Tag: avis

Generacions

El otro día teníamos un encuentro familiar. Celebrábamos un cumpleaños y había algunas personas que hacía mucho tiempo que no veían a Laia. Ella al principio tuvo aquella vergüenza pasajera que hace que esté más cerca de los padres, pero enseguida fue a jugar con otras personas que estaban en la sala. A medida que fue pasando el rato, ella se fue soltando hasta que llegó un momento en que, si tuviera que definir cómo la veíamos, la palabra sería pletórica.

Adults gelosos

Eva llegó a casa muy enfadada. Se le notaba en los gestos y en la cara, y sobre todo, en que dijo un «¡hola!», muy distinto de los que dice ella. Cuando llega a casa de trabajar y grita «¡hola!» desde la puerta, se le nota en la voz que es feliz, que está contenta. Se le nota, en sólo una palabra, que tenía ganas de salir del trabajo y venir corriendo a casa, a ver a su hija y su marido. Ellos dos se ven poco rato porque Carlos tiene que irse corriendo porque a las 16h empieza su turno, o sea que sólo tienen media hora para verse y relevarse explicándose qué ha hecho Julia, como ha estado, qué ha comido… lo típico que hacen tantos padres justo antes de apretar a correr para no llegar tarde a trabajar.

Les crítiques

Supongamos que Marga, una madre cualquiera, tiene mala relación con Paqui, su suegra. Cree que se mete donde no la llaman, se siente invadida cada vez que les visita o cada vez que le pregunta «¿qué día me dejarás al niño en casa?». Cuando están juntas procuran tolerarse y no decir nada fuera de lugar, pero cuando se separan, cada una critica a la otra. Marga, cuando llega su marido le dice «es que tu madre es pesadísima, cambia las cosas de lugar, no se calla, se mete en todo y le dice cosas a Roger que no me gustan». Paqui, si algún día cuida a su nieto, cuando su nuera se va dice «es que tu madre se preocupa demasiado, se piensa que sólo ha tenido hijos ella… Pero ¿cómo se puede ser tan gobiante, por Dios!» Y así cada dos por tres.

Anticipar-se o… pringar!

28.5.2012 Parejas embarazadas que me leéis, personas que quizás algún día tendréis hij@s, madres y padres con bebés de meses en brazos, recordad esta palabra: «ANTICIPACIÓN». Es muy importante, más de lo que nunca os podríais llegar a imaginar. Me explico: Los niñ@s pequeños viven el presente, el ahora y el aquí de una manera que a veces a los…

¿Por qué sólo a mi?

Cuántas veces he oído madres que dicen: «las rabietas fuertes sólo me las hace a mí» o «cuando está su padre eso no lo hace nunca, sólo cuando estoy yo», o «en casa de los abuelos me dicen que es un sol, pero cuando lo voy a recoger, ¡me monta unos pollos…! Con las ganas que tengo de verlo…» El…

El per què de tantes preguntes

11.1.2012 «¿Cómo ha ido? ¿Ha merendado mucho? ¿Ha cenado bien? ¿A qué ha jugado? ¿Ha estado contenta? ¿Qué habéis hecho? ¿Tenía mucho sueño? ¿A qué hora se ha dormido? ¿Preguntó por mí?…» Esta es una muestra de las preguntas que hago, más o menos, los días que paso muchas horas fuera de casa porque estoy trabajando. Alguien que lea esto…

Buscar cangur

1.12.2011 Buscar canguro es una de las cosas más difíciles del mundo. Más difícil, más angustiosa y más paranoica. Porque aunque no quieras, aunque intentes olvidar todo lo que has visto y oído, no puedes evitar que por la cabeza te pasen un montón de películas donde la canguro es la más mala, o la más pasota, o la que…

La teva besàvia

30.9.2011   Cuando escribimos VÍNCULOS; GESTACIÓN, PARTO Y CRIANZA CONSCIENTES con mi madre, la entrevista que me costó más de hacer fue la de mi abuela, sin duda. O sea que no te engaño, Laia, cuando te digo que hace tres meses que intento escribir algo sobre ella en este blog sin éxito. Porque, por un día, quiero que la…

Els avis

22.7.2011 Los abuelos… de los abuelos podría escribir muchos posts, muchísimos,… pero de momento empiezo por éste, el primero. Contaré mi experiencia que quizás no es compartida por nadie más, o quizás sí. Empezaré diciendo que a quien más ilusión me hacía decir que estaba embarazada era a mis padres, a mis cuatro padres. También a los padres de mi…