Blog de Crianza Consciente

criança

Actualidad, consejos, reflexiones... ¡y mucho más!

Empecé el blog en febrero de 2011, en este apartado encontraras más de mil posts sobre crianza consciente, reflexiones, consejos y mucho más para ayudarte a vivir una maternidad y paternidad plena, consciente y feliz. En mi canal de YouTube encontrarás más de 200 vídeos que te ayudaran a poner perspectiva y humor a tu día a día.

Usa el buscador para encontrar lo que necesitas.

Crianza consciente
Míriam Tirado

Niños que se desvelan

La otra noche Laia estaba con fiebre. La despertamos para darle un anti-térmico y entre eso, beber agua, etc,… cuando volvimos a tumbarnos para volver a dormir empezó a dar vueltas hasta que dijo «mamá, tengo hambre». Se había desvelado y sé, por experiencia, que una vez desvelada, es inútil intentar que vuelva a dormir más o menos deprisa. Lo que mejor funciona es levantarnos, comer algo y al cabo de un rato, volver a dormir.

Leer Más >>
Consejos y reflexiones
Míriam Tirado

Carencia

La última semana ha estado llena de consultas de madres y padres que en algún momento me contaban lo mucho que se sienten juzgados por su entorno más cercano. Cómo familia, amigos o la carnicera de toda la vida no entienden que mecen, que besen, que duerman juntos, que hagan pecho a demanda, que respeten lo que come su hijo (los de al lado siempre creen que es ¡demasiado poco!), que acompañen las “rabietas” en medio de la calle con paciencia y no con un grito o una bofetada en el culo…

Leer Más >>
Consejos y reflexiones
Míriam Tirado

Transcendencia

Hoy por la tarde salía de casa de mi abuela y llovía. Me ha dicho «corre, coge un paraguas y ya me lo devolverás». Le he dicho que no, que era un momento y que llevaba capucha, que ningún problema. Tenía que ir a comprar cuatro cosas andando y siempre he pensado que cuando vas a hacer recados, los paraguas más bien estorban. He ido a paso ligero, con cierta prisa por «miedo» a mojarme. He comprado y cuando he salido llovía aún más fuerte. No tenía ganas de correr y he recordado los turistas que vi la semana pasada también en un día de lluvia, que ni se inmutaban.

Leer Más >>
Consejos y reflexiones
Míriam Tirado

Nunca es tarde

Supongamos que hoy es la primera vez que me lees. Supongamos que hace muy poco que estás interesad@ en temas de crianza y que hasta hace nada no has oído hablar de la importancia de que los bebés sean llevados en brazos, no lloren solos, de la necesidad de contacto, del piel con piel… Supongamos que en aquella época, cuando te convertiste en padre/madre por primera vez, lo hiciste como mejor supiste, disponiendo de poca información y siguiendo un poco el patrón que te indicaban los que tenías alrededor, aunque no acabara de ser lo que sentías .

Leer Más >>

Niños que tartamudean

«Pa pa pa pa pa… ¿para qué sirve esto?» o «Hoy hemos hecho galletas de de de de de de… de chocolate»… ¿Os suena? ¿Habéis visto tartamudear a vuestro hijo? ¿O a un sobrino, o al hijo del vecino? El tartamudeo es muy habitual durante cierta etapa. Algunos niños antes, otros más tarde, pero casi todos llega un día que tartamudean. Y entonces…

Leer Más >>

Un paso por delante

Los hijos nos van un paso por delante. Si no siempre, a menudo. Estos días lo he tenido tan claro… Hacía unas semanas que tenía la sensación de ir a destiempo con Laia. Algo no terminaba de encajar, como si estuviéramos (un poco todos) «desajustados». Como si no acabáramos de fluir, no sé muy bien cómo explicarlo. Era una sensación que no me gustaba y no acababa de saber qué demonios estaba pasando. Pero finalmente este fin de semana lo he visto claro: Laia iba un paso por delante de nosotros.

Leer Más >>

No he dicho nada

Hoy hemos pasado un día fantástico. Hemos ido a la montaña, hemos paseado, hemos tomado el sol ante un paisaje magnífico y hemos ido a comer a un restaurante del primer pueblo que hemos encontrado. Era agradable. Había un grupo de 10 adultos y en otra mesa justo al lado, sus hijos de entre 4 y 10 años aproximadamente. Eran cinco niños. Dos mesas más allá, nosotros tres. Nadie más. El comedor era pequeñito, o sea que se oía y se veía prácticamente todo lo que decía y hacía todo el mundo…

Leer Más >>

La madre cansada

Estoy en el parque y veo una madre con un bebé y cara de cansada. No sé quién es, ni qué le pasa, pero es innegable: está cansada. Me la imagino demasiadas horas al día sola con el bebé y demasiada gente juzgándola. Tanto si lo hace de una manera, como si lo hace de otra, esto da igual: todos se sienten con el derecho de decirle qué debe hacer para ser mejor madre. Todo el mundo pone su granito de arena para que, en vez de sentirse más fuerte, se vaya sintiendo cada vez, más minada. Y sí, quizás es con buenas intenciones que lo hacen, no digo que no, pero… ¿con qué resultados?

Leer Más >>

Érase una vez…

«Érase una vez una niña que no sabía qué le pasaba. Hacía tres días que rompía a llorar por cosas imposibles, cosas que no podían ser. Tenía algo dentro del pecho, algo que no la hacía estar bien, una angustia que cuando se le despertaba, no sabía cómo sacarla. Quería llorar por echarla de su cuerpo y como todo estaba bien, tenía que buscar cosas imposibles para así poder tener motivos de hacerlo. El primer día lloró porque quería que mamá la llevara a la escuela, pero a mamá le era imposible llevarla a la escuela, no podía.

Leer Más >>

Silencio

El silencio claramente cotiza a la baja, en todos los sentidos. Las ciudades son terriblemente ruidosas. No hay tienda, restaurante, vagón de tren, centro comercial, etc, donde no se oiga música constante. A veces músicas terribles y altísimas. En muchas casas, la televisión está permanentemente encendida, aunque a veces nadie la mire. Hay ruido, mucho ruido en general en todas partes. Ruido externo pero también… ruido interno.

Leer Más >>