Blog de Crianza Consciente

filles

Actualidad, consejos, reflexiones... ¡y mucho más!

Empecé el blog en febrero de 2011, en este apartado encontraras más de mil posts sobre crianza consciente, reflexiones, consejos y mucho más para ayudarte a vivir una maternidad y paternidad plena, consciente y feliz. En mi canal de YouTube encontrarás más de 200 vídeos que te ayudaran a poner perspectiva y humor a tu día a día.

Usa el buscador para encontrar lo que necesitas.

Fe y convicción

Digamos que ha pasado hoy, pero que puede pasar (y ha pasado) otros días (sobretodo si durante el día ha habido mucho ajetreo): La mayor me pide que hoy la acueste yo, que le apetece que charlemos y estemos juntas y solas. Vale. Pero la peque tiene mucho sueño así que le digo que empiece con su padre y que cuando yo haya acostado a su hermana, voy enseguida. La peque se duerme al cabo de un cuarto de hora aproximadamente y voy a la habitación a relevar a mi marido.

Leer Más >>
Parto
Míriam Tirado

La placenta

Agosto de 2009. Entramos en el hospital con el plan de parto bajo el brazo donde decía, explícitamente, que queríamos que nos dieran la placenta. No conocía mucha gente que lo hubiera pedido pero teníamos claro que no queríamos que lo que había permitido que Laia creciera fuerte y sana dentro de mi vientre terminara en un contenedor. Debía tener un final más digno, después de todo lo que había hecho por nosotros. Y así, esa placenta terminó en el congelador de casa esperando su momento. Mi primera cesárea había sido un revés del que me costó un poco recuperarme emocionalmente y el día a día con un bebé era tan intenso, que no tenía ni tiempo ni ganas de pensar en qué teníamos que hacer con la placenta a partir de entonces. Pero todo llegaría.

Leer Más >>

La Lua ya está aquí

Una entrada breve para anunciar que Lua nació el 10 de abril, un jueves poco después de las 16 de la tarde… Nació después de muchas horas de parto (no digo cuántas porque en el fondo, no tiene ninguna importancia) y de intentarlo todo para que saliera vaginalmente. Pero no pudo ser. El parto que yo quería no pudo ser y la Vida me tenía preparados otros planes. Aquella tarde del jueves me hacían la 2ª cesárea de mi vida, otra vez, necesaria. Pero esta vez algo cambiaba y conseguíamos estar los tres juntos en el postoperatorio, con Lua piel con piel, primero con su padre, y justo después conmigo. Me miraba con aquellos ojos abiertos, ojos de persona que lo sabe todo. No la oímos llorar de toda la tarde. Sólo estaba despierta, activa, paciente, serena, feliz. Reptó hasta el pezón y comenzó a mamar. Euforia absoluta, después de tantas horas de trabajo de parto, después de una segunda cesárea…

Leer Más >>

Nos re-encontramos pronto

El d’avui és l’últim post que escric abans del naixement de la Lua. Com més ha anat avançant l’embaràs, menys ganes i necessitat he tingut d’escriure. Suposo que tota la creativitat, tot el poder creador, estava centrat en un punt molt important del meu ventre, la Lua. D’uns dies cap aquí ella va fent el seu procés: es va acostumant a les contraccions, va movent-se buscant la sortida… i jo, la seva mare, faig fent el meu propi procés: acceptar que això s’acaba, gaudir fins a l’últim segon d’això tan meravellós que és gestar un fill a la panxa.

Leer Más >>

Gripe

Estoy empezando a ver la luz a una gripe que me ha tenido los últimos 6 días absolutamente fuera de juego. Hacía muchos años que no me encontraba tan mal. De hecho, juraría que no había tenido una gripe así de fuerte, con fiebre tan alta y tan malestar desde la adolescencia! Y no recordaba qué era francamente encontrarse tan mal… Estar así y al mismo tiempo, tener una barriga con un bebé dentro casi en la recta final de embarazo no ha sido fácil y he tenido que encontrar mis propios recursos para controlar la mente y no ponerme histérica con la gripe, la fiebre y el dolor de huesos…

Leer Más >>

¿Por qué repito?

Hoy explicaba a una persona que en el mundo de la crianza de los hijos, ( y digo “crianza” entendiendo que termina cuando ellos ya son muuuuy mayores), todo son etapas. Lo que te preocupa ahora no te preocupa dentro de medio año, porque cambia todo. Tu hijo, los procesos por los que pasa, cambiamos nosotros, todo evoluciona, y llegan siempre cosas nuevas. Nuevos retos, nuevos obstáculos, nuevas ilusiones y nuevos malos momentos. Tener cierta perspectiva al respecto ayuda a, cuando estás inmersa en una etapa difícil, ampliar la mirada y pensar que pasará, que esto no se quedará para siempre. Digamos que el mal momento no lo cura, pero pone distancia y ayuda mucho saber que pasará y que vendrán cosas nuevas, que así es la vida. Ayuda a aceptar el momento y a estar más presente con lo que toca vivir intentando aprender el máximo.

Leer Más >>