fiesta

El viernes, ¡fiesta!

Estoy nerviosa y ¡sólo es lunes! Sí… sólo. Porque el viernes… ¡SALGO! De noche, evidentemente. Después de más de 2 años, el Viernes saldré de noche, a cenar, a tomar una copa, a charlar (¡sin interrupciones!).

No me lo puedo creer… Durante el embarazo no tenía ganas de salir porque me apetecía estar en casa, ir a dormir temprano, contemplar la barriga, leer… hacer muchas cosas en mi nidito, como las orugas que hacen su capullo antes de convertirse en mariposas.

Y durante este tiempo de crianza de mi hija tampoco lo he echado de menos en absoluto. Por un lado porque la prioridad número 1 durante muchos meses ha sido DESCANSAR, y por otra porque no me ha apetecido nada separarme de mi hija precisamente durante las horas (la noche) en que si se despertaba, me necesitaba más.

Pero desde hace un tiempo que las noches son más fáciles y ella ya casi no se despierta. Desde hace un tiempo he pensado: “y por qué no vuelvo a salir algún día?“.

La llegada de este sentimiento coincidió con la propuesta de una de las niñas de hacer nuestra primera cena-marcha de la vida solas. Los padres-hombres en casa durmiendo con las criaturas y nosotras a bailar. ¡Parece un plan perfecto! Todas dijimos que sí y, después de hacer un calendario y enviarnos mil correos electrónicos para ver cuál era el día que cuadraba mejor a la mayoría, finalmente lo hemos encontrado. El Viernes salimos de marcha. ¡Que tiemble Manresa!

El último día que nos vimos ya les dije que quedaba totalmente prohibido ir a la cena con sujetadores de lactancia.

Pero hay otras cosas que creo que también tengo que hacer, por ejemplo, no estar todo el viernes histérica pensando “que se vaya a dormir temprano, que se vaya a dormir temprano, que duerma, que duerma…” porque si lo hago, no conseguiré dormirla hasta las 23h, que nos conocemos! Porque eso sí, quiero acostarla yo. Todavía toma pecho y estoy encantada de dárselo, también para ir a dormir. O sea que después de la teta, saldré de casa.

Tampoco debo preocuparme por si se despierta cuando no estoy. Últimamente no lo hace, de despertarse, y tengo que confiar en que todo seguirá igual. Y es más, si se despertara, ¿qué pasaría? Pues que su padre la volvería a dormir. Nada más. Confía.

Me tengo que poner guapa. Es obligatorio. No por nadie, ni por nada, sino por mí. Para volver a sentir lo que hacía cuando todavía salía; sentirme estupenda antes de cruzar la puerta de casa.

Importante: tengo que sacar las cosas que últimamente se han colado en mi bolso como juguetes, palitos de pan (por si tiene hambre), un jersey pequeño (por si tiene frío), la crema solar, las toallitas, y cosas por el estilo. Prohibido salir de marcha con este arsenal, me lo autoprohíbo. Como también me prohíbo estar pendiente de la hora y del móvil. Nada de eso. Viviré el presente. Charlaré por los codos, reiré, comeré, haré una copita de aquellas que hace tiempo que no hago, y me lo pasaré bomba. ¡Sí!

Y ahora que lo pienso… mierda, he hecho CERO caso de aquel post que un día escribí sobre el no hacer planes:PLANES FRUSTRADOS“, un post en el que digo algo parecido a “Desde entonces, intento no hacer muchos planes aunque a menudo , tropiezo otra vez, con aquella maldita piedra”. Pero si es justo lo que acabo de hacer: ¡mil planes! Mierda, mierda, mierda… y con la ilusión que me hace salir viernes… de acuerdo.

No pensaré en ello hasta el mismo viernes. No pensaré en ello. No pensaré, no pensaré, no pensaré… Oh… ¡qué ganas tengo de salir con las amigas el viernes! ¡Y de que Laia se duerma temprano! Y de ir a cenar, y a tomar una copa, y ganas de mover el esqueleto, de escuchar música alta, muy alta… Ay, perdón, no pensaré en ello hasta el viernes, no pensaré en ello, ¡no pensaré en ello…!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Míriam Tirado

Míriam Tirado

Consultora de crianza consciente y periodista especializada en maternidad, paternidad y crianza. Me dedico a ayudar a madres y padres a conectar con sus hijos/as.

8 respuestas

  1. Jajajaja… Me parto! Yo salí el viernes pasado por primera vez desde hace … ni me acuerdo. Qué ilusión me hizo ver la noche, respirar el aire de la ciudad fresquito y oscuro, cenar en una terraza llena de adultos y velitas en las mesas, pasear tranquilamente de vuelta a casa con mi marido, como cuando éramos novios… Cómo disfruté! Eso sí, te aconsejo que el viernes duermas una buena siesta… el cansancio es nuestro peor enemigo, y da mucha rabia para un día que salimos que nos venza y tener que volver pronto a casa.
    Ah! Otra cosa! Me puedo ir con vosotras? Jajajajajaja….!
    Un beso.

    1. Uau… después de la prueba del viernes, el siguiente objetivo es salir la PAREJA solos… De hecho, estamos a punto de comprar entradas para ir a BCN a ver a Jamiroquai, ¡qué nervios! Parece una tontería, pero es todo un reto intentar salir de noche, sobretodo porque a las 22h yo ya tengo sueño!!! En fin, lo de la siesta me lo apunto. Y lo otro, seguro que no les importa que seamos una más! Ya lo sabes… nos vamos a reir un montón! 😉 (lástima que te queda un poco lejos, ¿verdad? ;)). Un beso.

  2. Doncs jo m’hauré d’auto-convèncer i confiar en que no es despertarà i que si ho fa es tornarà a dormir amb el seu pare o la tieta (que la tenim a casa). Però tampoc hi pensaré fins al divendres. Del que estic segura és de que no podré evitar mirar el mòbil sovint. Aixó si, quines ganes tinc també de sortir, NENES!!!!
    Petons.

  3. Ah, però després anem de marxa? Això no ho contemplava. Així serà una nit amb totes les de la llei! Jo que sóc la “veterana” del grup no només us recomano la migdiada del divendres sinó que dissabte al matí algú es llevi amb la vostra criatureta que segurament li serà igual que la mama hagi sortit a sopar i es llevarà com sempre. En el meu cas…d’hora!
    Una abraçada!

  4. Ei,que jo m’he demanat festa a la feina tota la tarda per anar a la pelu!!! Estaré estupenda, gorda, però estupenda. jeje. Això sí, jo em sembla que no us acompanyaré de festa després.
    Manresa, que venim!!

  5. M’estreno escrivint en el teu bloc Miriam!!

    En fi, jo també vindré gorda com la Raquel (és una pena que no vinguis a ballar per que podríem fer la dansa de les mandonguilles i si hi hagués la Maca ja no et dic res…)

    Noies, me n’alegro que esteu tant felices de sortir per fi! Jo estic contenta però no puc celebrar la desvirgada, ja que la Greta la posa a dormir l’Ivan quasi sempre i surto com a mínim un dia per setmana (cine o el què sigui), així que en aquest sentit no puc compartir la emoció de la primera vegada, però si que em fa molta il·lu que sortim totes plegades!!

    Un petó i fins aquest vespre!!

    Laia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados