Tag: parella

Un diàleg qualsevol

Ella: ¿Qué tal el día, hoy?

Él: Bueno, como siempre.

Ella: ¿Qué quiere decir, como siempre? ¿qué has hecho, a quién has visto…?

Él: Ay, pues no sé… he hecho como cada día, y he visto las mismas personas del trabajo que cada día…

Ella: Muy bien, pues fin de la conversación.

Él: Hombre, no te pongas así… Es que me haces unas preguntas… Cuéntame tú qué has hecho…

Ella: Pues mira, he estado 9 horas con nuestra hija de 4 meses. Por la mañana ha mamado, hemos teteado, hemos salido a pasear, hemos comprado fruta, hemos venido a casa, hemos vuelto a tetear, la he cambiado varias veces,… por la tarde hemos vuelto a pasear, he comprado un poco de carne, hemos vuelto, hemos teteado otra vez, y cambiar otra vez…. Qué, interesante, ¿verdad?

Sexo a medias

Sexo a medias

Acababa de salir de la visita de la cuarentena con su comadrona. “Está todo bien”, le dijo, “cuando queráis, ya podéis volver a tener relaciones sexuales. Quizás sientas alguna molestia durante un tiempo”. Ella, en vez de sentirse feliz sabiendo que tenía “carta blanca”, sintió pánico. No le apetecía en absoluto hacer el amor. Tenía una sensación de tirantez permanente en la zona vaginal, todavía ahora le molestaba cuando estaba demasiado rato sentada y no se podía ni imaginar que por allí tuviera que entrar un pene en plena erección. No, no quería. No estaba preparada.

'Mai' és molt temps

Hay algo que nos pasa a muchas madres y padres durante el tiempo de “crianza intensa” y es que a veces perdemos la perspectiva. Lo que sucede en casa con nuestra criatura, lo que quizás nos preocupa o que no sabemos cómo abordar, nos agobia a menudo porque justamente perdemos la perspectiva. Estamos cansad@s, agotad@s, de un día a día con demasiadas obligaciones laborales, obligaciones económicas, obligaciones logísticas… Y prácticamente no tenemos tiempo para respirar y tomar perspectiva.

Quan vas de vacances

Cuando vas de vacaciones passa que eres feliz y que ni el agobio de tener que hacer maletas y pensar en todo para no dejarte nada, te impide estar contenta porque sabes que dentro de unas horas estaréis fuera, todos juntos, para pasar unos cuantos días lejos de todo, rompiendo la rutina, disfrutando de cosas nuevas y lugares por descubrir. Cuando vas de vacaciones a veces pasa que las empiezas con un cierto estrés, porque cuesta llegar, porque parece que esa semana (la última de trabajo), no se tenga que acabar nunca. Parece que hay más del habitual, que no podrás, y estás convencida de que si te pidieran que trabajaras dos días más y retrasaras las vacaciones 48 horas, morirías de agotamiento y de pena.

Carta de un hijo a su madre

Carta de un hijo a su madre

Hijas, a veces me gusta imaginar qué nos diríais, los niñ@s de vuestra edad, si pudierais: si tuvierais las herramientas, el lenguaje y no tuvierais miedo de decepcionarnos… A veces, me imagino cosas como esta… “Mamá, cuando estás conmigo, me gusta que estés presente: que no hagas diez cosas a la vez y que no me hables mientras estés pensando otras cinco.…

Petits-grans plaers

3.5.2012 Hay placeres que son muy pequeños pero a la vez, infinitos… no por lo que duran sino por lo que significan o por lo que suponen. Tengo una lista larga en mi vida, y evidentemente, también desde que soy madre. Hoy, sin embargo, quería hablar de los pequeños-grandes placeres de aquella etapa tan fusional, del primer tiempo del puerperio…

De puntetes…

26.4.2012 Hay algo que durante el primer año de Laia no llevé muy bien. Y lo quiero contar, a ver si de esta manera, si alguna vez tengo otro hij@, lo llevo un poco mejor… La situación era esta: de noche. Ella (de unos 5 o 6 meses, por ejemplo) mamando mucho rato hasta que finalmente, se dormía plácidamente en…

Cuándo empieza la ma(pa)ternidad

Cuándo empieza la ma(pa)ternidad

16.4.2012 La ma(pa)ternidad, para mí, empieza mucho antes de tener el hij@ en brazos, o de sentir sus movimientos dentro de la barriga, o incluso, de conocer el positivo en la prueba de embarazo. Para mí la ma(pa)ternidad comienza días, semanas, meses antes: cuando empezamos a pensar “¿cómo sería?”, cuando miramos parejas con hij@s en el restaurante, o por la…

Quan saps que ho has superat

11.4.2012 Sabes que has superado la ruptura con tu ex pareja cuando un día os encontráis por la calle y cuando te cuenta que es feliz o que está con otra persona, puedes alegrarte. Es el día en que ya no sientes ni tristeza, ni rabia, ni pena… sólo felicidad de saber que está bien y gratitud por el tiempo…

El que més trobo a faltar

27.3.2012 Lo que más echo de menos desde que soy madre es el tiempo. El tiempo para la pareja, el tiempo para mí, el tiempo para dedicar a mi familia y a mis amigos, el tiempo para reencontrarme, el tiempo para leer, el tiempo para hacer las cosas con calma, y el tiempo para perder. Desde que tuvimos a Laia…

X