Blog de Crianza Consciente

cuerpo

Actualidad, consejos, reflexiones... ¡y mucho más!

Empecé el blog en febrero de 2011, en este apartado encontraras más de mil posts sobre crianza consciente, reflexiones, consejos y mucho más para ayudarte a vivir una maternidad y paternidad plena, consciente y feliz. En mi canal de YouTube encontrarás más de 200 vídeos que te ayudaran a poner perspectiva y humor a tu día a día.

Usa el buscador para encontrar lo que necesitas.

Amor propio
Consejos y reflexiones
Míriam Tirado

Aprender a quererte

En Youtube a menudo, en algún video, se meten con mi cuerpo: “fea, vieja”, you know. Me resbala mil. Nos

Leer Más >>
Visualización
Consejos y reflexiones
Míriam Tirado

Medita conmigo

En este espacio #meditaconmigo, encontrarás todas las meditaciones que realizaré durante estos próximos meses para ayudarte a volver a ti.

Leer Más >>
Crianza consciente
Míriam Tirado

Tu cuerpo es tuyo

Tu cuerpo es tuyo, amor mío, tu cuerpo es tuyo. Cuando tu cuerpo estaba en el mío, lo amé y

Leer Más >>
Autoestima
Cajón de sastre
Míriam Tirado

Somos mucho más

Yo soy bajita, ya lo sabéis. Tú Laia ya me llegas a la altura de los pechos y dentro de dos días serás igual que yo. Vuestras abuela y bisabuela también son bajitas y tenemos las tres el mismo estilo: pequeñas, delgadas y proporcionadas. Hace muchos años, cuando esto de ser bajita me provocaba un poco de complejo es lo que me decía siempre: “pero soy proporcionada”. Me consolaba, mira. Porque siempre, en el cole y en otros lugares, ha habido quien se ha reído de mí. De hecho, y eso más vale que lo sepáis ya ahora, en el imaginario colectivo hay un estándar de cuerpo con unas proporciones y unas medidas. Y si no entras en él, ya has pringado. Uno porque es demasiado gordo, el otro porque es demasiado delgado, uno porque se sale de la media por alto, y otro por abajo. Una porque se sale por los pechos grandes, la otra por los pechos pequeños, uno por unas orejas grandes y el otro por los ojos un poco torcidos.

Leer Más >>

Gripe

Estoy empezando a ver la luz a una gripe que me ha tenido los últimos 6 días absolutamente fuera de juego. Hacía muchos años que no me encontraba tan mal. De hecho, juraría que no había tenido una gripe así de fuerte, con fiebre tan alta y tan malestar desde la adolescencia! Y no recordaba qué era francamente encontrarse tan mal… Estar así y al mismo tiempo, tener una barriga con un bebé dentro casi en la recta final de embarazo no ha sido fácil y he tenido que encontrar mis propios recursos para controlar la mente y no ponerme histérica con la gripe, la fiebre y el dolor de huesos…

Leer Más >>

Embarazo: me transformo

Cada día que pasa me transformo un poco. Me doy cuenta de ello cuando me desnudo y entro en la ducha. Poco a poco, tengo que hacerlo con más cuidado porque la barriga me desequilibra. Me miro los pechos y aparte que hace tiempo que son grandes, las aureolas se han ido oscureciendo, preparándose para que Lua vea los pezones donde agarrarse bien presentes cuando salga de mí. En mi vientre todavía no se ha dibujado la línea alba pero ya es redonda y gorda y ya no puedo ni verme los pies. Hay días que me tira un poco la piel pero pocos, y noto a Lua perfectamente.

Leer Más >>

COS

El meu cos està canviant a marxes forçades, em sento en constant transformació física. Al principi era tot molt subtil però ara ja no. La panxa ja ocupa el seu propi espai tota l’estona, no només als vespres, que és quan me la veia més grossa les primeres setmanes. Ara l’embaràs ja és evident. La gent ja no té por de demanar-me “que estàs embarassada?” perquè saben segur que la resposta és que sí.Mi cuerpo está cambiando a marchas forzadas , me siento en constante transformación física. Al principio era todo muy sutil pero ahora ya no. La barriga ya ocupa su propio espacio todo el tiempo, no sólo por las noches, que es cuando me la veía más grande las primeras semanas. Ahora el embarazo ya es evidente. La gente ya no tiene miedo de preguntarme “¿estás embarazada?” Porque saben que la respuesta es sí.

Leer Más >>
Bebes con prisa
De 0 a 1 años
Míriam Tirado

Bebés con prisa

El primer día que fui consciente de que hay bebés que parece que tienen prisa lo recordaré toda la vida. Vi una niña, no tenía ni dos meses y quería caminar. Sí, sí, quería caminar. Sólo era feliz cuando su madre la cogía por debajo de los brazos absolutamente vertical y ella podía mover sus piernecitas tocando el suelo como si diera pasitos. Os juro que no me lo creía cuando lo veía. Aquella niña había aguantado la cabeza poco después de nacer y con un mes y medio quería caminar. No quería estar en posición horizontal, no quería que la acunaran, sólo parecía que tenía predilección por las cosas propias de bebés más “mayores”.

Leer Más >>