crianza

Desmontando 10 mitos de la crianza con apego

La crianza con apego no es la mayoritaria, pero desde hace unos años ha ido creciendo en número de seguidores. Esto ha hecho que hayan salido algunas voces que lo llaman una moda, o que, directamente, la critican propagando tópicos falsos. 

A parte de lo que os he contado en el video con estos tópicos que he ido desmontando, la pregunta sería: ¿Por qué? ¿Por qué tanto interés en desprestigiar este tipo de crianza?

Y es que, no son sólo las críticas que suelta la gente por la calle por ignorancia… también son los periódicos y los medios de comunicación en general que a menudo dan la imagen de que criar así es una moda tonta que pasará pronto.

Hace un tiempo escribí sobre esto en este post que el título ya es bastante claro:

¿POR QUÉ MOLESTA TANTO LA CRIANZA CON APEGO?

Y quizás también te sienta bien ver este video, sobre todo si te sientes muy criticado/a por tu forma de criar:

En fin, que hagas lo que sientas, lo que te diga tu instinto… que te informes bien, y que críes como buenamente puedas/creas/quieras.

😉


[thrive_leads id=’6503′]

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Míriam Tirado

Míriam Tirado

Consultora de crianza consciente y periodista especializada en maternidad, paternidad y crianza. Me dedico a ayudar a madres y padres a conectar con sus hijos/as.

5 respuestas

  1. Existeix la criança sense vincle i apego? No sobreviuríem. La vinculació existeix sempre, una altra cosa és el tipus de vincle i l’apego o aferrament. Crec que aquestes coses porten a malsentesos i ens confonem, i llavors caiem en l’error de dividir-nos i enfrontar-nos entre mares per conceptes que no estan clars. Pots donar biberó i tenir un vincle extraordinari amb el teu fill pq te’l mires mentre l’aculls entre els teus braços i pren la llet, i no jugues amb el mòvil; pots portejar o dur el nen en cotxet i tenir un vincle extraordinari, proper, sincer; i pots donar el pit i no mirar-te el teu fill o filla. La vinculació no depèn del què fas, sinó del com ho fas. Quan el canvies, quan li dones de menjar, quan l’acompanyes a dormir, quan l’aculls quan et necessita, quan sent que te’l mires, que l’escoltes, que confies en ell…i tot això va més enllà de pit, collit, porteig o altres.
    Potser això és el que està passant, que el vincle s’associa i redueix a aquests trets i genera malestar en qui no “compleix aquests requisits”.
    En fin…que m’enrotllo.

  2. Totalmente de acuerdo con Eva…..
    La crianza con apego tiene que ver más con el respeto profundo (por sus ritmos, por su forma de ser) con la empatía, con el amor incondicional….y no tanto (o no sólo, o no en exclusiva) con la lactancia, el colecho, el porteo….A mí también me molesta muchísimo este absurdo enfrentamiento entre posturas y opiniones diferentes en torno a la crianza….

    1. Supongo que tenemos que aprender a tratarnos bien: a nosotras mismas y a los demás. A respetar a nuestros hijos y a los demás… Y en eso estamos. Si no vamos a lo profundo, aparece la ofensa, el ataque, y de aquí no salimos! 😉 Un abrazo.

  3. Hola! Muy interesante el video. Yo me crie en mi cuna y a los dos años a mi habitacion. Y creo que soy una persona bastante equilibrada. Ahora soy pareja de un hombre con dos hijas. De 9 y 7 años. A ellas la madre las crio durmiendo en la cama de matrimonio y como consecuencia de esto problemas de pareja. Ella siempre aferrada a sus hijas y que no las toque nadie.( eso es lo que me han contado varias personas). Y sin embargo ahora que conozco a las niñas si que veo un desequilibrio muy grande y nose si es debido a eso. Sobre todo en la mayor. Tiene una dependencia hacia la madre y le esta costando dormir sin ella, ya que ella tiene una nueva pareja y ahora si que pueden dormir las niñas solas. En cambio la pequeña estaria encantada de dormir en su cama sola. El que se quedasen a dormir en casa del padre, costo mucho. Ya que tenian que dormir en su habitacion. Eso si, con las camas juntas. En casa de la madre duermen las niñas juntas en una cama de matrimonio. Poco a poco conseguimos que durmieran en su habitacion. Pero un fin de semana se torcio todo porque la madre volvio a dormir con ellas. Despues de unas semanas sin quedarse a dormir en casa del padre, conseguimos que se quedaran poniendoles una cama en nuestra habitacion. Y asi estamos. Yo no estoy de acuerdo que a estas edades tengan tanta dependencia a la hora de dormir, cuando no la tiene en otras cosas. Y al decirles de que cuando van a dormir en su habitacion, te dicen que no. Que con nosotros. Nosotros (lo poco que las tenemos) intentamos siempre respetar su opinion, les preguntamos,les eschuchamos y no les gritamos ni menospreciamos. Les reñimos y ponemos limites, pero siempre con respeto y explicandole el porque y las consecuencias de lo que hacen. Sabemos que en la otra casa siempre son gritos y malas caras. Porque lapequeña explica muchas cosas, aunque la mayor se cierra como una ostra y no dice nada. Sobre el tema de dormir, ¿hasta que edad podemos estar asi? ¿ va siendo hora de ir insistiendo otra vez que duerman en su habitacion?? Muchas gracias y voy a seguir leyendo mas de su blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.