Niños enmadrados

Niños enmadrados

He perdido la cuenta de cuantos mensajes he recibido de madres agobiadas porque familiares, amigos o incluso la pareja las critica como si estuvieran haciendo algo mal porque su hijo las prefiere a ellas.

“Es que sólo quiere dormirse conmigo”, “Es que no quiere que me vaya”, “Es que no se quiere quedar con los tíos”, etc. Como si el niño tuviera algún problema porque no hace lo que los demás esperan de él.

Por eso me decidí a dedicar un video entero a los niños enmadrados, porque ya va siendo hora que dejemos de culpabilizarlos, los entendamos y los acompañemos como se merecen.

Porque es que además, como he contado en el video, cuantas más ganas tenemos de que no hagan lo que hacen, más lo hacen, porque más inseguridad les transmitimos. “Si mamá, que me hace sentir seguro, no quiere que esté a su lado, todavía me siento más inseguro”, y así. Como una rueda que no para.

Muchas veces, muchas, lo que hacemos para que dejen de ser enmadrados lo único que consigue es que lo sean todavía más. 

He hablado en más de una ocasión de este tema:

“POR QUÉ SÓLO A MI”

“QUÉ ES LA LLAMADA ANGUSTIA POR SEPARACIÓN DE LA MADRE”

Lo ideal sería que entendiéramos que querer estar cerca, pegado, en contacto con mamá es normal y que a medida que van creciendo van desapegándose. Algunos más, otros menos, es muy normal y habitual que los niños se sientan así.

Si lo entendiéramos como algo no preocupante, dejaríamos de agobiar a las familias, y las familias dejarían de intentar hacer cosas para que el niño se desenmadre cuando todavía no está preparado para ello.

Si queréis un adulto pegado a las faldas de mamá, haced que se desenganche de ella cuando no sea todavía el momento, cuando no esté preparado para volar. 

¿Qué hacen los animales? Están con su mamá hasta que pueden valerse por si solos. Pues un niño pequeño no puede valerse todavía por si sólo y cuanto más inseguro se sienta, más querrá a mamá. Pero es que puede quererla también porque le ha pasado algo en el cole, porque lleva unos días un poco pachucho, porque la echó de menos el fin de semana o qué sé yo.

Hace muchos años acompañé a mi amiga al hospital donde se encontraba su abuela moribunda. Ese hospital en concreto era sólo para personas mayores y esa planta había abuelos muriéndose. ¿Sabéis que me impactó? Lo que gritaban algunos: “¡mamá, mamá!” a sus 80 o 90 años… Mamá es importante, mucho, y su impronta queda en nosotros toda la vida, queramos o no.

Dejemos que se empapen de nosotras sin culpas, sin agobios, sin reparos, y un día volarán tan alto y sin miedo que sabremos que ya están preparados para dejarnos. Y estará bien. Y estarán bien. 

Y tú, ¿tienes un hijo enmadrado? Yo sí. Las 2. 🙂

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Míriam Tirado

Míriam Tirado

Consultora de crianza consciente y periodista especializada en maternidad, paternidad y crianza. Me dedico a ayudar a madres y padres a conectar con sus hijos/as.

9 respuestas

  1. Què bó el vídeo! Quina dramatització més emfatitzada avui! I tens tanta raó en tot! L exemple de la parella que marxa a Japó molt ben trobat
    I veient-te m’ ha vingut una pregunta: has fet algun vídeo sobre les SOGRES?!?! Des de l amor i l humor, et podria quedar un vídeo xulo xulo, amb aquesta gracia “sevillana” que tens
    Perquè les mares també es mereixen un però amb el de les sogres segur que ho petes
    Si ja l has fet passa el link plis
    Mua!

  2. Mamitis le llamo yo. Pero lo adoro.
    Eso de levantarte del sofa y el que se quede sentado, te mire y te diga: mama on vas? Jajajaja o vayas al wc y te diga: no tanquis la porta val!?

  3. Ay Míriam qué bueno y qué necesario el vídeo!! Me dan ganas de ponérmelo de cabecera, porque además de oírlo a caaaada persona que ve al niño, tengo que aguantar la cara de condescendencia… Como si me tuviera que sentir mal porque esté emmadrado! Ya no me corto y lo digo, claro que lo está, es lo NORMAL! Raro sería que no quisiera estar conmigo, eso sí que me preocuparía! En fin, y sólo tiene 6 meses…

  4. Como siempre un post genial.
    El caso es que mi peque pasa muchas, muchas horas solo conmigo, y es verdad que está siempre encima y no le gusta perderme de vista, aunque cada vez menos también tengo que decirlo. Pero en esta casa se para el mundo cuando está papá, porque mi hijo está “empadrado”, desde que nació. En cierto momento llega a ser hasta frustrante, porque ves a tu hijo llorando por una caída, un golpe, un susto, o lo que sea, y él sólo quiere el consuelo de su papi, y no poder tocarlo o acercarse, llega a doler un pelin; o que solo quiera dormirse con él. Pero entiendo también que es normal, así que intento no darle mucha importancia. Además mi marido siempre eestá pendiente de decirle cosas como ” mira la mamá qué guapa” “le damos un besito a mamá que nos quiere mucho?”; pero te aseguro que está situación está peor vista por la familia que la mamitis (su padre sigue sin entender porqué su hijo se hacía cargo de cambiar pañales, dar de comer, y sobre todo dormir y consolar al niño; aunque ahora ya lo tiene más normalizado)
    De nuevo gracias, por dar voz a tantas familias!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.