Niu de colors

Octubre 2008

 

Tengo tantas ganas de ser madre. Tantas ganas, que a veces me parece que voy a explotar. A veces siento algo parecido a alguien que me llama y tengo la sensación que no puedo esperar más, que tengo que acoger esta alma que siento tan cerca de mí, tan cerca de nosotros y que aún no ha encontrado la manera de llegar … Es un sentimiento desconocido, un sentimiento que no puedo comparar con nada, tan intenso y profundo que a veces incluso me asusta.

 

Tengo tantas ganas que vengas … te estoy preparando un nido de colores, un nido caliente, para que tú mores. Habites en mí, en nosotros. Siento que ya estás aquí, alrededor, observando. Siento que me envías tu presencia y a veces la siento tan fuerte, tan intensa, que me invade una necesidad enorme de correr a hacerte el lecho para que entres en mí y te quedes para siempre.

 

Hace días que no puedo parar de tocarme la barriga a pesar de saber que aún no estás ahí. Aún sabiendo que quizás todavía falta, no puedo evitar acariciarte … es normal, esto que me pasa?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Míriam Tirado

Míriam Tirado

Consultora de crianza consciente y periodista especializada en maternidad, paternidad y crianza. Me dedico a ayudar a madres y padres a conectar con sus hijos/as.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados