Control de esfínteres

En el mundo de la crianza, cada época tiene su pregunta. Si tu hijo tiene seis meses la pregunta es: “¿Ya come?”, si está a punto de cumplir un año o ya lo ha hecho, en este caso es: “¿Ya anda?”, y si ronda los dos años cambia por esta otra: “¿Todavía lleva pañales?”.

Nosotros estamos en esta última época y por lo tanto, somos víctimas de esta pregunta o sus variantes una y otra vez.

Tengo absolutamente integrado que el control de esfínteres se adquiere con el tiempo, cuando el niñ@ está maduro para ello y no hay nada que podamos hacer o decir para que maduren o dejen de madurar antes.

El trabajo de los padres en este caso, y diría que en casi todos es, simplemente, acompañarlos en su proceso, que en unos niños será de una manera, y en otros, de otra. No hay más, no hay secreto y, grabémoslo en la cabeza: NO depende de nosotros.

Nos cuesta abandonarnos al “NO CONTROL” y por lo tanto, integrar que los pañales se los pusimos nosotros porque era “nuestra” necesidad y nos era práctico que los llevaran, pero ellos, si pudieran elegir, seguramente hubieran ido sin ellos siempre.

Entonces, entender que son ellos los que deben decir “ahora ya no los quiero” y no nosotros, nos cuesta.

Porque de hecho, tenemos muy interiorizado que somos nosotros los que los vamos llevando por el camino, de la mano, si quieres, pero somos nosotros los que los guiamos. Y yo cada vez estoy más convencida de que son ellos los que nos “guían” a nosotros.

Yo no tenía ninguna prisa en que Laia fuera sin pañales. Tenía tiempo y paciencia y, repito, ningún afán a que ella no los llevara.

Quizás por eso la vida me ha cambiado los planes y ha hecho que mi hija, con 21 meses, un buen día me dijera, “¡Pañal, NO!”. Así, de un día para otro y categóricamente.

Sin posibilidad de diálogo.

Para mí era demasiado temprano, no me lo esperaba y por lo tanto, no estaba preparada. Pero claro, si estaba dispuesta a respetarle que tardara el tiempo que necesitara, también debía estar dispuesta a respetarle que se los quisiera quitar ya en seguida, ¿no?

Así es que aún con ciertas reticencias, no le puse ningún pañal más. Para mi sorpresa, no ha mojado nunca las sábanas y tiene un control del pipí total. De la caca también y no se la hace encima, pero el problema es que le cuesta un poco hacerla. Le cuesta desprenderse, soltarla y claro, la retiene hasta que no puede más.

Mi compañero y yo nos estamos haciendo expertos en acompañarla en el proceso de hacer caca porque es como ir de parto.

Empieza a caminar y a hacer posturas extrañas, de vez en cuando corre, gime y cuando ya no puede aguantarla más y lo sabe, se sienta en el orinal y la hace.

Pero no es tarea fácil y a veces me pongo nerviosa y le digo: “¡sólo tienes que empujar y hacerla!” Y luego me da rabia no terminar de entender que está en esta fase, que ha decidido ir sin pañal demasiado pronto y que por este motivo tiene dificultades en dejarla ir.

No, para ella no es sólo cuestión de empujar, por mucho que su madre le diga cómo debe hacerlo.

Sé que es un proceso y la acompañaremos como hemos estado haciendo hasta ahora, pero a veces me sabe mal cuando las madres, preocupadas porque sus hijos tienen 2 años y llevan pañal me dicen: “¿Ya va sin?”, porque veo que se sienten como si ya hubieran perdido el tren, y sé que cuando lleguen a casa le dirán: “¡ya eres mayor para ir con pañal!” cuando el pobre niño no ha dicho todavía ni mu.

El otro día, en el parque, Laia hizo un pipí allá lejos, en un árbol. Se me acercó una mujer marroquí y me dijo, en castellano y con ciertas dificultades con el idioma, que cuántos años tenía la niña. Le dije que 22 meses y se puso las manos en la cabeza.

Entonces me dijo preocupada que la suya tenía 25 y que no se quería sacar el pañal, y acto seguido la cogió de la mano y le dijo: “¿Lo ves?, esta niña es más pequeña que tú y ya no lleva pañal! ¡Mira!“. 

Me apresuré a decirle que Laia era muy pequeña, que de hecho, para hacer caca aún tenía ciertas dificultades, que cada niño hace su proceso, que no adquieren el control de esfínteres, la mayoría, hasta los dos años y medio, que lo mejor era no presionarlos… pero cuando iba por la segunda frase la mujer ya estaba lejos, con su niña, y todavía le hablaba del mismo tema con cierto tono de recriminación.

Me sentí mal. Por aquella niña, que no tiene ninguna culpa, por Laia, que lo vio todo y no fue muy agradable la escena, y por las madres, que a menudo nuestros hijos nos hacen de espejo y proyectamos en ellos nuestras carencias y faltas de autoestima. Espero que algún día nos perdonen a todas.


[thrive_leads id=’6503′]

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Míriam Tirado

Míriam Tirado

Consultora de crianza consciente y periodista especializada en maternidad, paternidad y crianza. Me dedico a ayudar a madres y padres a conectar con sus hijos/as.

21 respuestas

  1. Me ha encantado tu entrada, como siempre. No sabía que tu hija tenía un mes más que mi hijo, apenas se llevan nada…

    Las comparaciones son odiosas, en esto y en muchas otras cosas. Creo que es complicado aislarse, pero debe serlo aún más para quien no tiene información. Porque quien haya leído y sepa cómo funciona este proceso del control de esfínteres sabrá lo que hay que saber pero quien no, se dejará aconsejar por vaya usted a saber quien y con ve tu a saber qué criterios… lo cual siempre es malo!.

  2. Es que ya no es que sea difícil evitar las comparaciones, es que al menos para mí, es inevitable cuando la práctica totalidad de peques que nos rodean y que tienen la edad de mi hija ya controlan esfínteres, por ellos mismos o, como le digo a mi pareja, coaccionados para que lo hagan. Y eso es algo que yo no quiero para ella.
    Sólo tiene 31 meses, afortunadamente cuando empiece el cole en septiembre no nos piden que vaya sin pañal, si no vaya estrés! Y ella está feliz de la vida con el culete al aire pero control de esfínteres… cero. Cualquier día nos sorprenderá. Paciencia.

    Me ha gustado mucho, Miriam. Gracias.

  3. Me encanta. Yo hice una intentona hace un par de meses con mi peque (tenía 26 meses) porque no quería ver el pañal ni en pintura, pero al cabo de tres días dimos marcha atrás y aquí estamos, esperando a que quiera volver a intentarlo. No distinguía en absoluto cuando acababa de hacerse pis (vaya, que mojado y todo seguía tan feliz jugando, hasta que pisaba accidentalmente “el charco” y se caía, momento en que yo me enteraba del escape), y no quería ni oir hablar de retrete ni orinal. Cuando volví a ponerle el pañal tuve que oír de todo, que si estaba cediendo y entonces él me va a chantajear para no quitar el pañal jamás, que si vale más no rendirse y luchar hasta conseguirlo una vez lo intentas… ¡yo qué sé! El caso es que el enano no estaba en absoluto maduro para el tema, no sólo no se anticipaba sino que no reconocía el origen de su mojadura, y me parece que no hizo ningún mal en esta vida para estar sometido a empapamiento permanente y caídas repetidas por resbalar en sus charcos. Ya volverá a pedir que dejemos el pañal en casa… digo yo!

  4. Jo al.lucino amb la pressa que té tothom per treure bolquers! Tinc un nen de 26 mesos i encara porta bolquer. Però al meu voltant, tothom l’està treient i em fan sentir malament. Ja estic farta de la pregunteta: encara porta bolquer? Doncs sí, i estic esperant que estigui preparat per treure-li!

  5. Quanta raó tens! El nostre fill té 29 mesos i si, encara porta bolquers, pel que jo veig i el conec (pq sóc sa mare) no té cap tipus d’interés en fer pipi al water i jo tampoc el forço la veritat perquè sempre ha sigut molt precoç per altres coses.
    Em molesta molt quan la gent ens pregunta lo del bolquer, i ara que he llegit el teu blog me’n pensaré alguna per quan algú altre m’ho digui.
    Enhorabona!

  6. Muy buena entrada.
    Mi nena todavía es pequeña para el control de esfínteres (la palabra control ya lo dice todo), tiene casi diez meses.
    Hay que estar informados, eso lo primero. Pero por otro lado no entiendo la prisa que se tienen en esta sociedad porque l@s niñ@s hagan todo cuanto antes, ell@s no tienen ninguna prisa, ni falta que les hace. Relajémonos, y quizás así nos vaya mejor.

  7. Gràcies a totes pels vostres comentaris que , sens dubte, enriqueixen aquest blog. Queda clar que ens atabalen massa amb el tema dels bolquers però és responsabilitat nostra deixar o no que ens afectin! Ànims i gràcies altre cop!
    ————
    Gracias a todas por vuestros comentarios que, sin duda, enriquecen este blog. Queda claro que nos agobian demasiado con el tema de los pañales pero es responsabilidad nuestra dejar o no que nos afecten! Ánimo y gracias otra vez!

  8. En nuestro caso es todo lo contrario. Mi hijo acaba de cumplir 3 años y en muy pocas ocasiones me pide estar sin pañal. Sólo en el campo o algunas mañanas en casa hace pipí sin él pero que él sepa que no tiene que ir al baño, que hay otras opciones (un arbolito, una alcantarilla,…). Eso de ir al baño… Y no es que yo le diga nada porque en casa, la verdad es que ni mi marido ni yo le decimos nada. Le invitamos a quitarse el pañal y le decimos que puede hacerlo siempre que quiera. En casa de la familia es diferente, pero intento que no le agobien. Así que seguimos en esa fase. Tengo tiempo y no tengo prisa. Cuando él decida.

  9. A mi em va passar una cosa curiosa. Quan la Ivet tenia 23 mesos va aparèixer la típica conversa dels bolquers amb tota la meva família (bastant extensa) i ens vam acabar discutint una mica, ells em deien que li tragués ja i jo que la Ivet no estava preparada, etc, etc. Total que el dijous següent a la disputa familiar (va ser diumenge) va la nena i em diu que bolquer no, ni de dia ni de nit; i així, com per art de màgia ni un sol pipí ni de dia ni gairebé de nit. Ja us podeu imaginar las frases que vaig haver d’escoltar el diumenge següent ¿no?

  10. Gracias por la entrada, genial como siempre, me enanta leerte, hay veces q sientonue nompuedo añadir nada mas porque son completisimas! Me encanta la forma en que respetáis los tiempos y os adaptáis a las necesidades de Laia, nosotros intentamos hacer lo mismo y la verdad q eso nos libera de muchas presiones y de supuestas fechas que hay que cumplir. Un besito

  11. Me encanto leer esta entrada Miriam, Justamente estamos atravesando similar con mi princesita de solo 19 meses. Hace dias que viene avisando cuando quiere hacer caca, y ayer le saque el pañal, la sente en el inodoro e hizo! no lo podiamos creer. Para mi es prontisimo y no estaba preparada para algo asi… No se si sera definitivo, si estara probando o q… La verdad que no me quita el sueño. Que los deje cuando los tenga que dejar, no tengo ningun apuro! Un cariño enorme, me encanto leerte como siempre♥

  12. Muy linda nota, la comparti en mi pagina.

    Queria contarles que practicamos comunicacion de la eliminacion, higiene natural o metodo sin pañal (o sin el uso convencional de pañal) y lo que creo es que si depende de nosotros. Claro que si les dejamos el pañal todo el dia despues no quieran sacarselo o de tanto obligarlos despues no quieran ponerselo. Yo en casa siempre la dejo sin nada y asi es mas facil aprender a identificar lo que esta pasando, donde solemos hacerlo los adultos y demas. Creo que es una tarea dificil, porque ellos ya tienen sus ritmos, asi que esta en nosotros ver cual es y tratar de seguirlos, adelantarnos o ver gestos que ellos hacen para avisarnos.

    Les dejo mas info por si les interesa:

    Paginas
    http://www.white-boucke.com/reviews/ipspanish.html
    http://www.white-boucke.com/reviews/latespanish.html

    Fisiologia
    http://ecomaternal.wordpress.com/higiene-natural/fisiologia/

    Mi experiencia
    http://www.facebook.com/note.php?note_id=10150616420340331

    Grupo en fb:
    https://www.facebook.com/groups/211370305560673/

    1. Hola Míriam,
      Gracias por tus siempre interesantes vídeos textos y recomentaciones.
      Justamente hace poco encontré información de este tema (en ingles, elimination comunication), también es con un enfoque totalmente respetuoso con el niño.
      Se puede empezar desde el nacimiento, y una vez leído un poco sobre el tema, y me parece que tiene mucho sentido. Es un proceso distinto al que todos conocemos de quitar el pañal, y puede durar muchos meses hasta desecharlos completamente.

      Te agradecería un montón si pudieras dar tu opinión sobre el tema.
      Mi niña cumplió 1 año, y parece un buen punto para empezar.

      Gracias

  13. Hola Miriam, gracias por escribir sobre estos temas. Mi hijo tiene 3 años y se niega en rotundo a hacer pis en orinal/retrete. Mi pareja y yo no insistimos pero las abuelas creo que si le agobian un poco. En el cole es el unico que lleva pañal y nos dicen que no muestra ningun interés cuando los otros niños van al baño. Estan presionando un poco tambien para que empecemos con la “operacion pañal” y ya estoy empezando a preocuparme y a pensar en utilizar el método “conductista” por asi decir. Pensaba que el día en que él lo pediría llegaría, pero casi 37 meses y no…tiene una hermana de 1 año y la verdad creo que le hace querer ser bebé todavía. En fin, no sé muy bien cómo podría ayudarle. Un saludo,

      1. Deixar de parlar-li de l’orinal i del bolquer, acceptar que encara no és el seu moment i deixar-ho. Ell sol, quan estigui preparat i no se senti pressionat, el deixarà. Però abans heu de trencar aquesta dinàmica, perquè hi patiu els dos. Ànims. Una abraçada.

  14. la meva filla no vol que li tregui els bolquers pero te 7 anys lo que pasa es que jo li dig que els deixi i ella em contesta no m’agrada portar bolquers i es fa caca pipi a sobre de nit i de dia

  15. Hola Miriam,

    Mi hija tiene 31 meses y este verano le quitamos el pañal. El de la noche no teníamos pensado quitárselo, pero fue quitarle el de día y amanecer con el pañal seco, así que lo quitamos también. El problema es que hay noches que se le escapa. No todas, pero cuando encadena tres seguidas nos planteamos si hemos hecho algo mal… No me planteo volver al pañal, pero tampoco sé cómo acompañarla cuando se le escapa, qué decir o qué hacer diferente… Espero que lo leas. Muchas gracias por adelantado y un abrazo, Cristina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados