Nervios mañanas

Cómo no perder los nervios por las mañanas

En los últimos directos que he dado, algunas madres y padres aseguran que el peor momento del día, más que el momento de acostarles, es por la mañana y por culpa del estrés.

Entiende que para los niños pequeños, vestirse no es indispensable (podrían ir en pijama), que salir a la hora no es importante (viven en el presente y todavía no son esclavos del reloj (por suerte), que desayunan por el hambre que tienen, no pensando en si luego van a tardar 3 horas en poder volver a comer…

Ponte en su lugar y te será más fácil entenderle y acompañarle.

Si no lo haces, te enfadarás porque es luego cuando pensamos que nos toma el pelo, que lo hace por fastidiar, y nos ponemos nerviosos…

Por eso decidí hacer un directo de preguntas y respuestas sobre cómo no perder los nervios por las mañanas en mi canal de Instagram que te dejo a continuación. Ojalá te sirva.

 

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Míriam Tirado

Míriam Tirado

Consultora de crianza consciente y periodista especializada en maternidad, paternidad y crianza. Me dedico a ayudar a madres y padres a conectar con sus hijos/as.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: MIRIAM TIRADO TORRAS
  • Objetivo: Publicar el comentario en relación a la noticia.
  • Legitimización: Consentimiento del interesado.
  • Dirección: No se prevén cesiones, excepto por obligación legal o requerimiento judicial.
  • Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación, portabilidad, revocación del consentimiento. Si considera que el tratamiento de sus datos no se ajusta a la normativa, puede acudir a la Autoridad de Control (www.aepd.es).
  • Más información: Ver más información sobre Protección de Datos en el siguiente enlace: Política de Privacidad

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados