La llegada de un hermano en la familia es un momento muy importante y especial. Tanto nuestro hijo (que a pesar de ser pequeño ya es el mayor), como el bebé, como nosotros, los adultos, vivimos un montón de cambios los días antes del parto y los días después. 

Justo por eso es tan importante que pongamos atención a lo crucial de estos días y en especial al primer encuentro entre hermanos. A esa primera vez que se ven, que se tocan, que se miran.

Poco a poco iré hablando más de hermanos, de celos, de conflictos, pero antes quería hablar de ese momento, porque creo que es importante y que muchas veces (al estar todos un poco sobre-pasados), no tenemos muy en cuenta.

Y en especial quiero poner el foco en el acompañamiento emocional de nuestro hijo mayor; los días antes (1r consejo de la «información»), y también justo en el momento de recibirlo para ir a ver a su hermanito. El cómo demos esta información le transmitirá o mucha calma y seguridad, o mucha inquietud e inseguridad.

Procuremos estar centradas/os para poder acompañar bien las emociones de nuestro hijo mayor, que seguro que atravesará muchas. Justamente por esto os recomiendo intimidad (Segundo consejo del video). Porque solos, todo es más fácil.

¿Cuántas familias no me cuentan que lo que les cuesta gestionar en realidad no son las emociones de sus hijos sino las intervenciones de los demás que, lejos de ayudar, lo empeoran todo? Pues justamente por eso es más fácil acompañar ese primer encuentro entre hermanos cuando estamos solos.

Si estamos solos, estaremos más relajados, más serenos y podremos poner el foco en nuestros hijos y no en los comentarios de familiares o demás personas que puedan estar en la habitación del hospital.

Estos consejos son para las que dais a luz en el hospital, ya que si parimos en casa, es posible que nuestro hijo no se separe de nosotros, vea el nacimiento de su hermano, etc. Por lo tanto, la situación sería distinto.

El consejo de la foto es un detalle, si queréis, pero que les encanta. Y os lo recomiendo. Incluso para las mamás es bonito poder girar la cabeza y ver a nuestro hijo mayor, porque a veces les echamos tanto de menos… que tenerles al ladito, ayuda, ¿verdad? 😉

Y lo de las presentaciones, decirles algo bonito a cada uno de su hermano, es precioso. Lo difícil es hacerlo sin llorar…! 🙂 Porque es que es emocionante. Y al hermano mayor le encanta escuchar cómo le contamos a su hermanito todas las cosas buenas que tiene él, lo que sabe hacer, sus cualidades, etc. Les brillan los ojos, os lo recomiendo de corazón!

Que sepáis que doy muchas charlas presenciales sobre hermanos y trato también sobre celos y conflictos.

Por cierto, hablé de las frases FAIL cuando nace un hermanito en este video… quizás os interese:

Por cierto, ¿qué tal fue el primer encuentro entre vuestros hijos? ¿Os emocionasteis?


[thrive_leads id=’6503′]

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.