Pues mis vacaciones empiezan con una frase notición de la peque. Su “buenos días” ha sido, “mamá, he decidido que quiero dejar la teta”.

Me lo esperaba. Ayer, cuando estaba a punto de acostarla, dijo que quería a papá, así que me fui a ver anochecer. No es ni mucho menos la primera vez que se duerme sin teta, pero las otras veces eran porque yo no podía, no porque lo decidiera ella. Ayer fue la primera vez.

– Y ¿cómo quieres hacerlo?, le he preguntado. Me ha respondido “despacio. Y cuando ya no tome nunca, haremos una fiesta como Noah” (la protagonista del cuento La FiesTETA que escribí y que en realidad, es su hermana, Laia ☺️).

Así que creo que empieza el destete. Hacía tiempo que ya me pedía muy poco, sólo para acostarse y a menudo sólo un pecho y pocos minutos. Ayer por la noche no me dio pena, sino impresión. Impresión de pensar que pasaremos a otra etapa y que ya jamás volveré a dar el pecho. Que crecen. Que crecemos. Que la vida avanza…. y me hace muy feliz.

Me quedo con lo que nos ha dado y nos da la lactancia; también la posibilidad de poner un precioso punto final. Por ahora ya me ha dicho que haremos un pastel de chocolate y nata, y que quiere muchos globos en su fiesTETA, e invitar a algunas personas que le hace ilusión que estén. ☺️🙏

Así que creo que estas serán unas vacaciones con destete guiado por ella misma.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X