Niños que no quieren ir en coche

Ir en coche nunca había sido un problema con la mayor. La sentabas en la sillita y al cabo de tres curvas ya dormía. Era apacible viajar con ella y no tenía ningún problema de hacer siestas largas, es más, le gustaba, y de más mayor, lo pedía. Incluso ahora cuando tenemos que coger el coche y se nota cansada dice «ay, que bien, dormiré un poquito»

No habíamos dudado en ir de vacaciones lejos y cuando ella tenía 2 años íbamos a Tarifa, al Valle de Aran , a Burdeos y donde hiciera falta porque realmente era fácil y posible.

Pero no hay nunca dos niñas iguales y con la peque es otra historia. Diría que podemos contar con los dedos de una mano las veces que se ha dormido en el coche. No le gusta ahora ni le ha gustado nunca. Si está cansada es incapaz de relajarse y dormirse y en vez de eso, protesta deseando que pares, la saques de allí.

La entiendo. El coche no le gusta y tiene motivos para que no le guste: tiene que ir atada, pierde libertad y no puede hacer lo que quisiera, se aburre, se le hace largo y lo encuentra una pérdida de tiempo. Ella no ve ninguna utilidad en eso de ir en coche y suerte tenemos que al lado va su hermana mayor, que la distrae y si conviene, le hace marionetas!

Pero no escribo esto para explicaros que la entiendo y que está en su derecho de protestar y quejarse o llorar todo el viaje hasta que podemos parar y sacarla de la sillita. Escribo esto para decir que como madre, es agotador tener una hija a la que no le gusta ir en coche.

Porque no me gusta verla que sufre o que para ella hacer cualquier viaje, por pequeño que sea, es una mala jugada. No me gusta sentir que lo pasa mal y al mismo tiempo, esto, que lleve mal ir en coche nos condiciona. A nosotros que siempre hemos sido culos de mal asiento, eso de tener una hija que en el minuto 2 ya te está diciendo que quiere bajar es un palo!

Si vamos todos juntos mira, con paciencia y una caña trato de entretenerla y hacer los diez mil inventos para que no proteste: le doy el pecho en posturas imposibles (suerte que soy pequeña que sino, no sé cómo lo haría), jugamos, le doy algo para comer, cantamos, contamos cuentos, miramos por la ventana y mil cosas más…

Pero cuando conduzco yo con las niñas y ella refunfuña como si no hubiera un mañana, me siento impotente, me pongo nerviosa porque no puedo hacer nada y no puedo distraerme de la carretera y sólo tengo ganas de parar.

Algún día, cuando los astros están en conjunción una vez cada mil, resulta que tenemos un viaje apacible y se entretiene y juega mientras canta y finalmente se duerme. Y ese día le haríamos la ola y nos sentimos volar! Pero el resto de días es un calvario.

Sé que no soy la única, que hay muchos padres que viven lo mismo que vivimos nosotros y hoy os quiero decir: os entiendo, es pesadísimo, sé que lo habéis probado todo y nada parece que funcione y si funciona dura cuatro días y vuelve a fallar… os entiendo. Sé qué significa elegir el destino de vacaciones en función de lo que se tarde en llegar. Sé qué significa conducir en pleno estado de nervios mientras por dentro te dices «tranquila, céntrate en la carretera» o «pasará, un día le gustará», etc. Lo sé.

La mayoría de días nos desplazamos a pie o en autobús pero claro, hay veces que esto no es posible… y me pregunto «¿hasta cuándo?» Y sé que pasará y un día ni nos acordaremos de todo esto… pero ahora, ahora que estamos metidos hasta el fondo en esta etapa larga de «NO ME GUSTA EL COCHE», es muuuuy pesado.

Y no nos queda nada más que entenderla, ponerle palabras, explicarle que a veces ir en coche es una necesidad para los padres porque tenemos que ir a lugar o hacer cosas que no están al lado de casa. Buscarle maneras de entretenerse y tener mucha pero que mucha paciencia.

Y el padre de las criaturas quería ir este verano a las Landas…! jajajaja… va a ser que no! 😉

Y a tus hijos, ¿les gusta ir en coche?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Míriam Tirado

Míriam Tirado

Consultora de crianza consciente y periodista especializada en maternidad, paternidad y crianza. Me dedico a ayudar a madres y padres a conectar con sus hijos/as.

20 respuestas

  1. Prova amb bessons que no els hi agrada anar en cotxe… i els avis vivint a quasi dues hores de viatge 🙁
    PS: ara que ja tenen quasi 3 anys va millor, es distreuen més amb els camions i tractors que passen, els molins de vent, les xemenies i les esglesies que anem trobant pel camí 🙂

    1. Uau Maria, no m’ho puc pas imaginar…! Déu ni do el que devíeu passar vosaltres, els grans…! Aquesta setmana hem canviat la cadireta a la Lua, i ara va amb una a contra marxa. Li agrada tan poc com l’anterior. Evidentment la cadireta no és el problema…! 😉 Però almenys, va més segura…
      Una abraçada i gràcies pel teu comentari!

  2. Bufff como te entiendo y lo que me alegra saber que no somos los unicos sufriendo eso! Nuestro peque tambien odia viajar en coche. Tiene ahora seis meses y como tu peque, podemos contar con las manos de los dedos cusndo ha dormido en el coche. Aun incluso viajando a la hora de sus siestas o por la noche, no hay forma, se resiste a dormir y solo llora y llora. Yo lo paso fatal tambien porque le veo esa cara tan triste… En trayectos largos si mi marido conduce, me siento detras entre el peque y el mayor casi sin espacio. Y acabo agotada intentando entretenerlo, dandole el pecho como dices en posturas imposibles mientras me clavo la silla de su hermano en alfuna parte de mi cuerpo. A nuestro mayor tambien le pasaba lo mismo hasta los quince meses o asi. Asi q solo me queda confiar en que esta fase se acabe en nueve meses…. En fin, ya sabemos que nos toca hacer viajes mas cortos… aunque es dificil cuando mis suegros viven a cinco horas y mi familia en España (vivimos en Inglaterra). Me consuelo con que le gustan los otros medios de transporte, avion, tren y barco yo creo que porque le encanta ir en el pañuelo jaja. #losdiassoncortosperolosañoslargos Animo!

  3. A la meva gran li passaba el mateix, no volia cochet, ni anar en coche, res d’estar quieta i lligada. Fer 1km era horrible. Prop de l’any li va passar. Mai ha fet migdiades, i al coche es l’unic lloc on les fa des de que es va resignar. Jo vaig descobrir que els ganchitos, chupachups els distreuen. Potser no es gaire sa… pero una vegada se’ns va ocorrer anar a andorra. L’anada vam anar angoixats i vam parar un munt de vegades. Al tornar, vaig veure una pirueta al bolso i vaig provar. No va dir ni mu! Ara, va arribar enganxifosa per tot arreu .
    La petita es més portable i Després del viscut amb la gran…. una tranquilitat.

  4. Mateixa situació, es horrible. Intento fer coincidir hora siestes amb viatge en cotxe; i quan anem els tres molts cops condueixo jo pq amb el seu pare es distreu mes i aguanta mes; jo crec que no em veu la teta i no s’estressa tant, no ho se.

  5. Quant raó! La meva de 3 anys és com la teva gran, no ha tingut mai cap problema, però la petita que té 6 mesos, no sabem el perquè quan anem als llocs dorm, però a la tornada SEMPRE plora fins al punt que la gran es posa tan nerviosa que tmb plora i tens el drama X 2!! Fins al punt que hem de parar i l’he d’adormir en braços, amb el seu respectiu temps…uf! Tot i que els últims cops he agafat la motxila i la poso pq es calmi + ràpid i s’adormi abans, pq veritablament , és un calvari

  6. Aix, com t’entenc!!! A nosaltres ens passa el mateix. 14 mesos i no li agrada gens i, a més a més es mareja. Ara hem trobat una petita solució: videos de música però vaja, també té un límit i no serveix pel mareig.
    I al principi, tothom dient: «doncs que extrany que no s’adormi en el cotxe??!?

  7. Vaya! Me siento aliviada! Mi peque que va ha hacer 5 meses, cuando empieza no para y yo me lo paso fatal! Es subir al coche, unos minutos bien, y poco a poco va poniéndose nervioso, hasta q berrea como si no hubiera un mañana! Sueño, agobio de verse atado, etc… No se, pero yo he llegado a ponerme a llorar de no poder hacer nada . Que hacer cuando son tan bebes??? Un saludo!
    Laura

  8. Es un autentico INFIERNOOO!!!. ya tiene tres años y desde que nacio grita desde que se monta hasta que se baja. Lo de ir atado no va con el y ni me planteo lo de ir contra la marcha porque cuando iba en la maxicosis eso era peor todavia. Ahora le pongo dibus le distraigo con galletas, chuches etc pero yo que le tengo que llevar todos los dias en el coche y lleva asi tres años todos y cada unos de los dias que le montas es agotador.
    Gracias por lo que escribes y cuelgas . Me encanta leerte y verte me siento muy identificada en muchas ocasiobes

  9. Bones Míriam, el nostre fill Lluc des de que va neixer que ens diu a la seva manera que no li agrada ni el cotxe, ni les cadiretes, ni els cotxets…. Ara te 9 mesos. I quan el veig cansat i que vol dormir, odio aquella frase que et diu tothom: «-Tranquil.la, que ara al cotxe s’adormirà en no res!» I jo penso, ojalà, però que no veieu que protesta al cotxet mentre passejem, i mai s’adorm passejant… M’ha arribat a montar uns pollos amb cotxe de fins a vomitar de tant de plorar perquè te son i no pot adormir-se! I se que m’entens perfectament quan tu acabes m’arejada i angoixada de mirar al davant i costat continuament mentre el teu marit intenta conduir, i tu et trenques les banyes inventant distraccions per a que el viatge sigui més amé! Nosaltres hem fet l’aposta de marxar a Menorca amb avió aquest mes d’agost, nosé que pot passar… Però ho volem provar… Igual l’any vinent no ens movem de casa ! Uns abraçada ben forta i segueix escribint que ets el meu consòl !!

  10. Yo tengo un nene de 8 meses y también puedo contar con los dedos de una mano las veces que se ha dormido en el coche. Yo no voy sola en coche con él. Las veces que me he atrevido ha sido una tortura: voy conduciendo el coche como si estuviera en un rally y cuando consigo sacarlo está histérico. Con hipos, como si le faltase el aire, sudando, rojo…puf… un horror. Así que, siempre voy con mi chico y yo atrás haciendo de todo para calmarle (lo de la teta también lo he probado ). Y he de confesar que lo saco de la maxicosi y va en mis brazos muchas veces. Se que está mal pero sino no podríamos ir a ningún sitio.
    La gente que hace las normas de tráfico creo que no piensa en las madres con niños de alta demanda porque a mí me vendría muy bien llevarlo en la parte de Alan te cuando voy sola. Y más peligroso me parece a mí conducir con tu hijo en la parte de atrás histérico perdido…es insoportable.
    Hasta ahora he podido evitar ir yo sola en el coche con él pero pronto empezaré a trabajar y no habrá más remedio… La crianza con apego en este caso como se hace? Tengo que ir a trabajar con el niño histérico o dejo de trabajar?

    1. Leo tus palabras y parece que estuviera hablando yo jeje siempre he dicho lo mismo las normas están puestas por alguien que no ha sido padre o madre, es mucho mas peligroso y vamos muchoooo más distraidas si va atrás llorando! Que alivio leer estas lineas y sentirse comprendida! Un saludo

  11. Bufff estoy igual.
    A pequeña con 11 meses son contados los viajes que he hecho con ella e coche. Y loz abuelos paternos viven a 20min.
    Cómo lo hacéis? No soporto ir conduciendo con ella llorando detrás.
    Ahora la he cambiado de sillita y con una galleta dura un rato. Pero caminos más largos que 5′ ni me lo.planteo…

  12. Ir en coche??? Como bien dices a veces no puedes evitarlo… Yo vivo muuuuy lejos de mi familia, en clima que tengo que coger el coche porque el carrito se atasca en la nieve y además las sillitas van a contramarcha… Es un calvario! Ya no sé qué hacer…. Lloro, me desespero, canto, pongo música…. Y solo tiene 10 meses.
    Imagínate si es un suplicio en España donde nos vestimos cómodos…. Pues ahora imagínate vivir en un clima a -20 grados… Siéntala a contramarcha, con toda esa ropa…. Y llega rápido por una carretera con nueve y hielo….. Claro que la entiendo…. Pero quien me entiende a mi???

  13. Con 2 años empieza a «gustarle» ir en coche y cochecito. Desde que nació siempre hemos tenido que hacer uso del porteo (el primer carrito se lo dejé a una amiga intacto y ahora llevamos uno de paseo que sirve, básicamente, para pasearlo mientras el peque corre) y el coche era una pesadilla. Ir de mi casa a casa de mi hermana (unos 30-40 minutos) se llegó a convertir en una odisea de 3 horas. Lo peor ya no es que no lo guste, es que lo pasa mal.
    Ahora se distrae y aguanta algo pero, como vosotros, hemos dejado las rutas en coche para dentro de unos años jejeje

  14. Com us entenc…. en tinc 3 aixi!!!!!
    La cosa canvia una mica amb els anys, pero… mai es un mar en calma… (la gran te 9 anys)…
    I la gent que no ho ha viscut et mira amb cara interrogant quan fas una quedada x anar a algun lloc una mica lluny i dius :» nos anirem a lliure ens veiem alla» (per sortiramb una hora mes de marge i poderpararmil cops!!!!)

  15. A mi me pasa igual. El grande duerme en el coche siempre y así lo hacía de bebé. Pero mi nena llora y grita… me desespera. No hago trayectos de más de 30 minutos porque me enloquece. La única forna de mantenerla tranquila es dándole teta. Y lo peor no es que llore y grite sino que además comienza a rascarse brazos y piernas porque tiene una dermatitus severa. Tiene 2 años y estoy agotada!!

  16. Oh como te entiendo! A la mia de 2 años no le gusta y encima vomita cada 2 x3…siempre intentamos que los desplazamientos coincidan con su siesta pero para viajes largo….es complicado. A mi me provoca mucho estrés!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.