Mare

2.6.2011

En este blog he hablado mil veces de mí misma como madre. De lo que siento, de lo feliz que me hace este nuevo estado que ha aparecido en mi vida. Pero hoy tengo ganas de hablar de otra madre, de la mía.

Llegué a mis padres cuando ellos eran muy jóvenes. Ella tenía 19 años, un mundo por descubrir y cero información y experiencia. Me gestó, parió y crió de la mejor manera que supo, sumergida en un mar de dudas e inseguridades. Me hubiera gustado ser ya mayor para poder ayudarla, para poder abrazarla en los momentos de soledad que seguro tuvo.

Pero mi madre es sabia y no paró hasta que encontró su esencia y al darse cuenta que los primeros tiempos de mi crianza habían estado ausentes de conciencia, tampoco paró hasta rehacer el vínculo. Me propuso escribir un libro juntas («VÍNCULOS. Gestación, parto y crianza conscientes«) y eso fue el inicio de un proceso maravilloso que no olvidaré nunca y que me ha vuelto «la VIDA». Saber todo lo que sintió, sentirla cercana, poder decirle que no era culpa suya, que la entiendo y que la acojo, me salvó. Saber hasta qué punto me quiere, también.

Mi madre es sabia y de alguna manera, sabía que rehaciendo nuestro vínculo, yo podría forjar uno fuerte y sólido con mi hija. Podíamos romper el círculo. Yo no hubiera podido vivir la maternidad y mi vida con la conciencia que lo hago si no hubiera sido por ella, que me dio las pistas, que me enseñó (sin que me diera cuenta) el camino hacia una nueva manera de entender este ciclo; gestar, nacer, vivir, morir.

Mi madre es sabia y cuando habla, todos callan, porque quieren escuchar todo lo que dice y no quieren perderse nada. Mi madre tiene luz y quizás no se lo he dicho nunca, todavía. Mi madre tiene luz y ni siquiera sé si ella lo sabe. Amarla como la amo me obliga a creer que hay vida después de la muerte, porque no puedo imaginar no volver a verla nunca más, no volver a sentir su esencia, no estar nunca más en contacto con su ser completo y perfecto.

Tengo prisa por aprenderlo todo de ella, porque me transmita todo su saber, si es que soy capaz de acumularlo. Como si de un tiempo a esta parte me hubiera dado cuenta del valor del linaje y tuviera prisa por absorberlo todo, para poderselo transmitir luego a mi hija, y ella a la suya, y luego a la otra, y la otra… Tengo prisa porque hay prisa, porque no podemos esperar más, porque este mundo tal como está, no se aguanta.

Mi madre es sabia y sin ser consciente de ello, porque para ella es la cosa más natural del mundo, extiende su saber en parejas y más parejas que aprenden a vincularse desde el primer día al hijo que gestan. Hijos que se podrán sentir acompañados en su vital viaje. Porque ayuda a las mujeres a vivir el momento presente, porque las ayuda a deshacerse de la culpa elaborándola y liberándola. Porque las acompaña en la soledad y en la desesperanza y porque ese amor que desprende sin juicios, se extiende y hace que ellas mismas amen sin juicios a sus hijos. Porque lo que recibimos y nos es bueno, tenemos ansia de transmitirlo a aquellos que amamos incluso más que a nosotros mismos.

Mi madre es sabia y además, es una perfecta abuela. Cuando la veo jugar con mi hija pienso «no sé qué haría sin ellas». Porque ellas son mi vida. La madre y la hija, el hilo que me une a la VIDA. Porque lo son todo para mí y porque sé que de alguna manera, son lo mismo. Que SOMOS lo mismo. Y sentir esto, tener la plena conciencia de ello, me emociona y me expande.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Míriam Tirado

Míriam Tirado

Consultora de crianza consciente y periodista especializada en maternidad, paternidad y crianza. Me dedico a ayudar a madres y padres a conectar con sus hijos/as.

