Voto

Ya no confío

18.11.2011

Pasado mañana hay elecciones generales y yo formo parte de ese grupo de personas (me parece que bastante numeroso) que aún no sabemos qué haremos ni, si acabamos votando, a quién. Y no por desconocimiento de los programas electorales, ni por indiferencia del mundo de la política o por dejadez. No. Si aún estoy en el grupo de los indecisos es por decepción. Porque yo era de las que quería votar e iba convencida de que hacerlo era importante. Iba feliz, esperanzada porque los que votaba aún creía que podrían hacer algo para que todo fuese mejor. Era de las que no me perdía la noche electoral y hacía zapping compulsivo para intentar no perderme nada y escuchar qué decía este y aquel otro. Pero ya no soy así, porque me han decepcionado tantas veces, me han prometido tantas cosas que no han cumplido nunca, me han engañado tantas veces que lo siento, ya no confío en ninguno de ellos. En ninguno de esos que, dicen, nos representan.

La política, en el fondo, se parece bastante al mundo de los niños pequeños. Si tú a tu hijo le decepcionas una y otra vez, si le engañas yendo y volviendo… quizás al principio le costará dejar de creerte pero sin duda llegará un día que ya nada de lo que digas tendrá valor para él. Habrá dejado de confiar en ti y de creer en lo que dices, y eso es lo peor que le puede pasar a un padre o a una madre. Supongo que también es lo peor que le puede pasar a un político.

Además de decepcionada también estoy enfadada. Porque resulta que pasado mañana es mi cumpleaños, sí, el día 20 de noviembre, sí, el día que murió Franco. Por si no tuviera suficiente con recordarlo cada año, que el mismo día en que nací es el aniversario también de la muerte del dictador (viendo su cara en periódicos y televisión), además, este año hay elecciones generales. El mismo día. Y todavía no sé a quién votar, ni si hacerlo. Pero me he propuesto algo: no me lo aguarán. No me desgraciarán el día, ni con sus resultados, ni con sus promesas o supuestas victorias (porque… ¿os habéis fijado que a veces parece que no haya perdido nadie?). Lo que no sé es cómo lo haré, pero para empezar, no pondré el televisor. Que ya tengo bastante en oírlos todo el año como para que encima, me echen por los aires el día de mi cumpleaños. ¡Eso sí que no! ¡Faltaría más!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Míriam Tirado

Míriam Tirado

Consultora de crianza consciente y periodista especializada en maternidad, paternidad y crianza. Me dedico a ayudar a madres y padres a conectar con sus hijos/as.

10 respuestas

  1. Primer de tot desitjo que passis un GRAN DIA D’ANIVERSARI!!! i pel que fa a tema eleccions, doncs jo estic igual que tu. Enfadada i decebuda amb TOTS els polítics. Malgrat tot aniré a votar (encara no se a qui…) per que crec que és el nostre deure i el nostre dret ara, sincerament, no crec que cap dels que es presenten siguin dignes de representar-nos.

  2. Lo primero, muchas felicidades! Ya es mala suerte que toque compartir el día con unas elecciones tan “extrañas” como las de este año. Estoy contigo en que todo es diferente y las ganas de la gente también lo son.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados