Esta pregunta es muy típica en caso que no hayamos empezado ya con la alimentación complementaria dejando que siempre sea nuestro hijo quien coja la comida con las manos y se alimente solo. Si lo hemos hecho así, no nos sorprenderá en absoluto que nuestro hijo siga queriendo comer solo. Pero si lo que hemos hecho ha sido siempre alimentarlo nosotros con la cuchara o el tenedor, sí puede sorprendernos que un buen día se enfade muchísimo si no dejamos que sea él quien coja la comida solo.

A veces cierran la boca y no quieren comer si se lo damos nosotros. Otras simplemente se enfadan y en cambio, si les dejamos, empiezan a comer tranquilamente con las manos o con el tenedor. En este caso, lo que os decía en el video: fantástico. Yo soy partidaria de que siempre coman solos, desde el primer día a ser posible, pero tampoco pasa nada (obviamente) si algunas veces les damos nosotros la comida. Pero en términos generales, prefiero que sea el niño quien se «sirva» solo 😉

Las razones son muchas: es más divertido para ellos, más interesante, disfrutan más, gozan más de la comida, deciden qué comen y cómo, tocan la comida y juegan con ella, etc y todo esto es mucho más apasionante que no que un adulto te dé de comer. Y nos interesa que el niño goce comiendo, se lo pase bien y que el momento de comer sea un momento de placer para él.

Otros días seguiré hablando del tema comida. Ahora os remito a estos artículos que escribí en su momento:

Alimentación Complementaria I: Cómo comemos

Alimentación Complementaria II: Inicios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.