El meu fill no té paciència

Mi hijo no tiene paciencia

Ay, la paciencia o mejor dicho… ay, la impaciencia… Lo que cuesta esperar, ¿verdad? A los niños, sin duda pero los adultos tampoco nos quedamos cortos en este tema! 🙂 

En el video te hablaba de que los niños viven el presente, de que están en la etapa egocéntrica… Este post te puede ayudar a entender cómo funcionan y cómo chocamos a veces los adultos con eso:

LOS NIÑOS Y EL PRESENTE

Y sí, a veces los niños son muy impacientes, porque es lo que les toca. El problema es cuando los impacientes somos los adultos. Se supone que nosotros tenemos que tener más recursos, más herramientas y más autocontrol para poder esperar.

Pero a veces esto no pasa y nos encontramos impacientes y cargando nuestra impaciencia en nuestros hijos…

Un momento en que vemos muy gráficamente que no tenemos paciencia es cuando se enfadan. Queremos que dejen de llorar enseguida, que dejen de rabiar, que dejen de hacer lo que hacen y nos ponemos con la impaciencia en los topes. La gestión de emociones nunca se ha llevado bien con la impaciencia… (por cierto, si sientes que no sabes gestionar respetuosamente las rabietas de tu hijo, quizás este curso te interese).

Justo por eso el año pasado hice este video que creo que te puede ayudar si, algún día, pierdes la paciencia…

Y ahora, a romper una lanza en favor de los niños porque muchas veces sí tienen mucha paciencia, mogollón!

En fin, espero que con todo esto puedas relajarte un poco, ver su impaciencia con un poco de perspectiva, ser más paciente y menos exigente con este tema!

Pero cuéntame… ¿cómo vas de paciencia?


[thrive_leads id=’6503′]

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Míriam Tirado

Míriam Tirado

Consultora de crianza consciente y periodista especializada en maternidad, paternidad y crianza. Me dedico a ayudar a madres y padres a conectar con sus hijos/as.

3 respuestas

  1. Hasta cuando haces gracia me emocionas 🙂
    “Mamá no me puedo aguantar de ti”: mejor frase del año, me ha encantado.
    Podría poner mil ejemplos de este vídeo: cuando estamos en la cola del banco con los peques y les decimos: “ya nos vamos, un momento. No tienes paciencia”. Y acto seguido: “bufff, pues podría ser mas rápido esto.. digo yo…” etc etc etc…
    un beso y gracias por tus videos

  2. Muy bueno,la prisa no va con la crianza respetuosa, cada día me gusta mas lo que te escucho, yo me creía paciente con mi hija y ella me esta dando un master en espera-calma que me viene de maravilla para mi vida, ya casi voy sin prisas, cambio de planes al momento, el aquí y ahora es mi religión, …y no pasa nada . Creo que mi curriculum va a estar mas que repleto con este master que supongo yo, durara toda mi vida. Eskerrik asko Mirian.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.