El niño del segundo

6.1.2012

El niño del segundo es un niño de 16 meses que llora cada noche. Es vecino de una amiga mía y según me cuenta, llora cada noche desde hace meses: 20 minutos, 30, 35, 40… lo que tarda en caer rendido después de tanto gritar y llorar que alguien acuda a él. El niño del segundo es un niño como todos los demás, que necesita lo mismo que necesitan los otros niños de 16 meses: saber que los padres están. Que los padres acompañan, que los padres aman, y ayudan, consuelan y cuidan. Pero ha tenido mala suerte porque cuando llora por la noche, cada noche desde que llegó al segundo piso del edificio de mi amiga, nadie entra a la habitación a consolarle, ni a abrazarlo, ni a secar las lágrimas, los mocos y las babas. Creo que ni siquiera es víctima de ningún método…

El niño del segundo integra que está solo, una noche tras otra. Integra que no importa, que no es merecedor del amor de los padres. El niño del segundo integra que la noche es oscura, y que da miedo, y que está solo. Pero es valiente y llora, y llora y llora. Pero es un luchador y grita, y grita, y grita, para que alguien le atienda, para que alguien le calme el alma, que está curtida como no debería estarlo nunca el alma de un niño de 16 meses. El niño del segundo integra que puedes gritar tanto como quieras, que nunca nadie vendrá a ayudarte.

Mi amiga hace meses que se despierta cada noche con los llantos del niño del segundo y piensa «que vayan a verle, que vayan a verle, que vayan a verle…» ya no por ella, para poder dormir una noche seguida, sino por el niño, porque su pena atraviesa las paredes, el suelo y el techo de esa habitación que cada noche cierran para que duerma solo. Y mi amiga me lo cuenta y yo no puedo creerlo y sufro. Y hoy, que me ha vuelto a decir que el vecino del segundo sigue llorando cada noche con la misma fuerza que el primer día, no me lo he podido quitar de la cabeza. Hace horas que lo tengo conmigo, pegado con su demanda, con su reclamo interminable que nadie escucha. Y he conducido del trabajo a casa deseando encontrar a Laia despierta… necesitaba encontrarla despierta, no sé si para olvidar el niño del segundo y conseguir alejar la tristeza que me provoca pensar en él, o para abrazarla muy, muy fuerte, para de alguna manera, conseguir que el abrazo a Laia llegara, también, al niño del segundo. Como si abrazándola a ella pudiera llegar a él, para acariciarle un poco el alma y decirle que es merecedor de lo que reclama cada noche. Que se merece todo el amor, toda la escucha y el calor del mundo, aunque sus padres sean incapaces de dárselo. Abrazar a Laia para trasladarme al segundo piso, abrir la puerta de la habitación y decirle «estoy aquí, vengo a consolarte,… te quiero «.

Cuando he llegado a casa, Laia ya dormía y creo que es el día que he lamentado más no encontrarla despierta. Porque esta noche no la he visto sonreír, ni me ha dicho «buenas noches, mamá», y porque no he podido llegar al niño del segundo. Son las doce y media de la noche y me pregunto si ya debe llorar a esta hora… Por eso me he puesto a escribir. Porque aunque jamás lea estas líneas, le quería decir que lo siento, que su soledad extrema hoy se me ha hecho insoportable, que deseo que algún día encuentre alguien que sí sepa escucharlo, y acariciarlo, y acompañarlo en cada etapa de su vida. Que es merecedor de amor por el sólo hecho de haber nacido, desde el minuto uno en que se supo en el vientre de su madre. Y que lo entenderé si dentro de un tiempo está muy y muy enfadado con sus padres y con el mundo entero. Porque sabré que, de hecho, lo único que quiere es a mamá.

61 Comentarios

  • Míriam

    L’endemà al matí vaig parlar amb la meva amiga i em va dir que sí, que a les 00:30h de la nit, el nen del segon… plorava.
    No puc ni expressar la impotència que vaig sentir…
    —————————————————————————————————————————-
    A la mañana siguiente hablé con mi amiga y me dijo que sí, que a las 00:30h de la noche el niño del segundo… lloraba.
    No puedo ni expresar la impotencia que sentí…

    • Meritxell

      Mare meva, quin patiment, quina impotència! Jo també tinc una veïna que quan la seva filla va néixer plorava cada nit durant bastants mesos, no sé si eren còlics o si no l’anaven a consolar. Vull pensar lo primer.
      Tant de bo, tots els pares sapiguéssin el mal que fa deixar-los plorar

      • miriam

        Seguramente era el primer cas. Una abraçada!

  • Maria

    Que pena, que triste… El pobre.

  • allaquevoy

    Partiendo de la base que unos padres responsables y con dos dedos de frente, quieren lo mejor para su hijo, es del todo incomprensible que tengan esta actitud. No me lo explico.
    No me queda otra que pensar que esos padres no son ni responsables, ni tienen dos dedos de frente.
    :/

    • Míriam

      Totalmente de acuerdo, es incomprensible. Hace meses que dura! Meses! No puedo creerlo, de verdad… Sus padres no tienen ni idea de las necesidades de su hijo, de su naturaleza y como tu dices, son unos irresponsables porque nunca acuden, nunca. Y lo sé, porque mi amiga oye los pasos cuando andan por el piso… Es tan triste…
      Un abrazo

  • Sandra

    Qué pena. Yo fui una vez esa madre de ese niño del segundo que dejó llorar a su hijo más de 2 horas hasta que cayó rendido agarrado a los barrotes de la cuna. Esa tristeza no se me ha borrado del corazón. MAldigo a aquellos que me hicieron creer que ese «método» era ela decuado para un bebé. ME alegro de haber abandonado aquel maldito método. Ojalá esa madre algún día lo abandone también. Besos

    • Míriam

      No, Sandra, tu nunca fuiste como la madre del niño del segundo, te lo aseguro. Lo más triste es que el método que aplican es el de «paso de ti hagas lo que hagas, llores lo que llores… No me importa porque paso de ti»… Y este es el peor de los métodos… Incluso más que el que tú un día aplicaste. Qué bien que sólo fuera un día… Un abrazo!

  • Carol

    Jo Miriam, se me ha encogido el corazón, pobre pequeño. No me entra en la cabeza como puede suceder esto.. se oye a gente hablar de dejarles llorar con una naturalidad pasmosa sin mencionar ni por encima la desolación, el dolor, el horror que tienen que sufrir estos pequeños en la oscuridad. Y yo me pregunto, esto no se puede denunciar? porque esto es maltrato! y no solo le causan sufrimiento a su hijo, también se lo causan a tu amiga, a ti, a mí.. que impotencia, que rabia, que dolor.. cómo reconciliarse con la noche, con el mundo?
    Besos.

    • Míriam

      Carol, es lo mismo que he andado pensando yo estos días; si se podía hacer algo. Si es denunciable. No tengo ni idea, lo que tengo claro, igual que tú, es que esto es maltrato. Así de duro y simple: maltrato a un niño de 16 meses.
      Gracias por tus palabras.

      • Raquel

        Legalmente creo que no seria denunciable ya que al ser tan pequeño no se puede demostrar un maltrato psicologico y solo si fuera un maltrato físico. Aunque a mi si me lo parece!!!!

  • allaquevoy

    ¡Sandra! ¡Tú no eres como ellos!
    Yo he dejado llorar a mis hijos, conmigo al lado, de la mano, en brazos cuando lo han necesitado y con palabras al oído, y no los he dejado nunca más de 3 minutos solos, no es comparable, de la misma manera que no lo es lo que tu hiciste….
    ¿cómo es posible que unos padres dejen llorar a su hijo durante meses…? Qué aberración.

    Se de una chica que no cogía en brazos a su hija ni en el hospital cuando nació, para que no se acostumbrara….será este tipo de madre.

  • Zulema

    Madre mía, se me han saltado hasta las lágrimas, pobre criaturita… y qué poco corazón deben tener esos padres. Sólo de pensar el miedo y desesperaci´n que debe pasar ese pequeño por las noches me pongo mala, espero que su sufrimiento no dure mucho más

    • Míriam

      Te entiendo perfectamente… es lo que siento yo cada vez que mi amiga me cuenta sus noches en ese edificio. Cosas así no deberían de pasar nunca.
      Un beso.

  • Maternarte

    Es muy triste… demasiado triste… una que tiene un hijo no puede creer que cosas así pasen… me da mucha pena ese bebé, creo que si pudiera iría yo a consolarle y hacerle upa…

    • Míriam

      Maternarte, creo que iríamos todas… ojalá alguien acuda y pronto. Gracias por comentar.

  • Mónica

    Se me han saltado las lágrimas leyendo esta historia tan dura para un ser que lleva en este mundo tan poco tiempo, una criatura que llora porque anhela que alguien acuda para curarle tanta tristeza y soledad. Un pequeño corazoncito que desea el contacto de su mami y por eso no tiene consuelo, aun así me sorprende la fortaleza de este pequeño, que después de noches y mas noches de llanto desesperado sigue esperando que su mamá acuda, ojalá esa madre se de cuenta pronto y la próxima noche, antes de que emita su primer quejido, lo tome en sus brazos para no dejarlo solo nunca mas, ese es mi deseo…

    • Míriam

      Mónica… qué bien que le entiendes… que bien que haya tantas madres como tú, que saben lo que siente el bebé y que acuden a calmarlo, a darle calor. Ojalá sus padres se apiaden pronto de él.
      Un beso.

  • Myriam

    Que triste lo que escribiste tocaya, pero sobre todo es triste por que es verdad y por que es comun.

    Ojala todos esos niños y niñas del 2º, del 5º, del 9º….logren que sus padres entren en razón alguna vez y dejen de creer que su llanto es solo por molestar, solo por manipular, solo por eregirse los dueños y señores de su casa.

    Un abrazo.

    • Míriam

      Yo tengo el mismo deseo Myriam. Gracias por comentar. Un beso.

  • allaquevoy

    Me pregunto de qué manera afectará esto al niño cuando sea más grandecito…no podrá confiar en sus padres y además imagino que autoestima cero.
    ¿Qué sentido tiene que le hagan esto?

    • Míriam

      Para mí ningún sentido, sin duda. Sunpongo que querrán hacerle independiente a los 16 meses… En fin.
      Un beso!

  • lamamadeunabruja

    No entiendo la actitud de esos padres, no creo que haya nadie con la cabeza en su sitio capaz de dejar llorar a nadie hasta que caiga desfallecido así que cuanto menos a tu hijo que es a quien más quieres en este mundo.
    Pobre niño, que pensará de todo esto?

    • Míriam

      Yo tampoco lo entiendo. Y el niño supongo que no entiende nada… Que simplemente llora, y llora sin saber muy bien qué demonios pasa que nadie va a atenderle…
      Un abrazo

  • Núria

    BUFFFFF, aquest post fa mal de cor…
    m’ha deixat fatal…
    que trist, per favor… 🙁

    Núria

    • Míriam

      Em sap greu, Núria… entenc que t’hagis quedat malament. Perquè sents empatia i el seu dolor també és una mica el teu. Gràcies.
      Una abraçada.

  • Montse Ayala

    Jo també m’he quedat molt fotuda. Muntem una brigada i anem a abraçar aquest nen una nit? Me n’han entrat ganes. Collons de gent! Això com el dia que des del despatx jo sentia el nadó de la meva veïna plorar desconsoladament. Vaig pensar que li passava alguna cosa a la criatura o que ella no se’n sortia. Però em vaig quedar de pedra quan vaig trucar a la porta per oferir-li ajuda i em va sortir tota suada, vestida d’esport, dient-me que estava fent bicicleta i que el deixava plorar perquè no s’acostumés que hi anés cada vegada que plorava. No et pots ficar a casa dels altres ni qüestionar com fan les coses perquè a mi tampoc m’agradaria que m’ho fessin, però em fan molta pena aquesta mena de gent.

    • Míriam

      Montse el cas que expliques és tan trist… És la ignorància més absoluta sobre què necessita el bebè. És estar molt allunyat de l’instint, de la nostra naturalesa, i sobretot… de l’amor. Quina pena.
      Un petó.

  • allaquevoy

    Ostres, Montse, em quedo glaçada!!!

    Potser ara m’estic passant, però hi ha gent que no hauria de tenir fills….tantes dones que volen ser mares i no poden per després veure aquestes coses..i ja no parlem de les dones que abandonen als seus fills al carrer.
    Ja callo!
    grrrrrrrrrrrrrrrrr

  • Sonia

    Por qué no le regala tu amiga un libro de Carlos González, igual el corazón de piedra que tienen estos padres se les ablandaba y le daban a su pobre bebé el amor que tanto demanda y necesita. Qué clase de persona están haciendo? Ese niño va a ser distinto de los que se crían con amor y hasta se me ocurre pensar que tendrá muy poca seguridad en sí mismo y en los demás. Que lástima, pena que no nos sometan a exámenes psiquiátricos para traer niños al mundo, iban a cambiar mucho las cosas!

    • Míriam

      Ojalá se informaran un poco, sintieran empatía, se conectaran con su hijo para llegar a su alma y darse cuenta de todo lo que está sintiendo. Ojalá pudieran acompañarlo. Supongo que nunca nadie los ha acompañado a ellos tampoco, y así, se va repitiendo la historia. Es una lástima, la verdad.

  • krisanghi

    Yo no se si tu amiga ha hablado con los padres del nino del segundo y le han dicho que estan aplicando el metodo ferber o similar… Creo q no se puede opinar gratuitamente sobre ninguna madre, de hecho cada persona del mundo ha escogido a su madre perfecta para aprender las lecciones que ha venido a aprender aqui. Ninguna madre le hace algo malo a su hijo intencionadamente, todos hacemos lo que creemos correcto con las herramientas de las que disponemos. Aunque obviamente entiendo el post, porque yo tambien soy una persona muy critica que esta acostumbrada a juzgarlo todo y a todos… Toda esta reflexion me vino porque si tu fueras mi vecina al igual escribirias el post por mi si no me conocieras.. Hay noches, madrugadas o dias que mi hija puede que llore media hora, 1 y puede que algun dia hasta haya llegado a llorar dos horas seguidas, lo que tu no sabras es que esta contenida en mis brazos, sacando los nervios que lleva dentro, producto de tanta movida, historias que tu obviamente no sabes, porque no me conoces… Creo que cada madre de ese mundo necesita mas amor y meno s criticas… Porque siento que este post no ayuda a nadie… Te lo digo con todo el carino del mundo.. Un abrazo

    • Míriam

      Hola, Krisanghi. En el post, te habrás dado cuenta que utilizo la palabra «acompañar». Y esto hace la diferencia. Tú acompañas, ellos no. Y lo sé. Por eso he escrito este post. Siento que te haya molestado, no era mi intención. Mi única intención era expresar mi impotencia, mi disgusto con la falta de empatía y mi dolor de saber que hay un niño que sufre noche tras noche sin que nadie acuda. Simplemente eso.

      • Krisanghi

        No me ha molestado!! Yo estaba dando mi opinión, como abogada del «diablo», o más bien desde un punto de vista muy espiritual, quizás tanto que no se ha entendido lo que quiero decir… Y comprendo, hay que ver las cosas desde un punto de vista muy distinto para entender lo que quiero decir… Es simplemente pensar que la vida es una obra de teatro donde hay los «malos» y los «buenos», y en realidad nadie ni es malo, ni es bueno; todos están haciendo lo que el escritor de la obra quiso…
        Ya he dicho que entiendo el post. Y no me he sentido aludida, obviamente yo sé que acompaño a mi niña, pero me hizo pensar en que a veces la gente opina sin tener ni idea de nada… Yo me acabo de mudar a mi piso y no conozco a ningún vecino aún, entonces el escrito me hizo pensar que podrías ser tú una vecina mía, hablando sobre mí sin tener ni idea de la situación!! puras fantasías… 😉
        Sé que al ser madres recientes, tenemos las emociones «a flor de piel» y saber del sufrimiento de otro niño es intolerable… Y no porque lo veamos como un hijo, sino porque nos lleva a nuestro niño interior herido…
        Otro abrazo y gracias, porque me haces reflexionar! 🙂

  • Sònia

    Em fa molta peneta el nen del segon… però encara me’n fa més saber que, de casos com aquest, n’hi ha bastants. I això es veu i es nota, només cal començar l’educació infantil per veure-ho…
    De vegades, però, penso que els pare ho fan per desconeixement, no per falta d’amor…
    Amb el què m’agrada a mi tenir la meva filla al costat a la nit…!!! no saben el què es perden!

    • Míriam

      Segurament molts dels pares que maltracten els seus fills asseguren que ho fan pel seu bé, però això no vol dir que sigui menys maltracte, i per tant, absolutament criticable, denunciable,etc… Quina sort que té la teva filla 😉
      Una abraçada, Sònia…

  • Carol

    Qué pena, se me han puesto los pelos de punta.
    Qué rabia me dan estas cosas, igual que si oimos que en el piso de al lado se está maltratando a una mujer llamamos a la policía en este caso me parece que se debería hacer igual, porque esto para mí es puro maltrato.
    Me has dejado…
    Un abrazo

  • allaquevoy

    Te doy la razón en que no sabemos en qué circunstancias está el niño en el momento en el que llora, como os decía, los míos han llorado estando yo con ellos, pero dos noches uno, tres noches la otra.

    Llorar durante meses noche tras noche es cuanto menos poco habitual. O así debería ser.

    Pero no estoy de acuerdo en que ninguna madre hace algo malo a su hijo intencionadamente…las madres somos personas, y las hay buenas, y las hay malas.

    No digo que la vecina del segundo lo sea, pero que haberlas, haylas.

    Ser madre implica ser responsable, tener sentido común, sacrificarse y no anteponer los intereses de la madre a los de los hijos.

    Parece mucho pero no es nada lo que das comparado con lo que recibes.

    Hasta aquí mi humilde opinión.

  • gloria

    Estic plorant

  • JaviG

    Muy buenas.

    Esto es una pasada, y me pregunto yo, no cabria la posibilidad de dejarles una not informativa en el buzon, o por debajo de la puerta advirtiendo de los riesgos, por el futuro de ese niño, y de esos padres, por denominarlos de alguna manera, Creo que lamentarlo no sirve de nada si no hay un paso siguiente.
    Gracias.

  • María

    No se puede hablar ni prejuzgar tan fácilmente…el segundo de mis hijos lloraba sin para todas las noches, tenia reflujo nocturno, hernia de hiato y el píloro inmaduro…pero todo esto se lo diagnosticaron a los 11 meses después de ir a mil pediatras desesperados porque no nos hacían ni caso..el niño era grande y estaba sano, simplemente era llorón y le dábamos mucha importancia…
    Hacíamos turnos para tenerlo en brazos porque lloraba desconsoladamente y mucho mas si estaba tumbado…
    No sabemos si esos padres se levantan o no a consolar a su hijo.. O si simplemente ni siquiera se acuestan porque le tiene toda la noche en brazos y aun así sigue llorando…yo he dado muchas explicaciones a vecinos y vecinas que me preguntaban: pero es tu hijo el que llora?, y no le cogéis o que pasa?
    Solo quería decir que es muy fácil opinar sin saber ni conocer a los padres, puede que ese niño tenga algún problema y sus padres estén toda la noche con él en brazos consolandole y hablandole al
    Oído..
    Esta noche todas dormiremos mas o menos de un tirón, pero la que seguro que no pega ojo viendo llorar sin parar a su hijo es esa madre, que ninguna sabemos si tiene o no un problema ni lo que esta pasando ni la conocemos para juzgarla!

    • Jordi

      María, creo que es lo más sensato que se ha escrito hoy aquí.

  • Silvia

    Ay por favor que pena! Nunca he entendido cómo pueden haber padres que dejen llorar sin consuelo dia tras dia a un hijo…

  • Mariela

    Por que en todas las respuestas no se nombra al PADRE ? La madre seria la unica responsable en esta situación ? Por que lo raro de esta situacion es que nadie acuda…….Además el aislmiento en que estan siendo criados los niños es pasmoso……y el aislamiento en el que las madres y los padres están ejerciendo su rol, también creo trae este tipo de consecuencias……
    Creo que en un caso asi que me pasara a mi , tocaria el timbre todas las noches por los » ruidos molestos » ( porque si hay una fiesta uno tiene derecho y en este caso no ? ) y con esa escuza que se sienta alguna consecuencia o un mundo externo a ese sistema familiar que se maneja con supuesta total impunidad ante el niño . Aunque es cierto que no conocemos el contexto de este hecho ni la historia y circunstrancias
    Otra mirada posible también es pensar que gracias a la resiliencia todo esto que le pasa al niño tal vez lo pueda trascender siendo un ser diferente a lo que se supone por sus condicionamientos externos tendría que transformarse de grande. Creo que somos importantes pero no tanto, venimos a este mundo con un bagaje propio , intocable que puede llegar a desplegrase mas a allá de nuestra historia familiar….racis por ayudarme a reflexionar

  • Colo

    Míriam, desde luego transmite una gran tristeza y desconsuelo. Entiendo que a veces los bebés lloran durante la noche, incluso durmiendo con los padres, siendo abrazados, mecidos, escuchados y colmados de amor. Pero son ocasiones puntuales, tal vez no se encuentran bien o tal vez necesiten exteriorizar algo. Lo que no es normal es que un bebé llore cada noche, a modo de reloj y repitiendo un mismo patrón. No puedo juzgar lo que no ven mis ojos pero también, al igual que tú, intuyo que el niño del segundo carece de la presencia de sus padres en esos momentos en los que claramente les reclama. Ojalá ese abrazo que podrás darle a Laia viaje hasta él.
    Besos

  • La veïna del primer

    Hola a tots,

    Sóc la veïna del primer, la que ha explicat a la Míriam la història del nen del segon. Entenc totes les opinions que s’han publicat arran del post i per acabar de donar riquesa al debat vull fer unes quantes apreciacions.
    Sé del cert que els pares no acompanyen el nen quan plora per dues raons: la primera és per la manera com plora (si ho sentíssiu encara us esgarrifaríeu més). No és de pena que plora, és de terror. El seu plor no és un lament, és un crit desesperat, que surt de les entranyes i que pot durar fins a 30 minuts i es pot repetir diverses vegades en una nit (aquesta passada, n’han estat 3). La segona raó que m’assegura que els pares no l’acompanyen és que, de vegades (només de vegades), després de molta estona de plorar, sí que l’atenen i llavors el nen calla. Les parets del meu pis són de paper de fumar. Us asseguro que sentiria les atencions dels seus pares (com en comptadíssimes ocasions ha passat) si ho fessin.
    Jo també crec que cap mare ni cap pare deixen patir el seu fill d’aquesta manera gratuïtament, però ho hem parlat amb ells i la resposta va ser «és un nen de 16 mesos i plora. Què vols que hi fem?». «Calmar-lo», vaig contestar, però ja no em va sentir perquè es va posar a cridar i a amenaçar-me. Va ser en la desafortunada trobada que vam tenir per Cap d’Any, quan a la una de la nit van venir a trucar a casa meva perquè els molestava el sopar amb sis persones de 30 anys que estava fent a casa, és a dir, absolutament calmat i amb la música a un nivell més que moderat. Per tot plegat, penso que sí, que quina pena aquest nen que plora desconsoladament i ningú l’atén ni l’acompanya i temo que quan es faci gran no tindrà el millor exemple a casa sobre com respectar els demés sense crits ni amenaces.
    ———————————————————————————————————————–
    Hola a todos,
    Soy la vecina del primero, la que ha contado a Miriam la historia del niño del segundo. Entiendo todas las opiniones que se han publicado a raíz del post y para acabar de dar riqueza al debate quiero hacer unas cuantas apreciaciones:
    Sé a ciencia cierta que los padres no acompañan al niño cuando llora por dos razones: la primera es por la forma en que llora (si lo escuchárais aún os dolería más). No es de pena que llora, es de terror. Su llanto no es un lamento, es un grito desesperado, que sale de las entrañas y que puede durar hasta 30 minutos y se puede repetir varias veces en una noche (esta pasada, han sido 3). La segunda razón que me asegura que los padres no le acompañan es que, a veces (sólo a veces), después de mucho rato de llorar, sí que le atienden y entonces el niño calla. Las paredes de mi piso son de papel de fumar. Os aseguro que oiría las atenciones de sus padres (como en contadísimas ocasiones ha pasado) si lo hicieran. Yo también creo que ninguna madre ni ningún padre dejan sufrir a su hijo de esta manera gratuitamente, pero lo hemos hablado con ellos y la respuesta fue «es un niño de 16 meses y llora. ¿Qué quieres que hagamos?». «Calmarlo», contesté, pero ya no me oyó porque se puso a gritar y a amenazarme. Fue en el desafortunado encuentro que tuvimos en Fin de Año, cuando a la una de la noche vinieron a llamar a mi casa porque les molestaba la cena con seis personas de 30 años que estaba teniendo en casa: es decir, absolutamente calmado y con la música a un nivel más que moderado. Por todo ello, pienso que sí, que qué pena ese niño que llora desconsoladamente y nadie lo atiende, ni le acompaña y temo que cuando se haga mayor no tendrá el mejor ejemplo en casa sobre cómo respetar a los demás sin gritos ni amenazas.

  • Míriam

    Gracias a todos por vuestros comentarios. También a mi amiga, la vecina del primero, por aclarar algunos aspectos.
    Gracias también por el debate, por todas y cada una de las opiniones expuestas en este blog. Yo me enriquezco con cada comentario, me hacéis cuestionar y profundizar en todo lo que escribo. Seguro que a partir de todo lo que he reflexionado hoy saldrá algun otro post.
    Por todo ello, gracias.

  • allaquevoy

    Gracias a ti, Miriam.
    Creo que no hablo sólo por mi si digo que a todas nos ha hecho pensar este post.

  • Catalina de Mamatambiensabe

    Miriam.. duele el alma. Lo sé, pero yo no sé lo que pasa al interior de ese hogar; mi segundo hijo llora mucho, aunque siempre acudo a él, lo consuelo, lo pongo sobre mi pecho y le canto, aunque sus rabietas a veces hacen sordos mis mimos y mis cantos, pero igual yo me quedo allí con él hasta que siento su corazón latir al ritmo del mío, y se calma; ya hace muchos meses que no se agita, ya duerme muy tranquilo pero entre los 9 y los 12 meses sufrimos mucho todos por él… creo que este post debería llegarle a sus padres, tal vez ellos no son conscientes de la necesidad que ese pequeño tiene de ser mimado y entendido, tal vez sus padres estén mas desesperados que el peque mismo, tal vez lo amen a su manera.. tal vez…

  • Eva

    Miriam escribes muy bien y tu relato es muy bonito pero,…no solo da la parcial visión de un lado dejando al otro sin defensa; y voy ha hacer de abogado del diablo:
    No es fácil calmar a un niño cuando no sábes qué le pasa y qué quiere -verdad de perogrullo- y aquí va otra verdad, qué fácil es criticar y juzgar sin saber y más aún qué fácil es ir a decirle a otro que haga o deje de hacer algo que según tus ideas y conocimientos es mejor que lo que él hace. Ahí queda eso, tal vez sea bueno pararnos a pensar que realidades hay miles,… millones y no todas son como la nuestra.
    Os explico mi caso: tengo dos hijos. La primera no se despertaba casi nunca por la noche y nunca tubo problemas(serios o graves) para irse a dormir. El segundo tampoco tiene problemas para irse a dormir pero,… de vez en cuando tiene malas noches en las que se despierta y llora,… y llora desconsoladamente. Voy a verlo y me pide brazos, lo cojo y de repente grita más todavía. Lo retengo en brazos y le hablo, no me quiere, se aparta. Lo vuelvo a dejar y parece que es lo que quiere su llanto baja de intensidad pero no se calma. Le canto, no para. Me callo. No sé que hacer,… vuelve a levantarse y me pide brazos. Lo cojo, … sigue llorando. Lo arrullo,… parece que se calma algo pero sigue berreando. Le comienzo a hacer masajitos en la espalda y finalmente parece que le gusta porque ahora es un quejido ritmico. Después de 30-45 minutos y después de probar todo lo que se puede probar se calma, vuelve a dormir. Pero,… después de 1 hora -2 horas se vuelve a repetir todo el proceso. El orden de lo que os he explicado no es necesariamente siempre igual a veces he intentado el masajito primero, pero tampoco. También he de decir que he intentado lo del deja que llore a ver qué pasa,… y lo que pasa es que después de no más de 3 o 5 minutos a lo sumo se vuelve a dormir, y aunque es descorazonador ya no son 45 minutos de llanto continuo. En fin, no tengo ninguna técnica ya lo sé, e improviso supongo que como todos. Ý como dice Catalina de Mamatambiénsabe, seguro que a ese bebé lo aman a su manera, tal vez nada es malo y todos nos acostumbramos a lo que tenemos,… o no?

    • Míriam

      Hola, Eva. Gracias por tus palabras y por explicar tu experiencia con tus hijos. Una de las diferencias es lo que has escrito «… de vez en cuando…». El caso que explico no es de vez en cuando; es siempre, cada noche desde hace meses. Si lees el testimonio de la vecina del primero verás todo lo que oye y escucha. Es cierto, no he hablado con los padres, los vecinos, y claro, es una visión parcial, mi visión, después de escuchar a mi amiga muchísimos días hablar sobre el llanto desgarrador del bebé que duerme encima de su habitación.
      Un beso.

  • Enrique

    Me parece que el texto es fantasioso y apela al sentimentalismo (barato), para justificar una critica que denota falta de respeto hacia los padres de ese bebe. Es decir, ¿Por qué no te preocupas de tu vida? Me molesta sobremanera la gente como tú. Nos tienen que decir hasta cómo educar a nuestros propios hijos.

    Tu malestar es por tu falta de respeto, no por el bebe.

  • Sònia

    M’ha costat molt, moltíssim acabar de llegir aquest text… no tinc paraules, i quan dic això ho dic de veres. Indignació, ràbia, impotència… senzillament no puc dir res més.

    Enrique: si realmente crees eso de Míriam, es que no entiendes la finalidad de su blog.

  • Mireia

    Esta clar que hi ha gent no enten que no atendre les necessitats basiques d’un nen/a es no nomes una falta de respecte cap aquests nens, sino que tambe es maltracte. Jo tambe sento impotencia, cap infant es mereix ser ignorat!!!

  • Zary

    Pues yo sigo escuchando historias de niños como estos de 2 meses, 2 años, 13 meses.. y no entiendo como puede uno ignorar deliberadamente el llanto de un niño, menos si es su propio hijo.. creo que estamos anestesiados al dolor del otro y somos egoístas, anteponiendo nuestras necesidades y deseos adultos a las necesidades y deseos infantiles que deberían tener prioridad.

  • Gemma

    Avui he recuperat aquest post i m’agradaria saber com va acabar la història del nen del segon. No per xafarderia, sinó x com està el nen actsulemt. Si es rialler, simpàtic, trapella i/o feliç

    • miriam

      Hola Gemma,
      Doncs no ho sé, em sap greu. La meva amiga al final va canviar de domicili. Una abraçada.

  • Melina

    Madre mía! como me ha conmovido este artículo! me ha revuelto las entrañas! quizas porque yo tambien he sido el niño del segundo piso! Ha sido una lectura reveladora, me ha ayudado a sanar, han vuelto a mi recuerdos de cuando era pequeña y ahora comienzo a entender algunas cosas! Cuantos niños del segundo hay en el mundo no… Gracias Miriam con M por compartir tu experiencia, ojalá y algún día no hayan mas niños del segundo piso! Abrazos!

    • miriam

      Gracias a ti por leerte y conmoverte. Por encajar piezas. ¡Un abrazo!

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.