Ayer por la mañana mi marido me dijo “venga, salgamos todos con la bici”. Menuda pereza sentí. Estaba cansada, de toda la semana y buf… se me hacía cuesta arriba. Pero salimos y ¡suerte que lo hicimos! Nos sentó tan bien…

Sí, cuando somos mamás muchas veces estamos tan cansadas que no tenemos ni fuerzas, ni ánimo, ni aliento para levantarnos más temprano e ir a hacer deporte. 

Ya no digo ir al gimnasio y levantar unas pesas o intentar seguir una música mientras imitamos a una atlética entrenadora que parece que haya desayunado espinacas a lo Popeye, no.

Muchas veces no hay ni ánimo de tumbarte boca arriba y hacer una serie de hipopresivos. ¡Unos tristes hipopresivos!

Lo sé. Lo he vivido y lo vivo todavía muchos días. Esas excusas que vienen a la mente cada vez que te dices a ti misma “debería salir a correr” o “debería no hacer campana de yoga”.

Pero hoy quiero motivarte en esto y decirte por qué creo que es TAN importante que practiques deporte aunque no tengas fuerzas y creas que no tienes ni el tiempo para hacerlo.

Un día leí que cuando decimos que no tenemos tiempo no es falta del mismo, sino falta de interés. Y creo que es bastante verdad. Porque cuando tenemos verdadero interés por algo, encontramos el tiempo, ¿no?

Pues eso. Quiero decirte por qué tienes que esforzarte en sacar fuerzas de donde no las hay y de sacar tiempo de debajo de las piedras para mover tu “body” 😉 Atención… 

  1. Serás más feliz

Bueno, el primer día quizás estarás tan cansada después de haber hecho algo (por poco que sea) que no te lo parecerá, pero estarás orgullosa de haberlo hecho. Y poco a poco, verás que cada vez eres más feliz. Sí, son las endorfinas, y todo lo que segregas mientras practicas deporte. Después, cuando te duches, sentirás cansancio (pero del bueno) y satisfacción. Vale, al día siguiente unas agujetas tremendas, pero son resultado de tu esfuerzo, y también molan 😉 

2. Te encontrarás mejor

Sí, esos dolores que tenemos muchas veces las madres (que si el brazo, que si las lumbares, que si la tendinitis del codo…), a veces es porque no nos movemos como deberíamos, y queda todo tan chof que luego, llevar a nuestros hijos en brazos, etc, nos deja el cuerpo en KO técnico. Por eso, que el cuerpo esté más fuerte, mejor, incidirá directamente en tu bienestar general y disminuirá los dolores.

3. Hacer deporte es respetarte

Respetar tus necesidades y cuidar tu cuerpo es esencial para sentirte mejor, para quererte más y, por consiguiente, para ser más feliz. Muchas veces nos dejamos para lo último de lo último. Primero los demás, luego nosotras. ¡MAL! Hacer deporte y cuidar nuestro cuerpo es tenernos en cuenta y hacerlo es bueno para nosotras, claro, pero también para nuestros hijos. Porque… 

4. Das ejemplo

Porque si ven que nos cuidamos, que salimos ese rato para hacer yoga, o natación, o lo que sea, es porque cuidarse es importante y de una forma inconsciente graban en su cuerpecito que respetarse está bien. Que tenerse en cuenta está bien. Que cuidarse está bien. Y que hacer deporte está bien.

5. Depejarás tu mente

Centrarte un rato en el cuerpo y esforzarte ayuda a echar fantasmas de la mente. Preocupaciones, agobios… Durante un rato te oxigenarás bien y eso hará que tu mente también se airee y de repente, cosas que te parecían muy difíciles de resolver, quizás ya no lo parezcan tanto.

6. Aumentarás tu autoestima

Si ves que tu cuerpo está mejor, con menos dolores, que tú eres capaz de mantener una regularidad, que te respetas, que te cuidas… cada vez te sentirás mejor contigo misma. Tu autoestima aumentará.

7. LA CRIANZA MEJORARÁ

Si eres más feliz, te sientes mejor con tu cuerpo y con todo tu ser porque te respetas, te dedicas un tiempo, te cuidas, segregas endorfinas, etc, estarás de mejor humor en casa. Más contenta, con más alegría, cosa que sin duda mejorará la forma en la que vas a cuidar de tus hijos. Cuidarse ayuda a cuidar mejor 😉

 

Seguro que hay muchos más motivos pero, creo que estos son los principales o, por lo menos, los que a mi me motivan más a hacer deporte… Y ahora las preguntas y excusas varias:

No tengo tiempo de ir al gimnasio

No problem. Descárgate alguna aplicación en el móvil, gratis, para hacer series en casa (Mammoth Hunters, Instafit, Runstatic). No necesitas nada. Nada de nada, sólo darle al play a la aplicación y seguir las instrucciones. Es fácil y súper cómodo.

Estoy demasiado en baja forma para hacer nada

Pues empieza por unas series de hipopresivos. Encontrarás en internet (si no sabes hacerlo) cómo puedes empezar. Sino, empieza por salir a andar. Primero normal, media hora por lo menos 4 días a la semana, con tu ritmo de siempre. Luego aumenta un poco la velocidad, como si dijéramos, a “paso ligero” y depende de cómo lo vayas llevando, ya te sentirás mejor como para hacer más cosas…

Me aburro cuando hago deporte sola

Pues lía a una amiga y salid juntas a caminar o correr. O seguid la misma aplicación del móvil y así tendrás con quien comentar los avances etc. Ponte música, o descárgate podcasts que te interesen y los escuchas cuando practiques el deporte que sea. Aburrido seguro que no será.

Me da muchísima pereza, no sé ni cómo empezar

Lo sé. Pero ¿prefieres estar así ad infinitum, o hacer algo al respecto? Venga, te prometo que luego te sentirás mucho mejor.

Me falta motivación

Lo entiendo pero, ¿y si implicas a tu pareja? ¿Y empezáis algo juntos, que podáis compartir? Puede ser una buena motivación, por ejemplo, apuntaros juntos a una carrera de 5 kms por ejemplo… y así empezáis a entrenar, comentar y compartir algo nuevo juntos.

No tengo dinero para apuntarme a nada

No necesitas dinero para hacer deporte. Tú sola en casa puedes hacer un montón de cosas sin gastar ni un céntimo.

Mi bebé es pequeño y no lo quiero dejar con nadie

No pasa nada. ¿Tienes una alfombra? Pues colócala a su lado mientras está tumbado jugando con sus cositas o mirándose las manos y tú, a su lado, haz hipopresivos… Es lo único que hice yo los primeros meses de puerperio porque es lo que me era más cómodo con ellas al lado.

No he hecho nunca deporte

Pues con más motivo es importante que empieces ya. Está más que comprobada la importancia del deporte para cuidar de la salud y prevenir un montón de enfermedades. Siendo madres, enfermar es horrible, así que tenemos que cuidarnos más que nunca. Empieza hoy.


Yo siempre he practicado deporte. A épocas muchísimo, a otras no tanto, pero siempre ha estado en mi vida y me hace muy feliz. Ahora lo que hago son algunas series en casa, hipopresivos (cuando pienso en ellos!) y salir a correr.  En familia, mucha bici, senderismo, de vez en cuando escalar y en invierno, esquí, que es nuestro deporte favorito.

Hoy el marido de mi madre me ha retado a apuntarnos juntos a la San Silvestre… dios, son 10 kms, que nunca he corrido… mi máximo son 8. Pero he dicho que sí… Tener un reto en mente ayuda a superarnos así que, ¡no hay miedo! Bueno, vale… un poco… jajaja… ¡pero vamos a ello!

¿Te he conseguido motivar? ¿Practicas algún deporte? ¿Qué es lo que te lo impide si es que no?

17 Comentarios

  • Diana

    Gracias!! Si que motivas!! Muy oportuna

  • Lorena

    Eres un encant Míriam. Jo he començat amb natació des de fa unes setmanes i em sent molt bé. Encara no veig massa resultats a nivell físic però si que em sent més activa i tranquil·la. Ja fa anys que volia fer alguna cosa i no em decidia. Hauria d’haver començat abans!!

    • miriam

      La natació és fantàstica… el contacte amb l’aigua… i a més, té molt poc impacte, així que genial pel cos! 😉

  • Esther

    Me ha encantado!! estoy en un punto…plof plof que me viene justa 1h de pilates a la semana, y nunca he sido muy de deporte.
    Pero oye, que aprovechando que este año solo trabajo de mañanas,igual cuando lleve al peque por la tarde al cole…vamos andando, luego ando yo algo más rapidito h al dalir del cole otro paseito con juegos de camino a casa!!
    Muy completo el post Miriam!

    • miriam

      Exacto, no hace falta hacer maratones. Con ir a los sitios a pie, pilates y algo más el fin de semana en familia, está fantástico! 😉

  • Silvia

    Qué genial eres Miriam! Gracias! Yo también he estado siempre muy activa, he estado yendo a clases de fitness post parto con porteo, una pasada! Pero he tenido que dejarlas por falta de tiempo, también vamos a natación y son demasiadas cosas.. Soy de las que me cuesta dejar a mi hijo para irme hacer deporte, así que planto la esterilla en medio de los juguetes, pongo la música y a mover el esqueleto

    • miriam

      Estupendo! Una esterilla y una pelota de fitness no deberían de faltar nunca, ya sea para jugar o para mover el esqueleto! 😉

  • Mar

    Hola miriam! Abans de res dir-te que llegir-te i veure els teus vídeos és genial per sber que no és tan estrany el que visc!! Jajaja!!
    La veritat és que jo tinc una logística complicadíssima per fer res. Tinc un nen de 2 anys i de la meva parella un nen de 14(casi 15… adolescencia en ple…) y una nena d’11 (preadolescent total!!) y ell esta fora de dilluns a dijous… així que ho tinc tot a tope! Matí de feina i tarda de logístiques familiars!! Tot i així els dilluns la meva mare ve. a casa i jo m’esbargeixo 1,5h al gimnas, però m’agradaria treure més temps per fer akguna cosa un altre dia ja que ho trobo a faltar.
    Miiil gracies per tot!
    Mar

  • Lutxi

    Hola Miriam, me encantas, pero este post me ha dejado un poco chof…
    Antes iba una hora a la semana a aerobic, pero ya ni eso puedo hacer, debido a una complicada situación familiar.
    La mayoría de gente de mi entorno tiene padres que les ayudan. En nuestro caso, no solo no tenemos a nadie (ambos somos hijos únicos) sino que nuestros padres son mayores/enfermos y dependen de nosotros.

    No voy a relatar aquí mis horarios porque no se sabe quién puede leer esto y me da un poco de miedo, pero resumiendo, tendría que ponerme con el ejercicio a las 21:00 de la noche.

    Mi marido hace todo lo que puede, pero entre el trabajo y sus padres, no le da para más… Antes podía encargarse de la peque un par de horas una tarde por semana, mientras yo iba a aerobic, pero ya ni eso…

    Lo único que me queda es corretear con la peque de casidosaños en el parque (y ahora con el tiempo que hace por estos lares, ni eso).

    Y el fin de semana no es mucho mejor…

    Un abrazo

  • Ana

    Me has motivado a tope, pero sigo sin saber como encajarlo en mi horario, se que suena a tópico, pero de verdad que ¡no se cuando!
    Tengo las zapatillas preparadas, y las ganas, pero siempre hay algo que se pone por delante!

  • sandra

    Hace dos semanas que he empezado a ir y volver del trabajo en bici, en total es solo media hora pero me motiva mucho, nunca creí que me pudiera gustar tanto ir en bici, por el ejercicio y la sensación de libertad.
    Gracias por el post.

  • Lutxi

    Hola MIriam, me encantas pero este post me ha deprimido, una vez más el si no lo hace es porque no quieres que tanto odio
    Tenemos una situación familliar complicada, padres dependientes, sin hermanos. Entre trabajo, niña y casa (no aspiro a tener casa impecable, me refiero a lo justo de cocinar y lavadoras, no más) no nos da la vida. Antes de empeorar la salud de los abuelos iba un día a la semana a aerobic, y mi marido se quedaba con la nena. Ahora ni eso.
    Lo de hacer algo en casa mientras ella juego imposible. Tiene casi dos años y ya sabes que es una edad complicada…
    La llevo dos días a la semana a matronatación, media hora, pero claro, ahí yo no hago mucho ejercicio que se diga 🙁

  • Raquel

    Gracies Miriam!!! Fa temps sortia a correr molt sovint, ara quasi no faig res, sempre em quedo amb el demà sortiré, però mai ho compleixo. Em copio i jo tb retaré a algú a fer una cursa.
    Realment no se on treus el temps per fer tantes coses… T’admiro un munt

  • Clara

    M’encanta perquè sempre respons a les preocupacions que em van passant pel cap! A mi m’encanta anar al gimnàs, abans de tenir la meva filla hi anava 3 cops per setmana. Quan vaig poder tornar-hi després del part vaig recuperar el ritme però ara ja es molt conscient que marxo i s’ho pren fatal. Em sento molt culpable marxant al gimnàs quan ja estic fora les hores que soc a la feina! Gràcies per la feina que fas Míriam

  • Inma

    A veces es difícil empezar una rutina y es muy importante el apoyo de tu pareja. Yo retomé yoga un día a la semana, a los tres meses de parir y mi marido se quedaba porteando a la peque esa horita y media, durmiendo como una bendita…ahora voy dos días a la semana y esque lo necesito! Es mi momento

  • Laura

    La verdad que si has sido motivadora Miriam. Sobre todo con el tema de cuidarse y sentirse mejor, siempre me dejo para después y el cansancio gana. Me he descargado una aplicación para hacer en casa cuando mi peque duerma su siesta, estoy entusiasmada! A ponerle todas las pilas!! Gracias!

Dejar una respuesta

X