Barrera arquitectónica

Ciudades NO-adaptadas

25.5.2011

Ir en cochecito por la calle; GRAN TEMA.

El primer tiempo de crianza de Laia no tuve ningún problema de movilidad porque la llevábamos en brazos todo el día, primero en una bandolera y después con la fantástica mochila Manduca (¡no cobro comisión para hacer publicidad de ella, pero es que a nosotros nos fue genial!). Total, que al cabo de un tiempo, el dolor de espalda y la comodidad me hicieron sacar el cochecito cada día en la calle, eso sí, con la mochila debajo, por si acaso. Os aseguro que cuando me di cuenta de lo poco adaptadas que son algunas ciudades, especialmente la mía, MANRESA, habría abandonado el cochecito en el garaje para siempre. Seguro que esto no pasa en todas partes ni de la misma manera, pero donde vivo yo, ir en cochecito es como estar corriendo una carrera de obstáculos. Lo peor de todo no es que yo empuje un cochecito con mi hija dentro, sino que me he dado cuenta de que debe ser una ciudad terrible para toda la gente que va en silla de ruedas. (Tenía que haber colgado este post antes de las elecciones… ¡seré despistada!)

La verdad es que no me había fijado nunca antes de tener una hija, si en las aceras había rampas o no, si era fácil llevar un artilugio de ruedas en esta ciudad. Yo iba andando y no me fijaba. Un ejemplo: la calle donde trabaja mi compañero no hay ni una rampa para subir o bajar de la acera. Ninguna. Hace tiempo vi que trabajadores del Ayuntamiento pintaban rayas blancas, es decir, pasos de peatones. Entonces pensé “bingo, esto quiere decir que aprovecharán para adecuar las aceras, como mínimo, en estos pasos”. Ay, inocente de mí… las rayas blancas están esplendorosas, allí en el suelo, pero de rampas, ¡ni rastro!

Y eso es otra cosa que hace que me reafirme en mi idea de que la maternidad y la infancia, en estas etapas, están más que olvidadas. Porque hay un montón de cosas que no están bien pensadas…. Me pregunto si los que las hacen, tienen hijos… Si los que hacen parques infantiles, tienen niños pequeños. Si es así, no entiendo cómo no hay más sombras donde esconderse del sol. Los niños quedan escaldados a los cinco minutos de estar allí y ya puedes correr con la gorra y la crema solar, porque sino, ahora que empieza la época fuerte de calor, puede que acabes en urgencias! Y los toboganes… la mayor parte del día no se pueden utilizar porque están hirviendo! Son más aptos como artilugio para cocinar que como zona de recreo. Tengo miedo que algún día algún niño no salga con quemaduras de segundo grado…

Pero no acaba aquí, no es sólo que la ciudad esté CERO adaptada, que los parques infantiles estén poco pensados ​​para niños pequeños, sino que además, cuando hace frío, no tienes dónde ir con otras mamás y bebés… Mis amigas y yo tenemos problemas para poder merendar en algún lugar todas juntas. Merendar, comer, lo que sea… Nunca cabemos. Y ahora aún, que ya no se puede fumar en ninguna parte, porque os juro que el primer año y medio de nuestros hijos fue un calvario, el 98 por ciento de locales quedaban descartados porque se fumaba. Y siempre me pregunto, por qué demonios no se montan nunca locales pensados ​​para que puedan ir madres/padres con los hijos, donde puedas dejar el cochecito? Donde haya tronas SIEMPRE, donde haya cambiadores SIEMPRE?! ¡Que los bebés cagan y mean, y se les tiene cambiar! Si no los hay, estás obligado a hacer las miliuna, como cambiar a tu hijo dentro del coche, o haciendo malabares con el cochecito, o entre el padre y la madre con la posibilidad de quedar sucio de caca uno de los dos, ¡por supuesto!

¿Por qué en esta etapa no es todo más fácil? ¡Que no cuesta tanto, hombre! Acabo de citar ejemplos absolutamente fáciles de resolver, siempre y cuando alguien piense que en el mundo, hay niños pequeños, bebés, con sus madres y sus padres, y que éstos también tienen ganas de salir de casa, ir a comer fuera, ir a merendar, ir al parque y no quedar frito… vaya, que también nos merecemos que nos toque el aire, ¡¿no?!

Y después se lamentan de que la natalidad es baja. ¡Venga hombre!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Míriam Tirado

Míriam Tirado

Consultora de crianza consciente y periodista especializada en maternidad, paternidad y crianza. Me dedico a ayudar a madres y padres a conectar con sus hijos/as.

4 respuestas

  1. Llevo tiempo dándole vueltas a esto, mi ciudad (Palma de Mca) tampoco está adaptada, siempre pienso en las sillas de ruedas porque yo al fin y al cabo puedo hacer filigranas, pero ellos?? Subir a un autobús con un cochecito es una odisea (hace poco, volqué el mío con la niña dentro al bajar), aquí los parques tampoco tienen sombras y hay más perros y colillas que niños…
    Yo me planteé (me sigo planteando) abrir una ludoteca con espacio para padres, hijos, conferencias, talleres… Pero mi presupuesto está a cero jejeje!

  2. Totalmente de acuerdo. Acá en Bogotá, al otro lado del Atlántico la situación no es muy distinta: no hay aceras homogéneas, no hay rampas, no se puede subir al bus con el coche, casi no hay cebras, la zona de juegos en los parques son de cemento(si un niño se cae seguro hay que salir corriendo para urgencias).. en fin..creo que muy pocas ciudades se pueden dar el lujo de tener las comodidades necesarias para los bebes y sus padres. Solo cuando he ido a USA siento que estoy en una ciudad en donde, en realidad, piensan en este tipo de cosas.. que lastima!! Marta lo de la ludoteca seguro es un hit, en tu ciudad o en cualquier otra!!!

  3. Buenas… Hombre, tanto como presidenta, casi que no, pero a ver cuando se ponen las pilas y piensan que los niños pequeños, los bebés, también existen. Marta, tu idean en Palma sería un exito rotundo seguro, porque no existen lugares así. Donde los niños puedan gatear, donde se pueda merendar tranquilamente mientras los niños juegan. Tampoco es tan difícil, ¿no?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados