Tag: regla

El ciclo: la importancia de conocerte

El ciclo: la importancia de conocerte

Empecé mi adolescencia con reglas dolorosas y así seguí, que a días tenía que tumbarme en la cama y lloraba de dolor. No era muy amiga de mi menstruación, de mi ciclo. Pero crecí y un día me di cuenta que me conocía poco y que eso, no podía ser. No podía ser que conociese más a otros que a…

Las hormonas

Las mujeres tenemos unos días cada mes en que las hormonas toman, casi, el control de nuestras vidas. Mejor hacerse amiga de ellas porque sino, no sólo vamos a sufrir, sino que además, nos perderemos el inmenso universo que nos pueden mostrar. De nuestra capacidad de crear, de nuestras sombras, de nuestra sabiduría, de lo que nos queda por resolver…

Eres una mujer

Hace muchos años, mucho antes incluso de empezar a salir con tu padre, supe que un día tendría una hija. Lo sentía, lo intuía y así fue. Tiempo después y contigo ya dentro de mi barriga empecé a pensar cómo sería, tener una niña en casa. Una niña que un día se convertiría en una mujer. Inevitable no pensar en el primer día que eres consciente de que crecen los pechos, en la primera regla, en el primer embarazo… Recuerdo una tarde, embarazada y tumbada en el sofá, sola en casa y escuchando música, con las manos en mi vientre: me dije a mí misma que me gustaría hacerte disfrutar de ser una mujer.

100 días en 1

100 días en 1

Hoy he vivido 100 días en 1. Me he levantado a flor de piel y he sentido que quería tener un hijo en mi vientre. Al cabo de un momento, he deseado una barriga grande, un buen parto y un puerperio revelador. Pero al cabo de otro he pensado «no, no, ahora no» y he deseado más tiempo a solas, más tiempo de tres y más tiempo de dos, todavía…

Hoy he vivido 100 días en 1 y a ratos he tenido ganas de llorar. Lo he hecho, un momento, pero es que enseguida ya no me ha apetecido y he reído de corazón con lo que hacía y decía ella bailando en el comedor.

La regla

Recuerdo el primer día que me vino la regla. Era un domingo y era casi de noche. Estábamos en el sofá, en un típico día de otoño en que te sientes perezoso y sólo tienes ganas de estar tumbado en el sofá. De pronto sentí algo extraño en la parte baja del abdomen, me levanté de golpe y vi que me había manchado los pantalones de sangre. Mi madre estuvo contenta, me acuerdo. Yo no. La sensación era desagradable y además, me sentía extraña, decaída, con poca energía. No sé cuántos años tenía, sólo recuerdo que fui de las primeras de la clase en tener la regla. Recuerdo aquella época, en que la regla y todos los cambios físicos de la adolescencia eran un tabú. Daba vergüenza comentarlo a las amigas, daba vergüenza tenerte que cambiar; era engorroso, era desagradable, dolía… O quizás dolía porque yo, todos estos cambios, no los supe llevar muy bien.

Aquell secret nostre

24.4.2012 Tengo la imagen grabada para siempre: yo abrigada, a las ocho de la mañana, esperando en el andén el tren que me llevaría a Barcelona. Me tapaba la cara con la bufanda, pensaba un instante y de repente, sonreía. Nadie lo veía, me parece, pero no sé si la bufanda era capaz de ocultar que yo, entonces, guardaba un…

Dona

8.3.2012 Hoy, 8 de marzo es el día internacional de la mujer y quizás muchas se me echarán encima cuando lean que para mí, ese día, no ha significado mucho. Creo que no miento cuando digo que no tuve conciencia real de mujer hasta ya de adulta. ¿Qué quiero decir con eso de «conciencia real»? Pues que no fue hasta…

I un dia… torna

13.5.2011 Si algo me gustó (entre muchas otras cosas) de estar embarazada y tener una hija es que durante muchos meses no tuve lo que tenía cada mes y que me dolía tanto: la regla. Durante un año y medio mi vida no estuvo a caballo y a merced de un ciclo, sino que disfruté de una estabilidad emocional y…