11 respuestas

  1. Nena, que bonic … ja m’has fet plorar altre cop 😉
    Quina sort que hem tingut de conèixer-te i de conèixer a l’Àngels, sense vosaltres la nostra criança hagués estat molt diferent … no tots tenim una mare sàvia al costat …

  2. Compartèixo tots els elògis cap a l’Angels, per a mi ha estat una persona vital en la gestació del meu fill, gràcies a ella, a les seves paraules, al seu saber escoltar… gràcies a la seva llum, he sigut plenament conscient en la meva gestació i criança. I com diu la companya… NO TOTS TENIM UNA MARE SÀVIA AL COSTAT. Gràcies a les dues per ser com sou.

  3. Uf, tot el que has dit ho hem viscut els que hem tingut la sort de comptar amb el seu suport en el procés de portar fills al món. En el meu cas, l’he tingut dues vegades al costat, però sempre sento, encara que no ens veiem, que encara em transmet energia positiva si penso en ella. Tens una gran mare, Míriam. I penso, si sap transmetre tant d’amor i de saviesa cap a persones com nosaltres, què no farà amb la seva filla i la seva néta. Records a aquesta mare/àvia tan fantàstica. I digues-li que a casa pensem sovint en ella.

  4. No tinc paraules. Llàgrimes si que en tinc però són d’emoció i d’alegria infinita per haver-te dut al món!

    I gràcies a totes les mares i famílies que m’heu fet la confiança de permetre’m acompanyar-vos en aquesta etapa tan preciosa. Ho visc com un honor i un privilegi.

  5. Sempre recordo l’Àngels escoltant amb tendresa i comprensió, sense cap mena de judici, a les classes de prepart i a les posteriors trobades de mares. A mi me la van «recomenar» unes amigues de Bcn que havien fet el curs de doula i que la van conèixer. Elles van pensar en mi de seguida per quan necessités ajuda en el procés de gestació. I estic molt contenta i agraïda d’haver-los fet cas.
    I després et vaig conèixer a tu, Míriam, jo ja embarassada d’en Berenguer i tu pocs mesos abans de quedar-te embarassada. I hem tingut la sort de compartir molts moments durant aquests 2 anys, per mi, importants. I aquest demà en compartirem un de nou;)!

  6. Tienes una madre maravillosa, disfrutala. Para mí, mi madre es fundamental en mi vida, no se que haría sin ella, no solo por lo que me ayuda y por como trata a su nieta y como la cuida sino porque me da un apoyo incondicional, siempre esta ahí para escucharme y creo q ella también se siente bien conmigo, me gusta el equipo q formamos!!!

  7. Una merabellosa idea fer aquesta oda a la teva mare!!!! (jo correbora que es un ser concient i lluminós)
    Aprofito per cridar al cuatre vents,que Jo tambe tinc una mare sàbia i amb molta consiència. Que em va tindre en unes condicions semblants a les de la teva, pero gràcies al nostre apropament d’anima y a través de la criança del meu germá petit m’ha ensenyat a estimar i cuidar el meu fill.
    Peró ara és lluny, al altre cantó del «xarco»i l’anyoro l’anyoro tant, que ploro, quan el pensament em porta tant intimament al seu costat, dons el vincle es tant fort que sento que el cor vol sortir volant per anar a cercarla… snif
    Se que un dia ens retrobarem!!!

  8. Hola,
    Àngels, jo no tinc cap més paraula addicional per afegir, només puc dir-te que gràcies a coneixer-te la gestació i criança del Martí han estat d’una manera molt diferent a la de moltes amigues meves. El Jordi i jo t’estem molt agraïts, per això volem compartir la gestació de l’Arlet amb tu.
    I afegeixo que hi hauria d’haver una Àngels a casa poble, així les mares no estariam tant perdudes en el camí de la gestació/criança.
    Gràcies a les 2: guapes !!!.

  9. uff!
    jo he ensopegat amb vosaltres a través d’un canvi de vivenda, però l’acostament va ser a per un avortament, una animeta que em va dur a fer teràpia amb l’Àngels, amb qui vaig prendre consciència de lo traumada que encara estava pel naixement del meu primer fill…ara, torno a estar embarassada, i aquesta vegada, vagi com vagi em sento molt menys culpable i més capaç.
    Gràcies Míriam per ser tan a prop, tant present… i gràcies Àngels per la font d’amor i confiança que ens fas arribar, ets com una mena de mare universal…
    Una forta abraçada a les dues, i a la Laia, que de ben segur ja sap on s’ha ficat!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados