Por segunda vez en mi vida dentro de unos días tendré que hacer la preinscripción escolar de mi hija (ahora la pequeña). Esta vez, con más experiencia y con cole ya elegido para la mayor lo vivo con calma. Pero la primera vez fue de nervios total. 

Y es que no es para menos. Estamos hablando de una decisión importante y cuando a veces no depende de nosotros, estresa.

De todo ello hablé en estos posts:

«PUERTAS ABIERTAS»

«A LA BÚSQUEDA DE COLE»

 

Si en su momento te perdiste el webinar online «Escoger cole: qué hay que tener en cuenta», puedes escucharlo AQUÍ

Ya sabes, RESPIRA y que tengáis suerte!

 


[thrive_leads id=’6503′]

2 Comentarios

  • Maria

    Uff!! Menudo tema, en esas estamos estas semanas, y como dices, en vez de ser algo que afrontar con ilusión, está siendo desesperante; el papá y yo, no nos ponemos de acuerdo​, el cole que le gusta a mi marido es religioso, y supuestamente muy bueno en enseñanza, además de estar a escasos 5 min de casa.
    Y el que a mi me gusta, tiene un plan de estudios muy respetuoso con el niño, y se adaptan a sus ritmos y necesidades, lo malo es que está a media hora en coche de casa. Y ahí vienen los conflictos, porque aunque no sepamos si podremos entrar, yo le argumento que independientemente de la comodidad, lo primordial es el respeto al niño, y si tengo que sacrificar mi comodidad por mi hijo y su adaptación, estoy dispuesta. A ésto tenemos que incluir los puñeteros comentarios de los abuelos que egoístamente quieren el cercano para que ellos puedan ir en caso de necesidad ( hay una relación mala) con lo que ésto se está convirtiendo en un infierno!!!

    • miriam

      Uf, María, te entiendo… qué angustia… Siento que estéis en esta etapa y de esta forma. Ojalá podáis encontrar un punto de acuerdo. Un abrazo.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.