Lactancia prolongada, aquella gran desconocida

La lactancia prolongada, la que llega más allá de los dos años, es la gran desconocida. Es normal. Hasta hace poco prácticamente no había mujeres que amamantaran pasados ​​los dos años de la criatura. Es más, hasta no hace mucho las instrucciones de diez minutos en cada pecho y cada tres horas hacían que la lactancia se acabara muchísimo antes. No se respetaba la ley de oferta y demanda que sólo el bebé puede regular, y llegaba un punto en que aquello no iba ni con ruedas. A menudo lloraba desconsoladamente porque no aguantaba tres horas sin mamar, quería teta mucho antes porque quién sabe si con los diez minutos de cada pecho había tenido suficiente y entonces la respuesta era: “este niño se queda con hambre. No tienes suficiente leche”. Ninguna de las dos afirmaciones era errónea: el bebé se quedaba con hambre porque no se le había respetado ni su tiempo de toma de cada pecho, ni el momento en que él/ella quería volver a mamar, y también era cierto que no había suficiente leche porque no se había dejado que el bebé regulara, a través de su succión, la producción de cada pecho. Para tener leche se debe permitir al bebé mamar. Esta norma es básica y es de las más importantes. Si no dejamos mamar libremente al bebé cuando y durante el tiempo que necesita, el pecho no fabricará la leche que necesita.

Resumiendo, las lactancias maternas duraban más bien poco. Enseguida se introducía la alimentación complementaria y lo que se eternizaba eran las papillas. Por suerte, muchas mujeres ahora hacen lactancia materna exclusiva hasta los seis meses porque es lo que recomiendan pediatras y Organización Mundial de la Salud, y porque es lo que muchas desean. Pero la vuelta demasiado pronto al trabajo, etc, hace que en muchas ocasiones el dar el pecho se acabe mucho antes de los dos años del hij@. La OMS recomienda amamantar como mínimo hasta los 2 años y terminar la lactancia materna cuando madre o hij@ (unilaternalment o llegando a un acuerdo) decidan.

Pronto hará 38 meses que amamanto a Laia, en una lactancia materna más que satisfactoria y placentera. En otras ocasiones os he explicado la de comentarios desagradables que me he cruzado algunas veces de alguien que veía cómo mamaba Laia de mi pecho, pasados ​​sus dos años. “LACTANCIA PROLONGADA” es un ejemplo, pero podéis encontrar otros en la categoría “lactancia” de este blog. Pero hoy no quería hablar de eso si no de cuán desconocido es eso de amamantar un niñ@ que habla por los codos, que corre y salta, y que está a punto de empezar P-3. Hay caras que parecen estar viendo algo de otro planeta y supongo que en el fondo es así: no han visto casi nunca mamar un niñ@, y menos aún, una niña “mayor”. Pero estas caras no me molestan, no me molestan en absoluto. Porque pienso que es importante que vean que esto es posible y que esto es “normal”.

“¿Duerme?” me preguntó el otro día una persona mientras yo daba el pecho a Laia en un encuentro con amigos y conocidos. “No, está mamando” “¿aún? ¿No es muy mayor, ya?”, preguntó. “Depende de cómo lo mires. Se recomienda alargar la lactancia materna hasta más allá de los dos años”. “¿Y cuando dejarás de dárselo?” “No lo sé,… cuando o ella o yo decidamos, o cuando tengamos suficiente las dos”. Me sentí cómoda hablando. Era una persona que pondría la mano en el fuego que quizás ni siquiera había visto nunca un bebé mamando. Era normal que preguntara, y me gustó poder contestar. Me gustó que viera que aquello también existía, que era bueno, que era importante. No me sentí juzgada. Era una conversación, simplemente, fruto de la ignorancia que no me molestaba en absoluto.

Me di cuenta de que la lactancia prolongada es tan desconocida que son normales todas las miradas y los comentarios. Que es un precio que debemos pagar las que amamantamos más allá de los dos años, pero que es importante. Es importante que a través nuestro, de tantas madres e hijos que disfrutan aún de lactancias prolongadas, tanta otra gente pueda visualizar la imagen. Pueda ver una niña de casi 38 meses pidiendo teta a su madre, pueda ver cómo se agarra al pecho, como se relaja, como me mira. Pueda ver como le abro los brazos, como le acaricio el pelo mientras mama. Puedan ver y participar, de alguna manera, de esta conexión especial y única de cada madre e hij@ en plena toma.

Ese día tuve la sensación de que quizás más pronto de lo que creo esta imagen no será tan extraña. Ya no harán falta preguntas ni juicios. Ya no hará falta ni dar explicaciones ni necesidad de escondernos depende de quien tengamos cerca antes de dar el pecho. Ni de hablar de pediatras o de la OMS.  Y pienso en la Laia y tantos niñ@s que maman durante largos períodos. Cuando ella dé el pecho lo encontrará tan normal… Ha visto tantos niños que maman, lo ha hecho ella tantas veces… que será natural, será instintivo, SERÁ, simplemente. Sin añadidos ni cuestionamientos de ningún tipo. Y pensar en estas cosas, en que sea normal y natural algo que nunca debió dejar de serlo… me hace muy feliz.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Míriam Tirado

Míriam Tirado

Consultora de crianza consciente y periodista especializada en maternidad, paternidad y crianza. Me dedico a ayudar a madres y padres a conectar con sus hijos/as.

28 respuestas

  1. Hola Míriam!
    Celebro que puguis donar el pit sense vergonya a tot arreu. Jo reconec que, ara que el meu fill petit acaba de fer 2 anys, cada cop em tallo més en fer-ho en públic. També és cert que quan estem fora gairebé no en demana mai ja que ho té molt associat a l’hora de dormir però, em costa fer-ho fora de casa. Suposo que tens raó, mica en mica la lactància es va normalitzant, no fa tants anys no era gens normal veure un nadó prenent pit al carrer i cada cop es veu més, a veure si d’aquí a uns anys també es veuen nens més grans!!

    1. Hola, Estel.

      La Laia ara mama poc, tres cops al dia o una cosa així i normalment és per dormir i per tant, gairebé sempre a casa. Però si algun dia som fora i demana teta perquè està esgotada de jugar amb els amics, o perquè estem fent una costellada i no ha fet la migdiada i vol dormir, o perquè ha caigut i s’ha fet mal… fa teta. És cert que hi ha vegades que miro qui hi ha al voltant com per “preparar-me” per algun comentari o mirada, però no em tallo. I he de dir que últimament he donat el pit a llocs amb molta gent que estic segura que no han vist gaires nens de l’edat de la Laia mamant i tothom ha estat molt respectuós.
      Mica en mica… 🙂

      Una abraçada.

  2. El otro día me molesté enormemente con la enfermera del pediatra porque nos dijo que ni de broma diéramos pecho más allá del año, q eso era por capricho de la madre para no dejar que su “bebé” crezca… Le pregunté q porqué la OMS entonces recomendaba continuar la LM hasta los 2 años y dijo que eso era algo que se habían inventado estas mamis de ahora que siguen la nueva moda de dar pecho…

    1. Ay… algunas enfermeras de algunos Centros de Atención Primaria necesitan urgentemente un reciclaje en LM. Cuando te pasen cosas así, al salir, pide un formulario de los que tienen para quejas y propuestas, y déjalo por escrito. Esto es algo que se debería hacer siempre. Pedir que la gente se informe, se recicle y no diga tonterias a mamás que algunas veces saben mucho más de LM!

      Te lo recomiendo de veras. Besos.

  3. Madre mía! Yo voy por los 30 meses y en mi círculo cercano soy autenticamente un bicho raro. Pero ha llegado a un punto que no me molesta. También porque mi pequeña ya no me reclama el pecho fuera de casa, lo relaciona con algo íntimo así que si no lo explico nadie nos ve. Pero espero como dices que al final un día la lactancia sea, simplemente.

    1. Hola, Alexia.

      Sí… cuando llegue el momento. Y hasta entonces… ¡A disfrutar! Como dice Carlos González… es un “regalo para toda la vida”!

      Besos.

  4. Tal vez lleves razón y si la hacemos visible, llegue un día que nadie se extrañe y que cuando una madre nos vea piense, me gustaría compartir eso con mi hijo/a, el día que lo tenga. Un abrazo

    1. Estoy convencida de ello… Las cosas tienen su evolución natural y cada día veo más mujeres que amamantan sin ningún tipo de problema, etc. Quizás soy demasiado optimista, pero yo lo veo así! 😉

      Besos.

  5. No sabes lo contenta que me acabo de quedar leyendo lo que has escrito acerca de la lactancia prolongada. Yo llevo cuatro años y dos meses dando el pecho, le daba el pecho a mi primera hija el mismo día que di a luz a la segunda; toda mi familia me decía que me vería con una en cada teta, pero no fue así, ya le había explicado a la mayor que venía la hermanita y que le tocaba a ella comer y, la pobre, lo comprendió, y todavía hoy se consuela acariciándome los pezones. Casi nadie me comprende, mi madre me repite siempre que me va a dar una osteoporosis, que deje ya la lactancia, y sí es verdad que mucha gente se queda asombrada cuando me ven dando de mamar a mi pequeñaja, ya de 14 meses. También tengo que decir que muchas veces he pensado en dejarlo ya, porque la verdad es que llevo sin dormir como es debido años…, pero, por otra parte, me da mucha pena porque mi hija es la imagen de la felicidad absoluta cuando llego a casa del trabajo y viene corriendo a abrazarme y se pega a mí como una lapa para que le dé un poquito de tetita… No sé si estoy haciendo bien, si es verdad que está afectando a mi salud, últimamente no hago más que enfermarme de gripe…, todo lo contrario que las niñas, que han salido sanitas como robles. Un saludo. Muchas gracias.

    1. Hola, Virginia!

      Gracias por contarnos tu experiencia. Es curioso como muchas madres que enferman dando el pecho se hacen analíticas y sale todo bien! El entorno siempre culpa la lactancia del hecho de que pilles gripe o varios resfriados, pero nadie piensa que resulta que con un niño pequeño vas más cansado, quizás trabajamos y vamos estresadas, con algo de culpa por no llegar a todo… Siempre es la lactancia la culpable de todo para muchos. Y no es una cuestión de si haces bien o mal. Tu hija es feliz tomando teta? Y tu, lo eres dándosela? Pues adelante, no dejes que nadie os robe algo que sólo es vuestro.

      Besos!

  6. Us envejo molt, jo vaig deixar de donar-li el pit quan el Joan tenia 28 mesos i va ser perquè al quedar-me embarassada, al agafar ell el pit, us juro que veia les estrelles, el dolor era insuportable!, jo li vaig començar a explicar que a la mare li feia molt mal quan ell mamava i sembla que ho va entendre…. va començar a mamar menys i em deia mama teta pupa… i a mi se’m trencava el cor… vam estar fins el mes de Febrer que jo notava que em buscava però era conscient…. al Gener em va demanar 3 vegades el pit i li vaig donar… recordo que la darrera vegada, em va agafar el pit i ple de ràbia em va mossegar! mai a la vida m’havia mossegat i vaig plorar de dolor i de pena…. però es que no ho podia suportar…. i de cop i volta un dia, em va dir… mama la Maria (la germaneta que estem esperant) teta i jo també, i vaig pensar que havia sigut molt més conscient que tots nosaltres de la situació.
    Ara quan em veu els pits… sempre diu mama pupa amb carona de pena…. i a mi encara em dol… jo li seguiria donant el pit fins que ell volgués….

    1. Pilar, tranquil.la. Les coses van com van. No deixis que la culpa entel.li un temps de lactància plena que heu pogut viure. No deixis que la culpa i el dolor passin per damunt de tot el temps de lactància que heu compartit tu i el Joan. L’heu gaudit, l’heu viscut plenament i potser el final no ha estat com desitjàveu, és cert, però les coses no sempre van com un voldria, oi? Ara has de fer el procés d’acceptació. I ser molt conscient que el vincle no es perd per molt que ell deixi de mamar. El vincle és tot vostre, l’heu gestat des del primer dia i ja us pertany.

      Una abraçada.

  7. que lindo! en casa hace 2 años y 8 meses que teteamos y lo sentimos super natural, mas alla de que haya tenido que informarme bien para poder hacerlo, si no nunca se me hubiese ocurrido.
    me encanta tambien que me vean, que se sorprendan, que se pregunten… generar algo en el otro. quizas algun dia pase lo que vos decis, que ya no sea algo extraño… de verdad, seria hermoso! y creo que cambiaria la humanidad 🙂

  8. Ya se que borrareis este post pero sinceramente creo que no lo haceis por el bien de vuestros hijos sino por el vuestro propio. Lo necesitais psicologicamente y vuestros hijos se criarian estupendamente tanto con pecho como sin el.

  9. Adriana Campos, ¿los niños se criarían estupendamente sin besos? Seguro que sí, pero un niño necesita algo más que alimentación para ser feliz.

    Efectivamente nuestros hijos se “criarían” estupendamente también sin pecho, sin embargo la enorme felicidad que siente mi hija cuando toma su teta es indescriptible y yo no soy quien para quitárselo. La cuestión es que yo no quiero solamente que mi hija crezca de forma física, también quiero que lo haga emocionalmente, y el momento en el que mama es un momento íntimo entre las dos, de conexión emocional, es una forma más de expresión de amor, como cuando la beso o la abrazo.

    ¿Y quién es nadie para decidir por el niño? El problema es que siempre pensamos que debemos decidir por ellos, cuando ellos son mucho más listos en muchos temas de lo que nos pensamos.

    Y no, yo no lo necesito psicológicamente ni lo hago por mi bien, sobre todo porque llevo más de dos años sin dormir una noche entera, no, definitivamente no es por mi bien sino por el de ella, yo no le meto la teta en la boca y la obligo a mamar, es ella la que decide cuándo y cómo, hay días que mama más y otros, menos. Lo único que necesito psicológicamente es verla sana, feliz y contenta.

    Qué triste, qué desconectados estamos de nuestra naturaleza, que nos parece raro algo que el ser humano ha hecho desde siempre (los antropólogos indican que la edad de destete está entre los 2 y los 7 años). Lo único que pedimos las madres que damos el pecho es respeto, al igual que yo respeto a una madre que ha optado desde el principio por el biberón. ¿O es que esas madres dan el biberón, no por el bien de sus hijos, sino por el suyo propio?

  10. hola:
    ahora se que si alguien me pregunta algo sobre la lactania y de lo raro que le parese, pues le responderé como bien explicás vos desde tu experiencia. o no se si yo me siento atacada pero casi siempre me siento muy obserbada y cuchicheos o preguntas entrabavamos en un debate incomodo que aveces evito explicar, solo digo. poca cosa y que lo hago por que la veo feliz y que ambas estamos bien de hacerlo. y cambio el tema jajajaja…
    pero me siento bien de cambiar el chip y verlo de manera positiva.
    mi niña se llama Bel.la y ya llevamos 19 meses con la teta a la que llamams (chichis) de manera cariñosa. pero como es una nena grande, en el parque cuando viene a pedirme teta ella de pie y yo sentada con la teta fuera, la gente alucina con lo que ve…y no me siento nada mal, pero de ves en cuando quizás esté muy de bajón que me molesta un poco pero no me influye en ocultarme y no reprimo tomas a mi hija por esa razón.
    gracias por compartir tus palabras…besos!!

  11. tengo 33años y mi nena 25 meses, l doy el pecho aun y hasta recien m cuestionaba si hacia bien cn seguir haciendolo, luego d leer este articulo y ver q hay otras madres q pasan x l mismo, KIERO SEGUIR HASTA Q ELLA DIGA BASTA, m pide cn tanto amor q de verdad era dificil solo pensar en cm hacer para kitarle. mi gorda tiene una particularidad y es tocarm todo el tiempo el otro peson, d tal forma q llego a ponerm nerviosa y no s cm manejarlo, luego esta q no pueden ni tocarm su padre xq muchas veces kedo largas hrs asi. no se q es q m pasa? solo se q ella m hace feliz, m llena, complemeta y si vieran q tierna es, hoy sin ir mas lejos no dejaba q tome unos mates x jugar, l dije q no tenia mi madre serca para q m de d comer asi q debia hacerlo sola, a ls 5 mn vino cn un platito d ella diciendo q m cocinaba y q no llorara, m habrazaba cada nada y keria hacer pucheros, m partia el alma mi vida…es amorosa, l dije lo feliz q yo era cn ella..T AMO MARTINA

  12. Jo estic orgullosa de mi i dels meus fills per haver allargat la lactància més enllà dels dos anys en els dos casos. Amb el primer, dos anys i quatre mesos i amb el segon dos anys i deu mesos. Un amic meu que és naturòpata sempre diu que això és ‘currículum’ tant pels beneficis que té pel nen com pels que té per a la mare. També em vaig haver de sentir molts comentaris de les tietes, de les veïnes que ho trobaven excessiu, però jo sempre els responia el mateix ‘mamaran fins que ells vulguin’. Ho tenia tan clar! El que em sabia més greu era el comentari de professionals, com alguna infermera del meu CAP, que es va atrevir a dir que la meva llet ja no alimentava i que allò no era bo ni per mi ni pel meu fill. Ja estava vacunada i em va entrar per una orella i em va sortir per l’altra. Penso que és lamentable que gent que hauria d’estar formada en qüestions de lactància materna, com les infermeres de pediatria, no poden fer comentaris com aquest. Jo vaig tenir la sort de tenir molta informació al respecte, però a mares novelles i sense informació, els pot fer prendre una decisió del tot errònia. I per cert, felicitats, Míriam, tu i la Laia sou unes ‘campiones’!.

  13. Miriam, sentirme más identificada es imposible. Tengo que reconocer Sara cada vez pide menos en publico, y que yo a veces evito hacerlo en esa situcaión para evitar preguntas y miradas. Pero últimamente he tomado un poco la msima actitud que comentas y me he sentido libre. Y esa ha sido una sensación maravillosa. Gracias!!

    1. Hola, guapa.
      ¡Qué bien que hayas conseguido hacer el cambio de chip, y que te lo mires de otra forma! Si hacemos ese cambio, podremos disfrutar incluso más de la Lactancia materna y hacer que el resto lo vea también como algo placentero y natural.

      Besos.

  14. Miriam, me ha gustado mucho este post de hoy, la verdad es que me dais todas envidia sana. A mi segunda hija va a hacer 11 meses que le doy el pecho y estoy feliz de poder hacerlo y me encantaría poder llegat al tiempo qie vosotras decís pero seguro que tarde o temprano empezarán los comentarios negativos en mi círculo como el que ha puesto esa chica Adriana Campos…tenemos que luchar y demostrar que es bueno lo que la naturaleza nos ha dado???? Estamos locos o que?? Esta claro que los niños tb crecen sin teta pero eso es lo que la naturaleza nos ha dado para alimentar a nuestras crias y se deberia respetar…es como si ahora se dejara de hacer el amor para poder tener hijos pq artificialmente tb se pueden tener … A que no tiene sentido? En fin….no me quiero calentar más. Enhorabuena a todas las mamis que habeis logrado con vuestros peques una Lactancia prolongada!!

  15. Hola Miriam! Me ha gustado mucho tu post, te percibo muy libre, Feliz y relajada con tu experiencia en la lactancia. Es Como yo quiero vivirla, lo he hecho hasta ahora, pop los 6 meses que tiene mi hijo… Bueno, hasta q su pediatra encontro q tenia sobrepeso y me recomendo espaciar Las tomas de 3 a 4 horas… Y no resultan estos horarios en absoluto… Y no puedo estar tranquila, porque he hecho caso omiso a estos horarios; mi pequeño toma de una teta, duerme o juega, sucede mas o menos una hora o dos vuelve a tomar un poco mas, otras veces toma de ambas en una toma sin vaciarlas del todo, su horario es irregular. Creo en mi interior que lo que hace està bien, pero me persiguen Las palabras de aquella pediatra: obesidad… No lo se, si puedes y Cuando puedas me gustaria saber que piensas tu. Crees que hago bien? Gracias y que tengas un muy buen fin de semana. Carlos, Andrea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.