Tag: sentir-se jutjat

El pollastre

Atención padres que tenéis hijos pequeñitos o personas que deseáis, algún día, tenerlos. Hoy os contaré el sentido de la palabra POLLO, más allá de lo que algún domingo compramos para comer asado y con patatas… Cuando tienes hijos esta palabra adquiere otra dimensión, sin duda, y hay que estar preparado, porque los pollos te pueden acosar cuando menos te lo esperas, y os lo aseguro: no son nada agradables. Os cuento todo esto porque primera, los sabréis reconocer cuando ocurren, y segunda, porque de esta manera, ya no os pillará desprevenidos y diréis… «Ah, vale, es lo del Pollo que decía Miriam…».

Vivo en la clandestinidad

A veces me siento como si estuviera viviendo en la clandestinidad, como si buena parte de mi vida la estuviera viviendo en una especie de secreto permanente… La clandestinidad ha ido aumentando en la misma proporción que Laia se ha ido haciendo mayor: cuando era pequeña todo el mundo veía «normal» que le diera el pecho, ahora no. Cuando era pequeña todo el mundo veía «normal» que durmiera en nuestra habitación, ahora no. Cuando era un bebé todos veían «normal» que le respetásemos sus procesos evolutivos y de aprendizaje, ahora ya no tanto.