Parece mentira

Parece mentira que hace casi de 6 años que abracé, por primera vez a Laia, y hace 15 meses y medio que hice lo mismo con Lua. Parece mentira haber caminado tanto juntas; haber pasado del piel con piel continuo y de la teta sin parar al “mamá, puedo ir al cine con Pere y su madre?”.

Parece mentira que haya dormido casi 6 años con nosotros y que un buen día decidiera marcharse a su litera y no haya vuelto a nuestra cama nunca más!

Parece mentira que un día se me hiciera imposible separarme de ella y en cambio, ahora ver que con un vínculo sólido y seguro, podemos estar separadas y estar, también, la mar de bien.

Parece mentira que ahora todavía no esté preparada para quedarse a dormir en casa de ningún amigo y en cambio, saber que un buen día donde no querrá venir a dormir es a casa… Que ahora quiera pasar las vacaciones con nosotros y en cambio un día encuentre que ir con sus padres ya no es un buen plan…

Parece mentira que haga tan poco que nació Lua y en cambio me parezca que hace una eternidad, como si siempre hubiera estado ya con nosotros. Que haga tan poco que estuvo ingresada en neonatos con el calvario que nos supuso todo, y en cambio, que parezca que todo ha quedado superado y no duela ya pensar en ello… Parece mentira!

Que llevándose más de 4 años y medio jueguen tanto juntas. Que se quieran tanto. Que rían tanto. Que sean tan cómplices. 

Parece mentira que nosotros, los padres de las criaturas, nos haya sentado tan bien la maternidad y paternidad, que nos haya llenado tanto! Que hayamos aprendido tantas cosas, y que sigamos todavía, sin saber nada de nada… porque cada día es nuevo y el error más grande en eso de ser padres es creer que lo sabes todo.

Parece mentira que ahora nos parezca imposible ir a cenar solos y en un abrir y cerrar de ojos lo podremos hacer cada día porque las niñas estarán ya estudiando o trabajando a no sé dónde, haciendo su vida, y haremos una fiesta cuando nos llamen para decirnos “hoy venimos a cenar”.

No será de ir al restaurante, que tendremos ganas, sino de tenerlas en casa y hacerles aquellas comidas que tanto los gustarán, y juntarnos en la mesa y reír juntos como cuando ahora, a medio cenar, se dedican a hacer monerías a ver quién la hace más gorda!

Parece mentira que ya hace dos años que decidí cambiar de vida y dejar la radio, que hace uno que nos casamos, que hace tantos que estamos juntos…! Parece mentira que haya vuelto a pasar un año y vuelva a ser verano, y la ciudad está más vacía. Que se pueda aparcar y que empieces a encontrar las tiendas cerradas por vacaciones.

Parece mentira que ya haga 4 años y medio que escribo en este blog, que me siga haciendo feliz, que me siga gustando… y que, con el poco tiempo que tengo, haya decidido no sólo escribir sino hacer videos para que todos puedan ver como explico, en directo, las cosas que me apasionan.

Parece mentira que me leáis y sigáis tantas personas cada día… Parece mentira!

Parece mentira que no me atreva a colgar el cartel de “Cerrado por vacaciones” y que haya decidido no escribir nuevos posts hasta septiembre, pero colgar, cada semana, un nuevo vídeo para que podamos estar, también en agosto, cerca.

Disfrutad del verano, aprovechad el momento porque eso, también pasará. Felices vacaciones a todos, gracias por estar ahí y si queréis, seguimos en contacto una vez por semana! Que los vídeos no paren…! 😉


Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Míriam Tirado

Míriam Tirado

Consultora de crianza consciente y periodista especializada en maternidad, paternidad y crianza. Me dedico a ayudar a madres y padres a conectar con sus hijos/as.

2 respuestas

  1. La vida pasa y parece mentira. La mía cumple 5 mañana y yo tengo el alma en un estado de alegría y nostalgia al que debería inventarle un nombre… precisamente porque no me lo creo, por que parece mentira. feliz verano Miriam. Abrazos gigantes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados