Blog de Crianza Consciente

oxcitocina

Actualidad, consejos, reflexiones... ¡y mucho más!

Empecé el blog en febrero de 2011, en este apartado encontraras más de mil posts sobre crianza consciente, reflexiones, consejos y mucho más para ayudarte a vivir una maternidad y paternidad plena, consciente y feliz. En mi canal de YouTube encontrarás más de 200 vídeos que te ayudaran a poner perspectiva y humor a tu día a día.

Usa el buscador para encontrar lo que necesitas.

Cajón de sastre
Míriam Tirado

Ataques de amor

Empecemos por explicar qué es un ataque de amor: es aquel momento, inesperado, que no viene a cuento, en el que empiezas a sentir algo que se mueve dentro y que te hace decir “te quiero” o te hace correr a abrazar, besar o acariciar a alguien para que note cuánto le quieres. Los ataques de amor siempre son espontáneos y el que los recibe no está nunca prevenido. Pueden pasar al lado de la persona que suscita el ataque o también cuando se está solo por el mero hecho de pensar en él/ella. Ante un ataque de amor se debe actuar siempre porque si se reprime o se bloquea dentro del cuerpo, puedes estar seguro de que pronto te llegará alguna contractura en la espalda o te sentirás frustrado, porque aquel torrente de energía en forma de oxcitocina pura no habrá encontrado vía libre.

Leer Más >>

La teta cura

Si habéis amamantado a vuestros hijos, sabéis que la teta cura. La teta cura la añoranza de mamá, la teta cura los golpes en la cabeza cuando aprenden a gatear, la teta lo cura… todo. Cuando nos echan de menos, cuando se hacen daño, cuando se enfadan o cuando tienen algún disgusto, los niños que hacen teta, se curan. Porque el pecho es leche calentita, es calor, es piel, es contacto, es consuelo y además, es analgésico. De todo ello os he hablado en muchos posts que encontraréis en la categoría de “Lactancia”.

Leer Más >>

La oxcitocina en mi

Me apetecía describir los efectos de la hormona llamada oxcitocina en mí y lo primero que se me ha ocurrido es compararlo con los efectos de alguna droga, pero no puedo hacerlo porque no me he drogado nunca. Ni poco ni mucho. Nada, no he fumado nunca un cigarrillo ni he probado nunca ni la cocaína ni ninguna otra droga que se os pueda occurir. Haber visto los efectos devastadores que puede tener la droga de pequeña supongo que me marcó y tomé la decisión consciente de no quererla en mí.

Leer Más >>