7 años

7 años contigo

7 años contigo ya… Esta madrugada hará 7 años que naciste. Siento que ha pasado volando y a la vez, que hay un mundo entre ese día y hoy.

Nada es lo mismo y en esencia, tu y yo supongo que lo somos; las mismas almas que ese día hicieron ese camino tan costoso hasta abrazarse en cuerpo y carne.

Siempre me emociono por tu cumpleaños. A veces te observo estos días y me digo ¿7 años ya? y me asalta la sensación de que estamos pasando de pantalla. Que pasamos a otra etapa; dejas de ser niña “pequeña” para ser niña ya con todas las letras y sin añadidos. Y nos tocará seguir aprendiendo… a relacionarnos con esta “nueva” niña y a acompañarla y comprenderla.

Te lo digo a menudo: Me gustas. Me gustas toda tu aunque a veces ser tu madre sea la tarea más difícil que me ha tocado jamás. Porque me obliga a crecer contigo, a cuestionarme, a situarme constantemente en el papel que te mereces, a seguir aprendiendo eso tan maravilloso y a ratos agotador que es criar los hijos.

Cuánto camino recorrido en tan sólo 7 años, ¿verdad? Para ti y también para nosotros… Cuánto hemos aprendido, cuánto hemos reído y llorado, cuántas aventuras.

A veces me pregunto cómo serás de mayor y no tengo ni idea porque me sorprendes a cada rato. Si algo me has enseñado es que proyectar en el futuro es en vano y que lo que importa es hoy, aquí, contigo.

Por tu cumpleaños, siempre me pasa, viajo en el tiempo y voy, inevitablemente, a ese pueblo perdido en Marruecos donde, mientras desayunábamos con tu padre en uno de nuestros viajes, te empezamos a imaginar.

Faltarían años todavía para decidir ser padres, pero sentía que de alguna forma, ya estabas allí. Y me voy también a ese lugar de Italia, en las montañas, cuando dijimos, empecemos la búsqueda y me puse a llorar de la emoción.

Fuiste, eres y serás deseada por nosotros en todos tus aspectos y en todas tus etapas y formas. Y lo único que le pido a la vida es que nos deje seguir caminando a tu lado como hemos hecho durante estos 7 años magníficos, los mejores (sin duda), de mi vida.

Felicidades, Laia.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Míriam Tirado

Míriam Tirado

Consultora de crianza consciente y periodista especializada en maternidad, paternidad y crianza. Me dedico a ayudar a madres y padres a conectar con sus hijos/as.

12 respuestas

  1. Que bonito….me has emocionado…supong q todas cuando lo hemos leido hemos recordao esos momentos….yo le estoy escribiendo a lucia un diario sobre lo q he sentido desde q la imagine hasta ahora….es importante q sepan q las amamos…decirselo y demostrarselo.Q bonica eres miriam!!!

  2. Precioso!!!!!! Desde que los pensamos ya los adoramos…. Se nos hacen “mayores” tan pronto para nosotras…. Pero a la vez nos sentimos tan orgullosas de las pequeñas grandes personas en las que se van cconvirtiendo ¿verdad? Que disfrutéis de un maravilloso cumpleaños!!!

  3. Moltes felicitats a les dues. La veritat que el temps passa volant pero quant temps fills uffff mes rapìd que mai. Que passeu un gran dia, ple d’amor i felicitat. que gaudiu l’una de l’altre sempre en aquest gran, feliç cami de la vida juntes
    Una super abraçada.

  4. Hermoso! Mi nene ya tiene 26 y le escribo también. Me encanta como me ensena, como aprendo de él. Me encanta la complicidad! Gracias y felicidades a ustedes, es un cumpleanios de todos/as en la familia! Yo no entendi el valor de un cumpleanios hasta que tuve a mi hijo.

  5. Hola Míriam, m’encanten els teus vídeos, em fan riure molt. I aquest article m’ha arribat al cor perquè m’has fet adonar d’un detall que sabia que se m’escapava, però no l’acabava de trobar. I m’agraden molt els rituals, així que en farem uns quants a partir d’ara. Moltes gràcies pel teu exemple, no només com a mare, sinó també com a professional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados