Un beso enorme a esos padres

Un beso enorme a esos padres

Un beso enorme a todos esos padres que se llevan un “¡Tú no, mamá!”, o mil y un desplantes cuando el/la peque está con malestar.

Un beso enorme para todos los que ven a mamá agobiada o agotada y quieren relevarla, pero su hijo/a se indigna cuando le insinúa un “ya te ayudo yo”.

Un beso enorme a todos los padres que quieren consolar a sus hijos/as pero estos prefieren que les consuele mamá. Porque debe ser duro, porque seguramente no es lo que esperaban o quisieran.

Un beso enorme a todos los padres que crían conscientemente a sus hijos/as y saben que aunque lo parezca MIL a veces, no es que no les quieran, no es que les odien. Un beso enorme a todos los que respiran hondo para no sentirse ofendidos y comprender que esto pasará y que pueden sostenerlo. Y también para los que no lo pueden sostener y se agobian y sienten que su autoestima baja en picado.

Sí, a veces también les pasa a las madres pero en menor medida y hoy, quería hablar de ellos porque a menudo necesitan que les digamos “te comprendo” o un “te abrazo. Gracias. PASARÁ”.
Beso enorme. En serio. Ojalá resuene.

Artículo publicado en Instagram y Facebook el 15 de diciembre de 2019

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Míriam Tirado

Míriam Tirado

Consultora de crianza consciente y periodista especializada en maternidad, paternidad y crianza. Me dedico a ayudar a madres y padres a conectar con sus hijos/as.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados