerdo que cuando nuestro hijo estalla en rabieta lo llevamos más o menos bien cuando estamos en casa, pero cuando este berrinche nos pille en la sala de espera del médico, el supermercado, en una celebración familiar, la cosa es 10 veces peor. En este post quiero recopilar textos y recursos que te puedan ayudar…

Rabietas: “Le dura un momento”

Rabietas: “Le dura un momento”

Cuantas veces hemos escuchado: “llora como si le mataran, pero al cabo de nada de irte, ha dejado de llorar y se ha puesto a jugar”. A veces, estas frases pueden hacer pensar que en realidad, al niño no le pasaba nada, porque si le pasara algo muy grave, no dejaría de llorar. ¿Es así? Pues no necesariamente… Algunos creen…

Imposible dividirse

Eran la una de la madrugada y era la segunda vez que Nia se levantaba para ir a ver qué le pasaba a su hija de dos años. En el primer despertar, ya se había dado cuenta de que le pasaba algo. Le había dicho “fío” (cosa extraña en ella) y lo había notado quizás algo caliente. Pero Abril se había dormido enseguida y a ella no le había parecido que hubiera que poner el termómetro todavía… “Esperemos”, pensó…

La niña que quería ir en brazos

Hacía quizás diez minutos que la había recogido en la guardería. Antes de ir a casa tenían que comprar cuatro cosas que faltaban para la cena. Se notaba que Martina estaba agotada: no había querido dormir la siesta, le dijeron las cuidadoras. Ella, su madre, también lo estaba. Hacía una hora que le habían dicho que no le renovaban el contrato temporal que tenía y esta noticia le había caído encima como un jarro de agua fría.

X