Intuición femenina

La intuición y cómo aumentarla

2.7.2012

 

La intuición es esa cosa fantástica tan difícil de definir pero que todo el mundo reconoce cuando la siente. Es lo que te hace saber, cuando buscas piso, cuál será el tuyo. Es lo que te dice que un proyecto que estás intentando sacar adelante no funcionará, o que mañana no es un buen día para hacer kilómetros en coche. No sabes por qué te pasa, no sabes qué es, no encuentras explicación… pero existe y te atrapa de una manera que no puedes ignorarla.

De intuición hay de muchos tipos. Dicen que las mujeres tienen mucha; intuición femenina. Pero no creo que eso, la intuición, nos pertenezca más a unos que a otros por cuestión de sexo, sino que (para mi) de lo que de verdad depende es de la conexión que tengamos con nosotros mismos. De si estamos presentes. De si el hilo que nos une con lo más sutil, con lo más inmaterial e inexplicable pero real al mismo tiempo, se ha roto o no.

Los niñ@s tienen mucha porque viven el presente. Los niñ@s “saben” casi sin que los padres les hayan explicado nada. Saben que hay un bebé en el vientre de mamá aunque los padres hayan guardado el secreto a cal y canto. Saben que el abuelo está enfermo aunque nadie haya dicho ni una palabra. Los niñ@s están conectados al presente de una forma tan intensa y viva, que la intuición simplemente se manifiesta en muchas más ocasiones y situaciones que en los adultos.

La fama de la intuición femenina creo que es porque el ciclo menstrual, los cambios hormonales que aunque no queramos nos atan a la luna y a la Tierra, nos conectan a lo más profundo. Si estamos atentas, la intuición se puede multiplicar por tres. Si estamos presentes, conectadas, intentando no huir de un ciclo que nos hace mover, que nos conecta a un linaje, a una historia de miles y miles de mujeres mucho antes que nosotras… veremos como la intuición se manifiesta.

Pero si hay un momento en que la intuición extiende más las alas es en la maternidadPorque el embarazo, el parto y el puerperio son tan intensos y rompedores, a veces, y a la vez tan especiales y maravillosos, que nos conectan inevitablemente a lo que somos de verdad. Nos conectan a la esencia porque la maternidad nos conecta al amor. El amor hacia nuestro hij@ que vive el presente y que, de la mano, nos lleva a él casi sin darnos cuenta. Nos enseña que los planes no cuentan, que sólo importa el ahora y el aquí. Sólo importa este momento en que se descubre la mano derecha, y luego la izquierda. Sólo importa este momento… Y eso, la conexión profunda y ancestral con nuestros hijos lo que hace aflorar una intuición que a veces creíamos desaparecida. Es la intuición de las madres que saben, mucho antes de escuchar toser a su hijo, que algo no va bien. Esa misma que pasados ​​muchos años, hace que una madre sepa que a su hijo le ha ocurrido algo horrible, a pesar de estar a miles de kilómetros de distancia y a pesar de no haber recibido ninguna llamada anunciándoselo.

Porque todo va en el mismo pack, casi. El presente, la intuición, el vínculo, el amor, la apertura y la disponibilidad. El estar y estar plenamente. El conectarnos a este momento de profundo amor que se despliega y hacerlo sin miedo.

Si me estás leyendo y eres hombre, mujer, con hijos o sin ellos… no renuncies a este tesoro que tú también tienes y que se llama intuición. Seguro que la sientes si te paras a escucharla. Aprende a confiar en ella sin miedo. Conéctate a ti… y no pienses, no pienses nada. A medida que vayas estando más presente, más conectad@, más arraigado en el aquí y el ahora te darás cuenta que algo te guía y te hace la vida mucho más fácil. Es la intuición. ¡No dejes escaparla!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Míriam Tirado

Míriam Tirado

Consultora de crianza consciente y periodista especializada en maternidad, paternidad y crianza. Me dedico a ayudar a madres y padres a conectar con sus hijos/as.

2 respuestas

  1. Jo sempre he tingut molta i de fet, hi confio plenament amb la meva. Els nens crec que són 100%pura intuïció però potser amb nosaltres, els adults, està condicionada per altres factors externs. Però si coincideixo en què has d’estar molt connectat amb la teva essència per tenir-ne.
    Fantàstica reflexió, m’encanta llegir-te, ets la meva “droga” diària.
    Un petó!

    1. Hola, Raquel!

      Caram… mai m’havien dit “droga”! jajajaja…
      Fas bé de confiar en la teva intuïció, segur que et guiarà per bon camí! Una abraçada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados