Poder: ¿Y si nos toman el pelo?

Poder e hijos: ¿Y si nos toman el pelo?

¿Qué te ha parecido este video? Creía que como colofón de esta temporada, era un buen tema, el del poder, el de ¿Y si nos toman el pelo?

Porque es un miedo muy habitual, el miedo a que los hijos nos tomen el pelo y que nosotros, como padres perdamos el poder, perdamos el control. El control supongo de una situación preconcebida que creemos que tendría que ser de tal y cual manera… porque en realidad, en eso de la maternidad/paternidad lo que hay, lo que abunda, es el descontrol.

Sí. ¿Por qué? Porque el bebé cambia cada semana. A cada mes es distinto, pero nosotros resulta que también, y nos vamos adaptando como podemos, unos y otros y cambiamos cada dos por tres. No hay otra. Por eso es tan difícil luchar por tener el control. ¿El control de qué? Si tener el control en algo que atañe a personas, en realidad, es imposible…!

Pero no lo queremos ver y luchamos por controlar situaciones que son de todo menos controlables… y entonces empezamos con el miedo. Si no tenemos el control, nos sentimos inseguros y desde ahí, desde la inseguridad, nos cuesta mucho criar a los hijo y saber si lo estamos haciendo bien o mal. Y entonces llega, como un bofetón, la pregunta que te han hecho mil veces: “¿No va a ser que te está tomando el pelo?”

Y tu allí ya sucumbes y te derrumbas. Y vuelta a empezar, porque si nos toman el pelo se supone que lo que tenemos que hacer es recuperar el control, el poder, y dejar muy claro quien manda aquí.

Vaya, que a veces tenemos un lío mental de aquí te espero! 🙂

Por eso he querido hacer este video porque desde mi modo de pensar, a veces los conflictos llegan porque fallamos desde la base, desde la raíz, interpretando que esto es una lucha de poder, o que tenemos que desconfiar de nuestro hijo porque lo que quiere es pasarnos por encima.

Y esto no es así.

Y es que además, confundimos el respeto, con la falta de límites. Y se puede criar con respeto y a la vez, con los límites muy claros.

De hecho, para mi, criar sin límites es no criar con mucho respeto. Porque los niños los necesitan, necesitan tener claros cuáles son los límites en los que se pueden “mover”. Para poder desarrollarse en seguridad necesitan saber qué está bien y qué no, qué pueden hacer y qué no… pero estos límites tenemos que ponerlos desde el respeto, la paciencia, la empatía, el saber si están maduros para respetarlos, etc.

¿Qué nos hace pensar que a nuestros hijos podemos faltarles al respeto, podemos gritarles, pegarles o tratarles mal? ¿Porque son pequeños? ¿Porque no saben muchas cosas? ¿Porque no entienden la mitad de cosas que pretendemos que entiendan? Pues justamente por esos mismos motivos, tenemos que tratarles con muchísimo respeto.

A veces los adultos interpretamos tomaduras de pelo donde lo único que hay es un niño con las cosas muy claras y sabiendo cómo expresarlas. Como por ejemplo, las cosas que os contaba la semana pasada con el video de “LOS TERRIBLES 2 AÑOS”

Que un niño no quiera ponerse la chaqueta porque no tiene frío y aceptar que no se la ponga no es que nos haya tomado el pelo, es simplemente, que respetamos que NO tiene frío y que ahora, en este momento, no hace falta que se la pongamos. Que un niño quiera otro tenedor al que le hemos dado no significa que nos esté tomando el pelo sino que le gusta más otro. Y podría seguir con un montón de ejemplos más.

El entorno no ayuda. Nos dicen mil veces que eso es tomarnos el pelo y que de esta forma, van a tener el control y el poder sobre nosotros. Para mi, un verdadero error.

Es nuestra obligación poner límites, dejarlos muy claros y enseñarles a nuestros hijos (a medida que vayan creciendo) a respetarlos, y también es nuestra obligación respetarles desde lo más profundo. Y enseñarles a respetar esos límites sin gritos, amenazas, castigos, etc.

Es difícil, lo sé. Pero la crianza respetuosa y consciente es un trabajo diario y comprometido. Y sí, difícil si es que no la hemos mamado, porque nos sale (aunque no queramos) reproducir el patrón vivido. Por eso tenemos que poner más consciencia, cuestionarnos más… para intentar parar de reproducir la cadena del no-respeto a los hijos.

Criar a los hijos tiene que ser trazar un camino común, caminar de la mano, aprender juntos, transformarnos juntos… Ellos no son perfectos, pero son los hijos que necesitamos para crecer. Nosotros no somos perfectos, pero somos los padres que necesitan para crecer. Honrémonos y respetémonos. Criar desde aquí es una experiencia brutal en todos los niveles y sentidos.

Espero que el video de hoy os haya gustado y ayudado de alguna forma a ver este camino que estamos andando todos desde otra perspectiva. Para empoderaros en la crianza respetuosa y libre de luchas estériles que lo único que causan es dolor (a ambas partes).

 

La semana que viene, último video de la temporada! 🙂

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Míriam Tirado

Míriam Tirado

Consultora de crianza consciente y periodista especializada en maternidad, paternidad y crianza. Me dedico a ayudar a madres y padres a conectar con sus hijos/as.

12 respuestas

  1. Gracias Miriam! Mira desde que fuimos a tu consultoria soy un poquito mas feliz, cada minuto, me reforzaste, vi que lo estaba haciendo bien y sobretodo a sentirme mas segura y tranquila en el dia a dia. Serian unos minutos, un ratin el que charlamos, pero fue algo que me lleno de tal manera, que necesitaba, justo eso! Lo necesitaba para seguir con fuerza y mucho amor. Gracias por ese poquito q a sido muy grande para mi!

    1. Montse, qué bonitas palabras! Me alegro tanto…! De verdad… gracias por la confianza. Sois unos padres maravillosos los 2 y la peque es… fantástica, ya os lo dije. Seguid así! Un abrazo

  2. Me gusta muchísimo este tema, me encanta cómo lo tratas y las razones que das, son las que siempre defiendo pero es tan complicado a veces(me refiero a defenderlas).
    Tengo a gente que me dice que lo que tengo que hacer es ser más dura, que no les pasa nada por llorar, que “una torta a tiempo”, que es que ser padre es hacer cosas que no nos gustan por su bien (esto ya me deja fuera de juego).
    Y claro, yo ahí defendiendo el respeto y mi manera de criarles (que para mí es la mejor, pero no quiere decir que lo sea, es la que mi marido y yo elegimos para nuestros hijos, educar con el ejemplo, y eso tarda en dar sus frutos, pero los dará).
    Gracias por tus palabras, por tu tiempo y tu experiencia, en momentos de dudas lo volveré a ver y volveré a estar súper segura de que el camino elegido es el correcto.

    1. Sí, los argumentos que te dan me dejan un poco perpleja, la verdad! Celebro que no les hagas caso, respetes a tus hijos y además, les digas a los que creen que una torta a tiempo vale, que a los niños (ni a nadie) no hay que hacerles eso. Un abrazo

  3. Te agradezco este post….me ayudo mucho a tomar fuerzas….creci en una familia con mucha violencia y gritos….y estoy decidida A criar con respeto …y es dificil….no me sale naturalmente….pero me esfuerzo cada dia!!
    Gracias
    Gracias
    Gracias

  4. Como siempre increíblemente genial!!!! Da gusto rodearte de personas que opinan como yo sobre la crianza, porque como bien dice la compi igual no es la mejor manera de criar a nuestros pequeños tesoros pero para nosotras sí!!!
    Mil gracias por estar ahí Miriam.

  5. Que falta me hacia este video!!!!!! Me miran como un bicho raro porque cojo constantemente a mi bebe de nueves y porque le sigo durmiendo en brazos. Con lo maravilloso que es que mi bebe se acurruque y se duerma…no sabes a lo largo del dia las veces q tengo q oir q bebe esta tomandom el pelo. Se agradece saber q nos soy la unica q piensa asi…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.