Tag: separacion

El mejor regalo

El mejor regalo

Hoy nos hemos reunido en familia para celebrar mi cumpleaños. Como cada año desde que tengo uso de razón, estábamos en la mesa mi padre, mi madre, sus parejas, mis hermanos por parte de cada uno, sus parejas, mis sobrinos, mis abuelos… Me siento profundamente orgullosa de mis padres, que a pesar de haberse separado cuando yo tenía 5 años,…

Adaptación escolar: 15 recursos para gestionar nuestras emociones

Adaptación escolar: 15 recursos para gestionar nuestras emociones

Escena típica en etapa de adaptación escolar:  

Te levantas ya con un nudo en la garganta. Sabes que hoy toca separaros unas horas y hace días que sientes que no lo vais a llevar bien.

Cuando lo meditas detenidamente te das cuenta que de lo que estás segura es de que tú no vas a llevar bien esto de la adaptación escolar.

Cuando os acercáis al cole tu corazón ya late más rápido y temes el momento. Llegas a la puerta, donde la maestra da la bienvenida a tu hijo y le invita a entrar. Él se te agarra con uñas y dientes diciendo “NO” una y otra vez. “Mamá, no te vayas”, “Mamá, tu aquí”, “mamá, no”…

Vuelta al cole: ¿quién sufre más?

Vuelta al cole: ¿quién sufre más?

Cuando llega la vuelta al cole podemos escuchar a menudo esta frase: “voy a sufrir más yo que él” o “seguro que lo paso peor yo que mi hijo”. Entonces… ¿quién sufre más? La vuelta al cole ideal sería aquella en la que nadie sufriese: ni mamá o papá, ni el niño. Esto es posible, sí, pero no antes que…

Volver al trabajo después de ser madre

Volver al trabajo después de ser madre

Volver al trabajo después de ser madre es uno de los temas más difíciles de tratar. Porque cuando estamos hablando de bajas de maternidad tan irrisorias, separarse de los bebés es tremendamente doloroso. Sí, hay quien no lo sufre y quien no lo vivirá así, pero creo que no es la mayoría. La gran mayoría de mujeres que tienen que…

El plan

El plan

Estábamos sentados en la sala de neonatos y Lua mamaba. Sabíamos que esa mañana me darían el alta y le dije: «yo no quiero que dejemos a Lua sola, tampoco de noche. Te parece bien si nos lo vamos turnando tú y yo para estar en cada toma? Nos quedan 4 días. Será duro pero pasarán y luego no nos arrepentiremos nunca de haberla dejado». «Sí, claro, hagámoslo así, te sacas leche y cuando tú duermas estaré yo». Mi marido y yo acabábamos de trazar el mapa que nos guiaría el resto de la semana hasta el alta de Lua. Un mapa gris porque significaba dormir poquísimo y aguantar como fuera, pero para nosotros, un mapa imprescindible. Ya hacía dos noches que era la única madre que me quedaba en neonatos; a mí aún no me habían dado el alta («ventajas» de parir por cesárea) y a las otras ya las habían enviado a casa; muchas vivían lejos del hospital y la logística era terriblemente complicada para pasar allí 24 horas. Más que complicada, casi imposible. Pero nosotros teníamos una suerte: vivimos justo delante del hospital y todo ello, esperaba, sería un poco más fácil.

Inicio escolar: intentemos ponernos en su lugar

Inicio escolar: intentemos ponernos en su lugar

Hoy he visto una niña a quien le costaba despegarse de su madre y que dentro de una semana empieza la escuela. En ella he visto todos los niños y niñas que estos días todavía no saben lo que les tocará vivir. Algunos se adaptarán rápidamente, pero a otros, les costará un tiempo terminar de vincularse con la maestra o el maestro, acostumbrarse al espacio (la clase), al entorno… Los septiembres me encantaban hasta que me di cuenta que los septiembres estaban llenos de lágrimas en prácticamente todas las guarderías y escuelas infantiles de medio planeta.