Descansar

Cerrado por vacaciones

14.10.2011

El post de hoy es para anunciaros que me tomo unos días de vacaciones, y me las tomo en todos los sentidos, también de la vida 2.0. Tenemos unos días de fiesta y todavía no hemos hecho el “reset” que muchos hicieron en verano, que ayuda a cargar pilas y estar juntos, sin gran cosa más en la cabeza que descansar, decidir “¿qué haremos hoy?”, y disfrutar de esta sensación que me gusta tanto desde hace dos años, que es la de tener una pequeña familia que hemos construido nosotros.

Al principio me planteé descansar de todo menos del blog y continuar escribiendo pero entonces mi compañero, me dio la perspectiva que me faltaba para hacerme entender que vacaciones quería decir vacaciones, también del compromiso de escribir diariamente, o de estar “al día”, e intentar no perderme (a poder ser) nada. Y ya os digo ahora que me costará. Que me costará no escribir en el blog. A ver, tampoco seré estricta, si me viene un ataque de bloguitis, entraré y escribiré. Pero creo que es importante conseguir desconectar de absolutamente todo. La vida 2.0 engancha y mucho. Y a veces, hacer vacaciones de TODO y dedicarnos simplemente a ESTAR, nos cuesta horrores.

Predico mucho en el blog la importancia de estar presentes con los hijos, con la pareja, con nosotros mismos…, o sea que sí, que predicaré con el ejemplo tanto como pueda. Escribiré, evidentemente, porque escribir ya forma parte de mi vida, ya forma parte de mí. Pero escribiré con la calma, cuando me apetezca, cuando lo sienta,… y me permitiré también el espacio para, si me apetece, no escribir nada. Cuando haces vacaciones no sabes por donde se expresará tu cuerpo y tu sentir. A veces crees que harás muchas cosas y cuando las empiezas, te sale un cansancio extremo que no te deja mover ni un paso. Hay mucha gente que se pone enferma así que empieza las vacaciones. Y es lógico: si ha habido mucho estrés, muchas preocupaciones, muy “poco parar”… cuando lo hacemos, el cuerpo intenta hacer limpieza y recuperarse. Y la enfermedad ayuda. Se trata de no llegar a estos extremos y saber también parar a tiempo. Disfrutar de estar fluyendo a otro ritmo, no del día a día. Un ritmo que tiene más que ver con los “tempos” del corazón y del cuerpo y donde la mente queda, por fin, un poco relegada.

Las empiezo con unas ganas que soy incapaz de describir ahora. Me apetecen muchísimo. Las del año pasado, también en octubre, fueron un reencuentro de los tres, como una luna de miel. No sé muy bien cómo explicarlo. Fue lo de sentir “que bien me están sentando estos días”, como si te regeneraran por dentro. Laia aprendió a caminar justo entonces y era impresionante ver cómo era de feliz teniéndonos todo el día (padre y madre) con ella. Esto es una de las cosas más preciosas de hacer vacaciones los tres: verla feliz 24 horas. Sin duda es lo mejor. Y ahora que lo pienso, quizá era por eso que nos sentaron tan y tan bien, porque su felicidad se contagia y es imposible estar a su lado y no vibrar con ella y no sentirte, tú también, extremadamente feliz y agradecida de poder vivir la maternidad y de poder hacerlo a su lado. Sólo cuando tienes hijos puedes saber qué es esto de lo que estoy hablando.

Volveré al blog la primera semana de noviembre. ¡Os echaré de menos! 🙂

(PD: El próximo martes, día 18, saldrá un artículo mío en manresainfo.cat. Como siempre, lo colgaré en el blog, también en FB y Twitter. Pero sólo el martes, jajajaja!)

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Míriam Tirado

Míriam Tirado

Consultora de crianza consciente y periodista especializada en maternidad, paternidad y crianza. Me dedico a ayudar a madres y padres a conectar con sus hijos/as.

9 respuestas

  1. Pues a disfrutar mucho de estos días de descanso y desconexión. Pienso como tu compañero, es importante desconectar al máximo. Yo en mis vacaciones solamente llevaba mi móvil de 19 euros (te puedes imaginar que no tenía internet ni ninguna modernidad) y poca cosa más. Me sentó de maravilla estar al 100 % con mis seres queridos. Aunque he de reconocer que mis libros de historia y mi pequeña libreta para anotar ideas no las pude dejar en casa 🙂
    Lo dicho, a disfrutar mucho y, por supuesto, te hecharemos de menos

  2. Que passeu molt bones vacances!!! Nosaltres en vam tornar fa uns dies i també se’ns van pisar de conya! Quines migdiades més xules amb el meu petit bebè! Gaudeix-ne que passen volant!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados