Blog de Crianza Consciente

part

Actualidad, consejos, reflexiones... ¡y mucho más!

Empecé el blog en febrero de 2011, en este apartado encontraras más de mil posts sobre crianza consciente, reflexiones, consejos y mucho más para ayudarte a vivir una maternidad y paternidad plena, consciente y feliz. En mi canal de YouTube encontrarás más de 200 vídeos que te ayudaran a poner perspectiva y humor a tu día a día.

Usa el buscador para encontrar lo que necesitas.

La Lua ya está aquí

Una entrada breve para anunciar que Lua nació el 10 de abril, un jueves poco después de las 16 de la tarde… Nació después de muchas horas de parto (no digo cuántas porque en el fondo, no tiene ninguna importancia) y de intentarlo todo para que saliera vaginalmente. Pero no pudo ser. El parto que yo quería no pudo ser y la Vida me tenía preparados otros planes. Aquella tarde del jueves me hacían la 2ª cesárea de mi vida, otra vez, necesaria. Pero esta vez algo cambiaba y conseguíamos estar los tres juntos en el postoperatorio, con Lua piel con piel, primero con su padre, y justo después conmigo. Me miraba con aquellos ojos abiertos, ojos de persona que lo sabe todo. No la oímos llorar de toda la tarde. Sólo estaba despierta, activa, paciente, serena, feliz. Reptó hasta el pezón y comenzó a mamar. Euforia absoluta, después de tantas horas de trabajo de parto, después de una segunda cesárea…

Leer Más >>

Nos re-encontramos pronto

El d’avui és l’últim post que escric abans del naixement de la Lua. Com més ha anat avançant l’embaràs, menys ganes i necessitat he tingut d’escriure. Suposo que tota la creativitat, tot el poder creador, estava centrat en un punt molt important del meu ventre, la Lua. D’uns dies cap aquí ella va fent el seu procés: es va acostumant a les contraccions, va movent-se buscant la sortida… i jo, la seva mare, faig fent el meu propi procés: acceptar que això s’acaba, gaudir fins a l’últim segon d’això tan meravellós que és gestar un fill a la panxa.

Leer Más >>

A familiares y amigos

Estar embarazada por segunda vez tiene cosas muy buenas y una de ellas es que (a grandes rasgos) sabes un poco lo que te espera. Lo que te espera a ti y lo que les espera a los demás. Cada hijo es un mundo, y no tienen nada que ver unos y otros, es cierto. Pero hay algunas cosas que no cambian y como me conozco y como ya tengo la experiencia de la primera vez, he decidido escribir esta carta a familiares y amigos, ahora que todavía no estoy poseída (del todo) por las hormonas de la maternidad.

Leer Más >>

Entrevista: El parto en casa

Me hace muchísima ilusión presentar esta entrevista. Hace meses que quería hacerla y costó podernos encontrar con Inma Marcos. Queríamos hablar tranquilamente, no con prisas… Y finalmente encontramos el día para hacerlo. El resultado de aquella conversación-entrevista, es la que se podéis leer o escuchar. Os recomiendo que la escuchéis, porque allí está el tono, la entonación, oiréis la risa de Inma, su voz… y seguro que os será mucho más agradable. Yo la disfruté mucho. Espero que vosotros también.

Leer Más >>

La oxcitocina en mi

Me apetecía describir los efectos de la hormona llamada oxcitocina en mí y lo primero que se me ha ocurrido es compararlo con los efectos de alguna droga, pero no puedo hacerlo porque no me he drogado nunca. Ni poco ni mucho. Nada, no he fumado nunca un cigarrillo ni he probado nunca ni la cocaína ni ninguna otra droga que se os pueda occurir. Haber visto los efectos devastadores que puede tener la droga de pequeña supongo que me marcó y tomé la decisión consciente de no quererla en mí.

Leer Más >>

Y todo vuelve…

Raquel hacía cinco meses que había tenido su hijo. Ella decía “tenido” y nunca “parido”. Se había pasado nueve meses soñando el parto perfecto que, sorpresa, no había sido el suyo. La decepción fue máxima y quizás por eso, porque todavía está enfadada, dice “tenido”. Desde que nació su hijo Aran, que sabía que tenía una espina clavada. Aquella cesárea que le hicieron tras seis horas de trabajo de parto con dilatación lenta la tiene grabada en el cuerpo, con una cicatriz que aún duele, y en el alma, porque la rompió por un lugar muy profundo.

Leer Más >>

Todo depende

A menudo hay madres que me consultan preocupadas por culpa de alguna frase categórica que alguien les ha dicho y que les ha hecho entrar el miedo en el cuerpo o mejor dicho, la inseguridad. Lo primero que deben saber los padres primerizos o los que están a punto de serlo, es que en la maternidad y paternidad hay muy pocos blancos y negros y en cambio, hay un montón de grises, de azules, naranjas, verdes, rojos intensos y tantos colores como os podáis imaginar.

Leer Más >>

Re-ubicando el parto

Hace 3 años, cuatro meses y 27 días que dí a luz. Aquello por lo que me estuve preparando durante nueve meses, mentalmente, emocionalmente y también físicamente, pasó un 19 de agosto de 2009 y ahora, la verdad es que me queda muy lejos. Más de lo que pensaba que me quedaría poco después de parir. Pensaba que siempre tendría un recuerdo punzante, claro y nítido del parto. Y evidentemente que lo recuerdo, faltaría más, pero todo ha quedado diluido: no sólo las imágenes de aquel día, lo que pasó y lo que sentí, sino también la importancia que a día de hoy doy a aquel hecho, el parto.

Leer Más >>

Si un día tengo que volver a parir…

Si un día tengo que volver a parir, por favor, que sea en casa. Con los míos, con poca luz, con una ginecóloga que me entienda y me atienda como nos merecemos todas las mujeres y todos los bebés del mundo. Rodeada de mujeres que sepan esperar, apoyarme y animarme cuando lo necesite. Personas de pocas palabras y de mucha, infinita empatía. Acompañada de profesionales que sepan hacer meticulosamente su trabajo y que a la vez, tengan la inteligencia emocional que requiere atender una mujer que está pariendo.

Leer Más >>

Milagro

Las cosas nunca pasan porque sí. Nunca. Poco después de parir tuve un disgusto enorme. Había volcado todas las fotos de los días antes del parto y las de las primeras horas de Laia en el ordenador. De repente, y una vez había borrado la tarjeta de memoria de la cámara, me di cuenta de que no encontraba las fotos por ninguna parte. Como si el ordenador se las hubiera comido. Busqué y rebusqué todas las carpetas y no hubo manera. Maldije la informática y los ordenadores un buen rato, pegando algún grito y diciendo más de un taco. Me puse de mal humor.

Leer Más >>