Puede parecer una tontería pero es algo que provoca muchos quebraderos de cabeza: «¿por qué no quiere ir conmigo?» «¿Por qué le prefiere a él?» o «¿Por qué le prefiere a ella?»… se remueven muchas cosas cuando los niños expresan sus preferencias temporales, momentanias o más duraderas en el tiempo respecto a sus progenitores.

Por eso he querido abordarlo en este video:

¿Qué tal? ¿Te has sentido identificada/o? Tenemos que dar normalidad a estas situaciones, sin tomárnoslo siempre como un auténtico drama. Sin sufrir tanto, porque es que en realidad, no hay motivo.

Lo que pasa es que se nos remueve todo: nuestros miedos a no ser queridos, aceptados, a ser rechazados… historias ya vividas que con su desplante nos acechan de nuevo. Pero no tiene nada que ver, es otra cosa. Pero se nos remueve todo y se parece tanto que nos asustamos. Y entonces es cuando empezamos a actuar como no deberíamos: enfadándonos, ofendiéndonos, riñendo, etc.

Nunca te enfades con esto, de verdad. No es necesario y se empeora todo.

He escrito algunas cosas sobre este tema, quizás también te ayuden:

«Y TÚ, ¿COTIZAS AL ALZA?»

También quizás te va bien ver este video…

 

En fin, espero que todo esto que te he compartido aquí, te ayude.

Y ahora dime, ¿te ha pasado esto que cuento? ¿Cómo lo has vivido?

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.