A la búsqueda de cole

Gente sin hij@s y con ganas de tenerlos: el día que entréis en el maravilloso mundo de las preinscripciones escolares alucinaréis.

Es lo que me está pasando a mí desde el primer día que puse el pie en este fantástico mundo de buscar e intentar encontrar una escuela donde tu hij@ pueda entrar.

¿Que parece fácil? Pues no, no lo es. O no lo es en muuuuchos casos. Estos días estoy recordando las frases que me decían parejas que ya habían pasado hace años por esta situación: «Buf, es una mierda, ya lo verás», «¿Ya os toca buscar colegio? ¿Aún no? ¡Qué suerte!«. Yo pensaba… «Pero ¿qué dicen?» Y hoy lo he entendido. Hoy he entendido de qué me hablaban y sobre todo, he entendido el tono que utilizaban.

Ingenua de mí, hace unos años yo pensaba que cualquier madre y padre podían escoger la escuela que más les gustara para su hij@: por la línea educativa, por la proximidad, por lo que fuera. Con el tiempo fui viendo que no era tan fácil.

Incluso por televisión salía la problemática de los sorteos o las «trampas» que hacían algunos; empadronándose en casa de unos amigos o de los padres, para que su hij@ tuviera más puntos cuando llegara la hora de escoger colegio para empezar P3. Se ve que esto también pasa con el tema de las escuelas infantiles.

En fin… que parecía todo muy fácil cuando la ignorancia me invadía… pero ahora he descubierto que no lo es. Hace poco hice el post: «PUERTAS ABIERTAS« en el que me confesaba una «novata» en este «apasionante mundo», al tiempo me mostraba confiada pensando que de hecho, pasa lo que tiene que pasar y que no todo depende de nosotros o sea ​​que lo mejor era relajarse e ir haciendo.

Pues bien, hoy he de confesar que durante una hora he perdido toda la perspectiva, el relax y ¡los nervios!

Resulta que en la escuela que habíamos escogido había (como es habitual en la mayoría) había más demanda que oferta y por lo tanto, toda la gente de «zona» (que vivimos en la zona de influencia de esta escuela) entrábamos al famoso «sorteo».

A las 11h mis amigas y yo pendientes de un sorteo que se hace no sé dónde pero que parece que nos vaya la vida en ello! Hemos tardado en saber el número que había salido y una vez lo hemos sabido, el 121 mil y pico… ¡nervios! Que si yo tengo el 44 mil, que si yo tengo el 27 mil, que si yo el 5200… y así un infinito número de mensajes vía Whatsup que me han ido poniendo cada vez más nerviosa.

Resulta que este número era determinante. Entonces había que saber los números de los otros niños que también habían elegido la misma escuela y comparar.

Con un trabajo digno de Sherlock Holmes, he conseguido la dichosa lista con los no sé cuántos números… Yo, que siempre he sido de letras, he empezado a apuntarlos uno tras otro, con el corazón desbocado y con Laia preguntando «¿qué haces, mamá?». “Laia, todo está bien. Sólo son números«

Pero no, no sólo eran números… era como si me fuera la vida en ello! 🙂 El whatsup suena «No hemos entrado», dice una amiga comunicándonos su veredicto… y yo cada vez más nerviosa…

La primera vez me equivoco, había apuntado el número de solicitud, no el de sorteo… Mierda, ¡volver a empezar! La segunda vez, con algo más de calma lo vuelvo a mirar: parece que entra. Sí… parece que sí… Lo vuelvo a mirar… ¡Sí! ¡Viva! ¡Genial! Lo comunico a las otras: «Estamos dentro, ¡me parece!», «Enhorabuena», dicen… y parece que nos haya tocado la lotería…

Pero sigo con los dedos cruzados porque no las tengo todas; lo de los números nunca ha sido mi fuerte y tengo miedo de haberme equivocado. Pero me relajo. E intento releer el post del otro día: «será el que tenga que ser…» y respiro hondo.

Cuando llega él a casa y le enseño la hoja llena de números se pone a reír: «¿qué demonios es esto?» e intento explicárselo. Alucina… ¡no es para menos! Y me dice: «ahora que parece que con esto de las combinaciones numéricas eres una experta… no podrías tratar de adivinar la 6/49?» Y nos ponemos a reír… a reír… ¡por no llorar!


[thrive_leads id=’6503′]

21 Comentarios

  • Sandra

    Tota la raó del món. Aquest sistema de-no-escollir l’escola que tu vols i que l’educació del teu fill depengui d’un sorteig no sé com és que no ens indignem més. M’alegro moltíssim que et sembli que heu entrat a l’escola que has escollit.

    • Míriam

      Sí… Tens raó perquè n’hi ha per indignar-se! És al.lucinant… Jo confesso que he flipat molt, no sabia que era així tot això!!! En fi… Molta sort als qui estan encara pendents de plaça!
      Una abraçada, Sandra

  • Mariona

    Bon dia, jo sóc mestra d’educació infantil i ara seré mare. He viscut durant uns quants anys les portes obertes i els nervis de publicar les llistes des d’una banda, i ara em comença a tocar viure-ho des de l’altre. (Jo he matriculat a la meva nena a l’escola bressol i encara no ha nascut!).
    No és un sistema just ni lògic el d’entrar a P3, però com tampoc ho és que no hi hagi places «públiques» d’escola bressol per a tothom!
    Sempre acabem amb la mateixa reflexió, pel sistema som números i no persones, és així de trist, potser, amb una mica de sort i esforç, algun dia això canviarà!

    • Míriam

      Hola, Mariona!

      Potser a tu tot això no et sorprendrà tant perquè ja ho has vist des de la banda dels professors, però per mi, que tot és nou… ha estat una «gran» descoberta…! I jo he tingut sort, però tinc moltes amigues que no saben pas a quina escola les acabaran enviant perquè no han entrat a les que volien… En fi, enhorabona per la teva maternitat. Que sigueu molt feliços!

      Petons.

  • Anna

    Felicitats Míriam!!!! És un sistema del tot injust i és indignant.

    • Míriam

      Gràcies guapa! Esperem que no m’hagi equivocat 😉

      Una abraçada

  • teresavet

    ¡Felicidades Miriam!
    Parece una tontería, pero es verdad que se te hace un mundo. Nosotros, por suerte, vivimos en un pueblito pequeño y no tenemos tanto problema. Bueno, suerte porque somos pocos, y porque el cole del pueblito está muy bien, que si no… Aún así nos hemos tirado meses decidiendo, y sopesando, y comparando…

    • Míriam

      Hola, Teresavet

      Pues sí, suerte que os gusta porque de lo contrario… tendríais que ir a otro pueblo! Esto de encontrar colegio es un estrés! Me lo dicen y no me lo creo 😉

      Besos.

  • Monica Sanchez (@arare73)

    Moltíssimes felicitats Miriam!!!

    M’alegro molt que hagis pogut entrar a l’escola que havíeu triat. Jo crec que és molt important que puguis portar la teva filla on tu has triat, és com que et quedes més tranquil.la.

    Jo visc a una ciutat no gaire gran i no existeixen les zones de proximitat, totes les escoles entren dins la mateixa zona. Jo vaig tindre molta sort, porto les nenes a l’escola que jo havia triat i, realment, et quedes com més refiada i tranquil.la. Aquest any també em tocava fer la preinscripció de les bessones (l’escola té llar d’infants i ja hi van desde els 6 mesos) a P3, però jo tenia clar que entrarien doncs partiem amb moltíssima ventatja sobre els altres (germana dintre, bessones, familia nombrosa i jo ex-alumne), però veure els nervis d’altres mares no m’ha fet gaire gràcia.

    No crec que el sistema sigui el correcte. Tothom hauria de poguer escollir l’escola dels seus fills i no estar patint per veure si entra o no. Espero que algún dia ho canviin.

    Felicitats de nou!

    • Míriam

      Hola, Mònica!

      Sí, suposo que l’ideal seria que tothom pogués escollir on escolaritzar els seus fills, pero suposo que és impossible. O és impossible tal i com està muntat ara. És una pena, perquè és important estar en «sintonia» amb l’escola…
      Que bé que com a mínim aquest any no hagis hagut de patir! Una abraçada!!!

  • Raquel

    Doncs a nosaltres encara ens queda un mes per endavant de nervis… A l’escola de la nostra filla hi ha 50 places reals i estem a la posició 48, sembla que estem dins, bé!! però resulta que no, que s’han de guardar places per si arriba algun nouvingut, per si el departament d’ensenyament hi adreça algun nen amb necessitats especials (però que no es preinscriuen igual que tots? em pregunto jo, cal guardar 4 places a totes les escoles de Manresa per si de cas?)
    En fi, creuem els dits i esperem que el dia 18 de maig arribi aviat i amb bones notícies.

    • Míriam

      Hola, Raquel!

      Doncs jo la veritat és que em perdo, i hi ha moltes coses que encara ara no he aconseguit saber com funcionen! Has de fer un màster en això de les inscripcions, matrícules, etc, etc… En fi, que tingueu molta sort i que, finalment, pugueu entrar on voleu. T’ho desitjo de tot cor.

      Una abraçada.

    • Monica Sanchez (@arare73)

      Aquesta me la se…… s’han de guardar tres places per classe per nouvinguts per llei i a totes les escoles……així està montat el sistema i així funciona….

  • Alexia

    Yo de este tema entiendo entre nada y un poco menos… Solo por preguntar un poco por encima y así tener alguna información al respecto…

    Si quiero apuntar a mi hija a los 3 años a un colegio:

    1º- Busco entre todos los coles de la ciudad o solo los de X km a la redonda de mi casa?

    2º- Una vez elegido el candidato, entrego mi solicitud X día, me dan un número, hacen un sorteo, salen los «premiados» y en caso de no llevarme el premio gordo que pasa? me mandan a X cole al azar, tengo que ir a mi candidato B y vuelta a empezar o que ocurre en estos casos?

    3º- Y si no me gusta el cole que me dicen que me toca que ocurre? puedo esperar a que mi hija vaya a P4, P5 o a primaria (6 años) a ver si hay más suerte y me dejan entrar al cole que quiero o si no entra en P3 en el cole que quiero ya no entrará más? Es decir, si me descartan en X cole es para siempre o solo en ese curso?

    Por que mi hija de guarde nada y ya veremos si la metemos en los párvulos, pero al menos me gustaría saber de buena mano un poco sobre ese mundillo tenebroso que son los colegios :-S

    • Míriam

      Hola, Alexia.

      Pues ya he dicho que yo no domino mucho el tema, y además, en cada ciudad la cosa va de una manera «distinta», almenos lo de las zonas…
      – Puedes preinscribir tu hija en el colegio que quieras de tu ciudad, pero evidentemente tendrás más puntos si es en un colegio dentro de tu zona. Las ciudades un poco grandes se dividen por zonas y cada una tiene unas cuantas escuelas. En mi ciudad tenía 20 puntos por ser de la zona del colegio que había pedido en 1a opción y 10 más por ser de la ciudad. O sea, en total, 30 puntos.

      – Si no te dan el cole que habías puesto en 1a opción, pues puede que el de la 2a, o la 3a. Si no hay plazas en los que habías pedido, te mandan al que queden plazas en tu ciudad, y puede ser en la otra punta, claro.

      – Si no te gusta el que te ha tocado puedes hacer tres cosas: intentar cambiar e ir a otro por ejemplo privado donde haya plazas, etc… apechugar, o no escolarizarla. En España no es obligatorio hasta los 6 años. Puedes no llevarla al cole a P3 y volver a intentar de entrar en el que quieres en P4, pero las posibilidades a veces son pocas porque hay que esperar a que alguien se marche…

      En fin, todo un mundo. Pero lo mejor es que te informes en tu propia ciudad. En el Ayuntamiento seguro que te dan toda la información. Es importante estar al tanto de cómo va el asunto.

      Besos.

      • Alexia

        Bufff pues tendré que ir mirando que tal están los colegios de mi ciudad, en especial los cercanos, para ir haciéndome una idea… pero el tema del Homeschooling sigue pisando fuerte en mi cabeza… ya veremos que haremos, pero de momento informarse es gratis… de momento…

  • Silvia

    Ay Miriam que yo estoy igual que tú! Mi hijo tbn empieza el cole como Laia el curso que viene y este tema me está desbordando los nervios!!
    Mañana llevaré la preinscripción al cole que hemos elegido como primera opción, a ver si tenemos suerte y nos lo dan aunque ya nos han dicho que será difícil porque acaba de hacerse nuevo y se prevee que vaya haya aluvión de solicitudes. Veremos qué pasa!
    Mucha suerte guapa!

    • Míriam

      Buf, Silvia… Espero que os vaya muuuuy bien, que tengáis suerte y que entre en el que queréis… Yo el otro día casi me da un ataque, y eso que estaba súper tranquila los días anteriores!

      En fin, ya nos contarás, vale? Besos.

  • Montse Ayala

    Noies, jo aquesta vegada he estat de sort. He preinscrit el meu segon fill i els punts del primer m’han servit per tenir plaça assegurada. Recordo perfectament els nervis de la primera vegada. Bufa…. Per sort, estava de baixa maternal i vaig poder dedicar moltes hores a rumiar-m’ho bé. Sabia que l’escola que jo volia no podia ser. Havien tancat una línia i m’arriscava que m’enviessin a una escola a l’altra punta de la ciutat que, per ser nova, tindria menys demanda. Per tant, em vaig dedicar a fer un estudi detallat de com anaven les preinscripcions a cadascun dels centres que més ens agradaven. Vaig trucar a darrera hora a totes elles i allà on vaig veure més possibilitats, el vaig preinscriure. I vaig estar de sort. Vam entrar. I a més, al costat de casa dels avis. Bingo! Ara veig les mares de la llar d’infants, totes patint, i recordo com vam estar pendents de les llistes ara fa tres anys. Us acompanyo en el sentiment a totes!

    • Míriam

      Hola, Montse!

      Quina sort… És el que jo penso: si mai tenim un altre fill ja ens estalviarem el patiment perquè entrarà segur! I això és un descans, la veritat, perquè jo aquest estrés cada vegada no l’aguanto, ja t’ho dic ara! 😉

      Una abraçada

  • Pilar

    Hola Míriam! si no es molt demanar a quina escola ha entrat? Bé, perdona ja m’ho diràs per privat! El Joan ha entrat a la que ja anava i n’estem molt contents, bé van sobrar plaçes… però és vergonyós tal i com està muntat tot!!!

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.