Respira y observa

Siente la naturaleza

Cuando sientas que no te encuentras, o que no te queda energía, o que no ves la salida al túnel en el que quizás sientes que estás… hay algo muy fácil que puedes hacer: sal de casa y ve a ver la salida del sol o la puesta, no importa.

Busca el lugar. Siéntate, respira y espera. No hay que hacer nada más que estar, sentir y observar. Observa los colores y el juego de luces. Nota como la luz llega y te abraza o va desapareciendo a medida que va poniéndose. Son unos minutos con una fuerza y una potencia, que te van a dar la vida.

Sal, siéntate, respira y observa. Después, casi seguro, te sentirás algo mejor. Pruébalo, no hay nada que perder

Ojalá resuene

Artículo publicado en Instagram y Facebook el 17 de Octubre de 2020

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Míriam Tirado

Míriam Tirado

Consultora de crianza consciente y periodista especializada en maternidad, paternidad y crianza. Me dedico a ayudar a madres y padres a conectar con sus hijos/as.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados