Acompañar

Expectativa vs realidad

No hay verano sin acampada.  Empezamos todos, pero acabaron 2. Yo fui la afortunada que me tocó acompañar a la peque, entrar en casa y dormir en una cama (Thank God!). Pero esto no es importante, es solamente la anécdota que me ayudará a contarte lo que quiero decirte hoy:

Con los peques pasa a menudo. Mucha ilusión por algo nuevo pero luego, cuando lo ven, viven, sienten… se echan atrás.

Y tú, que has montado todo el tinglado te quedas en plan “¿me estás tomando el pelo? ¿Tengo cara de gi%^*$?” y se nos pueden cruzar los cables porque ha cambiado de opinión y nos molesta porque lo interpretamos como un capricho.

Los adultos tenemos suficientes años encima (algunos más de lo que querrían ), suficiente experiencia y vivencias, como para poder imaginar con bastante fiabilidad si eso nuevo que vamos a hacer, practicar, etc, nos puede gustar. Los niños pequeños, no. Tienen tan poco background detrás que les cuesta mucho más. Entonces lo que imaginan no es lo que viven, sienten esa “primera vez” de algo y se hacen “caquita”. ¿Sabes eso de expectativa versus realidad? Pues justamente eso.

No pasa nada. Para poderse motivar en muchas cosas, necesitan antes tener esa vivencia de la primera vez y acompañarles significa comprender esos cambios a veces de opinión. Estoy convencida que ahora que sabe lo que es dormir dentro de una tienda, la próxima vez lo pedirá cuando efectivamente sepa que no va a “desertar”. Se le llama aprendizaje. Aprender a través de las experiencias vividas y lo que ellas transmiten. Poco a poco. Zero prisa. Acompañar es un trabajo de largo recorrido, para poder saborear mientras miras el paisaje.

Ojalá resuene

Articulo publicado en Instagram y facebook el 28 de Agosto de 2020

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Míriam Tirado

Míriam Tirado

Consultora de crianza consciente y periodista especializada en maternidad, paternidad y crianza. Me dedico a ayudar a madres y padres a conectar con sus hijos/as.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados